Connect with us
Salinas Pliego dio a conocer cuánto gasto por el Covid-19. Foto: Twitter Salinas Pliego Salinas Pliego dio a conocer cuánto gasto por el Covid-19. Foto: Twitter Salinas Pliego

Tendencias

Salinas Pliego regalará 1 millón de pesos a tuiteros

Emanuel Mendoza Cancino

Publicada

on

México.- El empresario Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca, anunció que regalará 1 millón de pesos entre sus seguidores en Twitter.

Lanzó una encuentra para preguntarles cómo quieren que los reparta ofreciendo tres posibilidades.

Dijo que podría entregar 1000 premios de 1000 pesos, o 200 premios de 5 mil pesos o finalmente dar 100 premios de 10 mil.

El único requisito claro que está pidiendo a los participantes es tener instalada y actualizada la APP de Banco Azteca.

Aunque no ha dado más datos de cómo entregará él o los premios y a quiénes, ha causado furor entre sus seguidores en redes sociales con el anuncio del premio.

Salinas Pliego informó también que ya salió negativo en las pruebas de Covid-19, luego de que hace unos días resultó contagiado de coronavirus.

El polémico empresario ha sonado en las últimas semanas por llamar a la gente a que no siga el confinamiento que continúe haciendo su vida normal.

Incluso sus medios de comunicación como la revista Vértigo y el canal ADN 40 lanzaron una fuerte campaña sobre las clases en casa, donde según sus comerciales acusan que mientras otros países ya regresaron a la escuela en México insisten en tenernos confinados.

Desde hace unos meses el empresario ha mantenido disputas en varios temas contra el gobierno de Andrés Manuel López Obrador debido al manejo de la crisis del Covid.

Esto mientras desde Palacio Nacional se ha soltado la versión de que en realidad está molesto porque le debe más de 10 mil millones de pesos al SAT y no los quiere liquidar.

A diario mantiene debates en Twitter con otros usuarios por su posición sobre diversos temas o sus viajes en helicóptero o su situación ante el coronavirus.

LEE Salinas Pliego fue positivo a Covid

emc



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estilo

¿La ropa refleja un estatus social?

Avatar

Publicada

on

Por

¿La ropa refleja un estatus social?
Foto Cuartoscuro

Ciudad de México.— La moda en el vestir es pasajera y a veces cíclica; es una huella de la sociedad en el tiempo, que nos da una idea de cómo era la vida cotidiana en épocas pasadas.

Durante los primeros años de la Independencia en México, las prendas marcaban el estatus social y eran muestra de la cultura europea, sobre todo de España y Francia.

De acuerdo con el historiador Javier Torres Medina, de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán de la UNAM, la ropa evoluciona acorde a la estructura económica, social y ética del momento.

En 200 años de Independencia de México, en el país ha evolucionado la forma de vestir; con la ropa se diferenciaban las distintas clases sociales, los niveles de vida, los oficios y las edades, una división que era marcada.

Las mujeres de la clase alta recurrían a vestidos y tocados españoles. Mantillas de color azul o negro, al igual que las faldas amplias y largas, siempre acompañadas de peinetas en el cabello, enaguas, pendientes de oro, collares y sombreros de fieltro. Mientras que las de clases populares confeccionaban sus diseños con telas rústicas como la bayeta proveniente de telares artesanales.

Para la década de 1820, la moda dio un giro, ya que las damas adineradas decidieron cambiar la moda española por el estilo inglés y francés, por lo que agrandaron sus faldas, marcaron sus cinturas y empezaron a usar blusas con mangas tipo globo. Los hombres de la alta sociedad recurrían al frac, sombrero de copa, chaleco y zapato con hebilla o botas, sin olvidar los jabots, un antecedente de la corbata que consistía en gasas anudadas al cuello.

LEE Mujeres indígenas ya no son “Marías”: especialistas

CLASE BAJA

La gente de la clase baja regularmente fabricaba su propia ropa, que era hecha de tela rústica y artesanal. Los artesanos no usaban medias y calzaban alpargatas, incluso varios andaban descalzos y los campesinos recurrían al uso diario de la ruana.

