Connect with us
Participantes del 4to congreso por la libertad religiosa Participantes del 4to congreso por la libertad religiosa

Vida y Familia

Líderes se reunieron en el 4to Congreso por la libertad religiosa

Se reunieron para “Luchar por lo que es correcto”, en el marco de la libertad religiosa y la reconstrucción social.

Freya Mendoza

Publicada

on

Ciudad de México.- Líderes religiosos, funcionarios de gobierno y académicos se reunieron en el 4to Congreso de Conciencia Nacional por la libertad religiosa. 

Allí explicaron que el mayor desafío que tiene la libertad religiosa es la imposición de los llamados nuevos derechos y el lenguaje inclusivo. Además de algunas legislaciones que pretenden desconocer la Constitución Política de la República Mexicana.

También se refirieron a la fragmentación del tejido social, la violencia y la inseguridad que no son fruto solamente de ciertas personas que generan este tipo de violencia, sino de toda la sociedad.

Cristian Badillo, director nacional de Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa.

“La mirada actual busca poner el acento en qué hicimos o dejamos de hacer, todos los que conformamos la sociedad”.

A eso se refirió el representante del gobierno federal, Héctor Humberto Miranda Anzá, jefe de la Unidad de Asuntos Religiosos, Prevención y la Reconstrucción del Tejido Social. Quien explicó que esta administración está a favor del diálogo, la tolerancia, la diversidad y el respeto a los derechos humanos.

En ese sentido, señaló que desde la Secretaría de Gobierno, en el marco del Estado Laico, están coordinando acciones con los estados para la reconstrucción del tejido social y la construcción de la paz.

Por su parte, María de Lourdes Gutiérrez Mancera, directora y co-fundadora de la firma “Gutiérrez & Dominici” especializada en Derecho Religioso y Derechos Humanos. Enfatizó en que “ningún derecho humano puede ser invocado atentando contra otro derecho humano”.

Y en representación de la comunidad Judia, el Rabino Edwin Sonier Acosta Tulande, Secretario Regional y de Inclusión del Consejo Rabínico Libre e Independiente de las Américas, ahondó en los errores internos de algunas organizaciones que promueven el fundamentalismo

Por lo que exhortó a poner punto final ante la persecución religiosa, incluso dentro de las instituciones de Fe. 

“Se debe tener presente que es Dios mismo el dueño de toda religión y quien nos ha dado la libertad de elegir nuestras creencias”.

Invitaron a la próxima sesión que se llevará a cabo, el jueves 10 de diciembre; con acceso gratuito en las redes de Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa.

Te puede interesar: Lideres provida se pronunciaron sobre las libertades fundamentales.



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vida y Familia

#Argentinadeluto se convirtió en tendencia por la promulgación del aborto legal

Mañana entrará en vigencia el sistema penal que amenaza a médicos y hospitales en cuanto a la obligación de “garantizar” el aborto.

Freya Mendoza

Publicada

on

imagen de Faro Films-Argentina de luto

Argentina.- Hoy se promulga la Ley de Aborto en Argentina y por esta razón los movimientos celestes realizaron un twitazo para expresar el luto.

El Presidente Alberto Fernández promulga la ley hoy (18 hrs Argentina) y mañana se publicará en el Boletín Oficial. Aunque habría una reglamentación parcial.

Informaron fuentes de ese país, que mañana entrará en vigencia el sistema penal, que amenaza a médicos y hospitales en cuanto a la obligación de “garantizar” la Interrupción Legal del Embarazo (ILE).

Por este motivo las organizaciones ProVida de diversos países realizaron un Twitazo para “continuar defendiendo la vida” y explicar por qué está #Argentinadeluto.

De igual manera se pudo conocer a través de los medios argentinos, que el movimiento celeste realizará una demanda al Estado Argentina por el genocidio que se hace ley en el país suramericano.

fue tendencia #ArgentinaDeLuto
Seguir leyendo

Unión Mujer

Violencia pasiva: un lío del que no es fácil salir, pero que te cambiará la vida

Unión Mujer

Publicada

on

Violencia pasiva: un lío del que no es fácil salir, pero que te cambiará la vida
Foto https://pixabay.com/

Hablar de violencia pasiva puede resultar un tanto incómodo para quienes son conscientes de que es una realidad en nuestro entorno que parece no tener fin. Y esto es porque todos de alguna forma tenemos enraizados comentarios y actitudes que parecen ser inofensivos y que terminan siendo entre otras cosas, violencia.

Para escribir esta breve reflexión, me di a la tarea de revisar algunas investigaciones y estudios sobre el tema y, a pesar de que hay muy buena información que nos ayuda a comprender de donde viene la violencia, quiénes son sujetos susceptibles a ella y las huellas que dejan en una persona que vivió o vive en violencia, no pude responder a la siguiente pregunta: ¿Cómo detenemos esta ola de violencia, que no parece violencia, pero que deja herida?

