Connect with us
Hormonas Hormonas

Vida y Familia

Denuncian que Planned Parenthood entrega hormonas “como dulces” para cambio de sexo

Criticaron que no ofrezcan un adecuado “consentimiento informado” que explique todos los efectos negativos del tratamiento.

Publicada

on

Estados Unidos.- El portal de noticias católico ACI Prensa publicó que  organizaciones y un grupo de personas transgénero denunciaron que Planned Parenthood, la multinacional del aborto más grande del mundo, está distribuyendo hormonas para el “cambio de sexo” como si fueran “dulces”.

Planned Parenthood es considerada uno de los más grandes proveedores de hormonas para el mal llamado “cambio de sexo” en Estados Unidos.

El centro empezó a dar este tratamiento a 16 estados en 2015 y en la actualidad, lo ofrece a más de 35 mil personas en sus más de 200 sedes ubicadas en 41 estados del país.

Te puede interesar: Directoras de Planned Parenthood admiten vender partes de bebés abortados

Los críticos e incluso los defensores de la ideología de género denunciaron a Planned Parenthood por dar estos tratamientos a adolescentes y jóvenes que lo solicitan sin una adecuada evaluación de su salud y pese a las posibles graves consecuencias a futuro.

Criticaron que no ofrezcan un adecuado “consentimiento informado” que explique todos los efectos negativos del tratamiento.

Además, señalaron que se empieza a medicar desde el primer día de la cita de consulta, excluyendo el historial médico y psicológico de la persona, así como el requisito de tener una terapia previa con un profesional de salud mental.

Entre las sedes que brindan estos servicios se encuentran Mar Monte (San José, California), Washington DC, Sur de Texas, y Pensilvania occidental.

Las sedes de Great Northwest, Hawái, Alaska, Indiana, Kentucky indican que es opcional presentar una carta de un médico para “cirugía de afirmación de género”.

La sede de Upper Hudson indica explícitamente que se puede dar hormonas a “adolescentes transgénero” que “desean evitar los cambios irreversibles e indeseables” de la pubertad, pero precisa que “se requiere el permiso de los padres”.

Jennifer Lahl, presidenta del Center for Bioethics and Culture Network, dijo a National Catholic Register que el documental “The Detransition Diaries”, que será publicado el 19 de septiembre, narra tres casos de mujeres que se arrepintieron de recibir este tratamiento.

Cat Cattinson y Helena Kerschner, dos de las protagonistas, recibieron hormonas masculinas en Planned Parenthood a los 27 y 18 años, respectivamente.

Hoy en día denuncian que se entreguen hormonas a otros jóvenes que luchan contra la disforia de género.

Cat denunció que un médico de la multinacional le indicó inyectarse testosterona en su primera cita, pese a que esta consistió en una llamada telefónica de 30 min donde ni siquiera se evaluó su historial clínico, que incluía un trastorno alimenticio e intentos de suicidio.

Relató que en otra cita de 45 minutos, otro médico de otra sede de Planned Parenthood le autorizó extirparse ambos senos.

Kerschner denunció sufrir daños en su salud luego de que en su primera cita médica, que duró casi una hora, le indicaron iniciar el tratamiento hormonal sin siquiera pedirle la habitual toma de muestra de sangre, porque venía de “tan lejos y parecía ‘muy segura’” de su decisión.

Dijo además que al inicio del proceso la enfermera le indicó inyectarse 25 miligramos de testosterona, y que luego aceptó subir la dosis a 100 miligramos, solo porque ella se lo pidió, argumentando que lo necesitaba porque sus “caderas son grandes”.

“La testosterona y los ataques de ira fueron tan intensos que terminé lastimándome. Así que tuve que ser hospitalizada dos veces por estas razones”, recordó.

La personalidad de YouTube Ryan Barnes, una mujer que apoya a los que deciden “cambiar de sexo” y que se sometió a un tratamiento hormonal en Planned Parenthood, y que luego revirtió su proceso de transición, criticó a la multinacional porque no le hicieron una adecuada evaluación antes de iniciar su tratamiento, sino que le recetaron altas dosis de testosterona.