El historiador refirió que, en el antiguo régimen, con la ropa las sociedades determinaban ese estatus, si eras un obispo, cardenal, militar; también el oficio que tenías. “Esto todavía ocurre, te ubican en una posición, pero en esos años una clase social no podía usar la ropa de otro estamento; así fuera un rico burgués”.

De acuerdo con el especialista, la ropa es importante en las trasformaciones y desarrollos sociales, rompe normas, crea hábitos y elementos de valoración de tipo moral. La costumbre de vestirse de negro para vivir el luto proviene de la época del porfiriato. “Para ser una viuda honorable, de respeto, se tenía que vestir de negro. La moralidad y buenas costumbres estaban en esa vestimenta negra”.

Durante esos años se tenía que usar corset y guantes para saludar a las personas, ya que implicaba decencia y pudor; además, tenían que salir cubiertas y con sombrero, sino se dudaba de su moralidad.

VESTIDOS PARA QUINCEAÑERAS

Empezaron a popularizarse también los vestidos pomposos para las quinceañeras, los cuales siguen vigentes, pero con características distintas. Para Nelly Lucero Lara Chávez, doctora en Ciencia Política de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, de la UNAM, la vestimenta es una tecnología de género, “nos vestimos para salir al espacio público y representar este papel que se impone a través de la sociedad, que es convertirnos en mujeres”.

Además, está vinculada con la forma en que se representa el cuerpo. El corset era una prenda restrictiva, pero con la emergencia del movimiento feminista, vinculado al de la Ilustración y la Revolución Francesa, se empezó a ver como dique y disminuyó su uso a partir del siglo XVII, explicó la académica e investigadora.

A finales del siglo XIX e inicios del siglo XX el movimiento sufragista, las encargadas de luchar por el derecho al voto femenino, lograron también trasformaciones en torno a la vestimenta. Reivindicaron su presencia en el espacio público a partir de lo femenino, con lo cual se da una transformación de carácter cultural y social. La emergencia de la clase trabajadora puso de moda, sobre todo entre los varones, el uso del pantalón que por mucho tiempo estuvo ligado a la masculinidad.

LA MEZCLILLA

Para los años 40 y 50 del siglo XX, el uso de mezclilla entre los jóvenes significaba una irrupción, pero para los mayores era una prenda que solo debían usar los trabajadores de la industria pesada. En estos años, las mujeres se incorporaron por primera vez en los espacios laborales y marcó una transformación en el uso de las indumentarias.

En la década de los 60, la revolución social y sexual fue importante en relación a cómo se vestían ellas; el uso del pantalón tuvo una injerencia importante, lo reivindican. Así nace la minifalda, “ya no solo era usar ropa ligera sino cambiar el paradigma de que una mujer que se mostraba iba a ser catalogada a partir de una lectura negativa”, comentó Nelly Lara.

Lara Chávez refirió que en esta década nació la corriente de lo unisex, en la que las personas no tendrían que develar una identidad de género a partir de la vestimenta que portaban. Los hippies son los encargados de reivindicar esta corriente.

LA GUAYABERA DEL PRESIDENTE

Por otro lado, la ropa bordada, artesanal o popular era poco común, solo se la ponían los indígenas, pero a partir de los años 70 tuvo un boom que sigue vigente. De acuerdo con el historiador Javier Torres, el presidente de México Luis Echeverría fue el primero en ponerse una guayabera, como una acción para reivindicarla, “sí, era una prenda de gente de campo, pero estaba muy bonita y se la puso”.