La violencia pasiva se puede entender como el conjunto de actitudes o comentarios que se realizan de manera consciente o inconsciente y que dejan en la otra persona un sentimiento de confusión. A pesar de que no hubo ninguna pelea, gritos ni manifestaciones notorias de enojo, la persona encuentra expresiones que la hacen sentir culpable, insuficiente, o invisible y peor aún es difícil de detectar y por lo tanto complicado de hablar.

Imaginemos la siguiente situación:

En un domingo por la tarde, una madre comienza a preparar todo para iniciar la semana: lavar ropa, hacer comida y ordenar las áreas comunes. Le pide a su hija que la apoye limpiando su cuarto. Su respuesta: “ya voy, ma”, saliendo del cuarto de su hija levanta la voz y le pide a su esposo que le ayude con los trastes sucios y su respuesta es: “ … “ silencio absoluto, parece ser que él no la escuchó.

Ella sigue con sus labores. Después de unos 40 minutos de quehacer, la madre regresa con su hija para ver como va y se encuentra con el mismo desorden del principio. La madre comienza a sentirse enojada y levanta el tono de voz con su hija: “Te pedí una sola cosa: que limpiaras tu cuarto”, la respuesta de su hija: “Te dije que ya iba, ¿no ves que estaba haciendo algo de la escuela?”. Sale del cuarto, entra a la cocina y, por supuesto que los trastes siguen intactos.

La gran mayoría de nosotros sabe cómo termina esta historia, con una mamá enojada y triste a la vez, e hijos y esposo pensando que es una loca obsesionada con la limpieza.

La situación que describí anteriormente es una escena común de todos los días, los sentimientos que experimentó la madre, todos los hemos sentido de alguna u otra forma. Hay situaciones en donde no hay evidencia clara de un descontento, pero de manera sutil encontramos en nuestros pensamientos confusión, e incluso algo de irritación que nos hace pensar dos veces la manera en que vamos a responder a lo que acabamos de recibir.

Así funciona la violencia pasiva, son respuestas que recibimos, (y quiero aclarar que, en muchas ocasiones, se dan de manera inconsciente) que terminan hiriendo a veces más de lo que pensamos.

Volviendo al ejemplo que narré, la verdadera herida que sintió la madre realmente no fue por el desorden del cuarto o los platos sucios, sino por el mensaje que recibió de sus seres queridos. Por un lado, se pudo haber sentido ignorada ante el silencio del esposo que aparentemente no escuchó y, por otro lado la respuesta de su hija que la hizo sentir desubicada.

¿Cómo salir de este lío? Ciertamente la madre no tiene evidencia suficiente para hacer un reclamo con tono fuerte, tanto su hija como esposo podrán salir victoriosamente librados con excusas como: “no te escuché” o “estaba haciendo mi tarea”. Todo lo que ella sintió es fruto de su percepción de la realidad. ¿Hizo algo mal? ¿Debió haber estado más al pendiente de las prioridades de su hija y esposo? Quizá ¿Debió haber continuado con las labores ella sola? ¿Debió haber expresado su enojo y tristeza a quienes parecen no darse cuenta de lo que ella siente?

Hay varias maneras de terminar esta historia, pero más importante que terminarla, es tratar de que no nos vuelva a pasar a nosotros alguna situación similar. Tanto desde la posición de la madre, como la de la hija y el esposo. Todos podemos hacer mucho para reducir los niveles de violencia en los que vivimos. ¿Cómo? Haciéndonos conscientes del momento en el que vivimos y de cómo decidimos responder ante lo que se nos presenta.

Existen cientos de oportunidades para andar en un camino de paz y de generosidad con el otro, pero la gran mayoría de las veces las dejamos pasar. Nosotros importamos y nuestras prioridades también, pero ninguna persona puede estar en función de nosotros. Si logramos ver más allá, nos daremos cuenta de que lo que nos es insignificante, puede ser importante para el otro y si ese otro es importante para ti, entonces aquello ya no será insignificante.

Si tomamos el momento y lo volvemos consciente, nuestras respuestas no sólo dejarán de ser automáticas, sino que empezaremos a responder desde el amor y cariño que le tenemos a la persona y veremos como prioridad también las necesidades de los que nos rodean.

¿Fácil? Nunca, sobre todo porque luchamos contra nuestras costumbres. ¿Lo vale? Totalmente, la gente que te rodea se empezará a sentir tomada en cuenta y más importante: amada.

La violencia pasiva da fuertes mensajes que se leen entre líneas, empecemos a dar fuertes mensajes de cariño y atención con nuestras respuestas y actitudes.

Alison González Andrade

Seguir leyendo

Te Recomendamos