“Con Planned Parenthood simplemente se les entregan hormonas como dulces a cualquiera que entre por la puerta, independientemente de si realmente eres transgénero o no, o simplemente estás confundido o no”, subrayó.

“Si no fuera tan fácil como entrar y firmar un formulario para algo que cambia permanentemente tu cuerpo por el resto de tu vida en algunos aspectos”, dijo, “no creo que probablemente hubiera hecho la transición”, porque un mayor tiempo para pensarlo “podría haber influido en mi transición”.

Erin Brewer, que fundó Advocates Protecting Children, dijo al Register que la multinacional explica de forma limitada “las consecuencias a largo plazo de estas hormonas”, y advirtió que muchas personas que inician el tratamiento y luego se arrepienten, le dijeron que firman el consentimiento informado solo “porque quieren los medicamentos”.

Basada en su experiencia personal, Brewer critica a los activistas que afirman que si un niño insiste en que es del otro sexo debe hacer la transición. Relató que cuando era niña, dos hombres la agredieron sexualmente frente a su hermano, pero a él no le hicieron daño. “Así que, como un mecanismo creativo de afrontamiento, en mi mente solo iba a ser un niño”, dijo.

También criticó a Planned Parenthood por recomendar a los padres que optan por acudir a un terapeuta, antes del tratamiento hormonal de sus hijos, que se aseguren que este especialista “apoye las identidades LGTB”.

En diálogo con el Register, Quentin Van Meter, endocrinólogo pediátrico y presidente del Colegio Estadounidense de Pediatras, criticó a Planned Parenthood por comenzar a recetar hormonas luego de una “cita de 45 minutos”.

El médico explicó que “la permanencia y la gravedad de los cambios y los efectos secundarios” de un tratamiento hormonal, exigen que el paciente pase por un “examen psicológico extenso” antes de iniciar la medicación.

Advirtió que según un estudio científico, medicar inyecciones de testosterona a mujeres jóvenes puede causarles un aumento anormal y nocivo de su hemoglobina, y que los hombres que se inyectan estrógenos tienen una mayor probabilidad de sufrir “riesgo de trastornos de la coagulación y accidente cerebrovascular”.

ARH



Dejanos un comentario:

México

“Bombas en el Paraíso”, la familia como sostén y esperanza: Adriana Alverde

En su libro Adriana Alverde relata como la Fundación Ale le dio vida y esperanza

Publicada

on

Bombas en el paraíso

Ciudad de México.- El pequeño Ale tenía solo tres años cuando murió de una manera absurda, por una sencilla operación de anginas, pero al hacerlo se convirtió en superhéroe, pues su mamá Adriana Castro de Alverde, en su dolor, tuvo la lucidez para donar sus órganos y ayudar a vivir a otros seis niños. Esto “transformó la muerte en vida”, dijo Adriana, en la charla “Bombas en el Paraíso” que dio en el XIV Congreso Mundial de las Familias, que se realiza en México este fin de semana.

Acompañada de su esposo Luis Alverde, Adriana, madre de cinco hijos, vio en esta acción una esperanza, una forma de dar vida y de vivir a través de otros. Así nació la Fundación Ale que se dedica a promover la donación de órganos, que desde 2004 ha dado una nueva oportunidad a más de mil 300 personas, que han recibido desde córneas hasta riñones.

Adriana se dedicó de lleno a esta labor, pero pronto recibió otra mala noticia, otra bomba, le diagnosticaron cáncer de mamá y sufrió una mastectomía.

Perder un hijo y sobrevivir al cáncer no hubiera sido posible sin el apoyo y el sostén de su esposo, de su familia. Más del 80 por ciento de las parejas a las que se les muere un hijo se separan, indican las estadísticas, señaló Luis Alverde.

El matrimonio Alverde sabe que a pesar de las difíciles pruebas son privilegiados porque en su familia, entre ellos y con sus hijos, hay amor.