Después en la década de los 80 y 90 se dio el auge de la moda natural y los pantalones acampanados; luego vendrían las medias de red, leggings, tops, guantes sin dedos, las chaquetas, los pantalones de cuero y el uso de cierres, los jeans o pantalones de mezclilla se posicionaron como la prenda esencial hasta el día de hoy.

ebv

Seguir leyendo

Ciencia

¿A menor escolaridad, mayor riesgo de padecer Alzheimer?, especialistas lo explican

Avatar

Publicada

on

Por

¿A menor escolaridad, mayor riesgo de padecer Alzheimer?, especialistas lo explican

Ciudad de México.— La enfermedad de Alzheimer se considera la nueva epidemia del siglo XXI. En la actualidad existen 35 millones de personas en el mundo con este padecimiento, cifra que se duplicará cada 20 años.

De acuerdo con el organismo internacional Alzheimer’s Disease International se espera que para 2030 haya 65.7 millones casos y poco más de 115 millones para 2050.

En México se estima que aproximadamente 900 mil personas padecen Alzheimer esporádico, la forma más común; no obstante, esta cifra podría elevarse a un millón debido a que una cantidad importante de casos no se reportan en los sistemas de salud, afirma María del Carmen Cárdenas Aguayo, titular del Laboratorio de Reprogramación Celular y Enfermedades Crónico-Degenerativas del Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina.

LEE Uber ofrece descuentos a adultos de 30 a 39 años que acuden a vacunarse

Menciona que es la demencia de mayor prevalencia a nivel global y afecta más a la población femenina que a los varones. De cada 100 individuos con esta enfermedad, 60 son mujeres; existen varias hipótesis al respecto, entre ellas la longevidad de este grupo poblacional, así como su relación con los estrógenos.

El número de casos podría ser mayor en el futuro cercano debido a la pandemia de Covid-19, toda vez que los adultos mayores de 65 años que padecieron formas graves, tienen mayor probabilidad de desarrollar una demencia tipo Alzheimer, porque el virus SARS-CoV-2 puede afectar el sistema nervioso provocando inflamación, la cual está relacionada con la neurodegeneración, alerta la científica universitaria en ocasión del Día Mundial del Alzheimer que se conmemora el 21 de septiembre.

María del Carmen Cárdenas explica que 70 por ciento de las demencias son del tipo Alzheimer, caracterizadas por el deterioro cognitivo que va menguando la calidad de vida del paciente, y lo hacen dependiente de un cuidador.

La especialista precisa que en más de 99 por ciento de los casos son del tipo esporádico, no tienen un componente genético y suele aparecer a partir de los 65 años de edad con afectación progresiva y sólo uno por ciento es considerado de tipo familiar o genético, se presenta de los 35 a 40 años, y suele ser más agresiva.

A menor escolaridad, mayor riesgo

Entre los indicadores de los síntomas cognitivos se encuentran las alteraciones en la memoria y en el lenguaje.

Los primeros se caracterizan por la presencia de olvidos frecuentes, pérdida de objetos o su colocación en lugares inadecuados, repetición de preguntas e historias.

Lo anterior se debe a que la región cerebral que está afectada es el hipocampo, área responsable del aprendizaje y la memoria a corto plazo, encargada de elaborar y almacenar nueva información.

LEE ¿Cuántas mujeres hay encarceladas por aborto? Te vas a sorprender

Cárdenas Aguayo resalta que se tiene conocimiento de que una menor escolaridad representa mayor riesgo de desarrollo de Alzheimer.

En México existe un número importante de personas con bajos niveles de estudios, lo que genera menor reserva cognitiva; término que se refiere a la acumulación de la experiencia y la estimulación de las capacidades mentales a lo largo de la vida.

Si se presenta esta enfermedad las conexiones sinápticas son destruidas, y si son pocas con mayor rapidez se manifestará esta demencia.

En cambio, prosigue, si existe una reserva cognitiva puede retrasarse un poco la edad de inicio. “Lo que se sabe por los estudios que se han realizado es que si se tiene una escolaridad alta y una susceptibilidad a esa enfermedad; por lo menos sus síntomas no se van a manifestar a una edad relativamente temprana, sino por arriba de los 80 años”.

ebv

Seguir leyendo

Te Recomendamos