“Matrimonio es sostener al otro cuando flaquea, yo lo sostuve y después él me sostuvo a mí”.

TE PUEDE INTERESAR: Inicia el Congreso Mundial de las Familias

Bombas en el Paraíso

Cuando uno de sus hijos escribió un ensayo para una de sus clases en la primaria, Adriana supo que tenía el título para su libro. Diego habló de su familia, en la que era feliz con sus papás y sus hermanos, “a pesar de las bombas que a veces caían en su familia”, pero aun así su “familia es su paraíso”.

Durante años  Adriana supo que tenía que escribir su experiencia y finalmente, dedicando las madrugadas a trabajar en ello, en un año y siete meses terminó “Bombas en el Paraíso”, el libro en el que profundiza como pudo crear la Fundación Ale y salir adelante para sus hijos.

“Bombas en el Paraíso” se publicó en agosto y se presentó también en esta charla como parte del programa simultáneo de Historias de Familia del XIV Congreso Mundial de las Familias.

npq

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Seguir leyendo

México

Inicia en México el Congreso Mundial de las Familias 2022

Busca unir y equipar a líderes, organizaciones y familias para celebrar y fortalecer a la familia como fundamento natural de la sociedad.

Publicada

on

familias

Ciudad de México.- En el marco de la edición XIV del Congreso Mundial de las Familias, el presidente del Comité Organizador, Fernando Milanés recibió la bandera del encuentro que continuará este sábado 1 y domingo 2 de octubre en la Expo Santa Fe.

Con la asistencia de más de 5,000 asistentes en actividades presenciales y virtuales vía streaming.

Te puede interesar: Congreso Mundial de las Familias en México estará disponible en varios idiomas

Al hacer uso del la palabra, el licenciado Manuel Campero, presidente del Consejo de Red Familia, comentó que la defensa de las familias no solo debe ser una campaña de redes sociales, sino una realidad día con día en todos los ámbitos.

Y la defensa de la familia no solo requiere estar incluido en un grupo de WhatsApp o de ser miembro de una asociación de padres de familia, que es muy bueno, que estemos ahí, pero no es suficiente”, indicó.

El congreso fue inaugurado por el cardenal Carlos Aguiar Retes; Brian Brown, presidente de la Organización Internacional para la Familia y del World Congress of Families, así como por José Manuel Campero, presidente del Consejo de Red Familia y el pastor Benjamín Rivera, fundador del Centro Familiar Cristiano de México.

El Congreso Mundial de las Familias es un evento público internacional e interreligioso que busca unir y equipar a líderes, organizaciones y familias para celebrar y fortalecer a la familia como fundamento natural de la sociedad. Se ha convocado trece veces. En México fue en 2004, y los últimos tres en Budapest, Hungría (2017), Chisinau, Moldavia (2018) y Verona, Italia (2019).

Han participado jefes de Estado, connotados expertos, políticos, líderes religiosos y sociales en el ámbito del matrimonio, la familia y la libertad religiosa.

Bajo el tema “Acompañando a las familias en un mundo desafiante”, el Congreso tratará sobre la familia como habitat natural del ser humano y la relación con su ecosistema social: la escuela, el trabajo, la comunidad, las Iglesias, y el mundo del entretenimiento; planteando cómo enfrentar la crisis climática que se vive al interior de las familias.

Con base en evidencia de las ciencias sociales, y desde la perspectiva de especialistas y líderes en diversos ámbitos y religiones, la temática será abordada por más de 50 expositores nacionales e internacionales que, acogiendo a toda persona desde su dignidad, compartirán experiencias y conocimientos para beneficio de los asistentes y de sus familias.

El objetivo general es “Fortalecer a la familia para favorecer el desarrollo integral y pleno de sus miembros”, por lo que las actividades están diferenciadas por edad y por temática de manera atractiva y práctica.

Asimismo, el pastor y predicador evangélico Cash Luna, el actor Eduardo Verástegui y los cantantes Emanuel y Mijares.

ARH

Seguir leyendo

Te Recomendamos