Connect with us
El silencio de las Víctimas de ASI El silencio de las Víctimas de ASI

Unión Mujer

El silencio de las Víctimas de ASI

Foto pixabay.com
Unión Mujer

Publicada

on

Por Mision AE

*Contenido sensible para víctimas de abuso sexual.

¿Por qué los niños NO dicen, denuncian, revelan el abuso sexual infantil? ¿Por qué las víctimas de todo tipo de abusos y de todas las edades tardan toda una vida en finalmente sacar a la luz las agresiones a las que fueron sometidas?

Los agresores sexuales de niños perfilan conductas similares a cualquier tipo de agresor, pero con la “ventaja” de que su víctima es un niño, mucho más manipulable, inocente y fácil de amenazar que un adulto.

Después, y junto con la seducción o compra afectiva y material de la víctima, el agresor comienza a amenazar. Estas amenazas se agravan si el menor ha hablado y no se le pudo proteger o no se le creyó y continúa bajo el cuidado del perpetrador, como el caso en que el agresor es el padre y vive con su víctima.

Mi niña, a la corta edad de cuatro años , después de un período de ocho meses alejada de su padre, cero contacto, pudo empezar a revelar las amenazas que éste le hacía si se volvía a atrever a decirme que él la estaba abusando.

Estaba sentadita, haciendo dibujos sobre las agresiones sexuales (a petición de ella misma) cuando me acerqué y le pregunté por qué no me había dicho todo lo que su papá le hacía si yo en varias ocasiones se lo había preguntado y ella lo negaba. Agachando su cabecita y encorvando su cuerpecito me dijo: “Mamá, mi papá me decía que me iba a machucar los deditos, que me los iba a cortar con un cuchillo, que iba a prender la estufa y poner fuego, que me iba a meter a la lavadora, que iba a poner veneno en toda la casa…”

Jamás olvidaré su expresión y jamás olvidaré esa escena. Su propio padre le decía esas cosas a su hija y a su hermanita que era una bebé, ¿cómo puede esto ser real? ¿Cómo puede un ser humano estar tan pervertido, dañado, violentado y/o enfermo al grado de volverse un monstruo con unas niñas tan pequeñitas y aparentar tan magistralmente frente a mi y los demás ser un padre cariñoso y responsable?

En otra ocasión antes de dormirse, mi hija comenzó a temblar y me dijo: “Mi papá nos decía a mi hermanita y a mí que tú eras una persona mala, que él iba a llamar a la policía y que te iban a llevar y te iban a hacer pedacitos y te iban a dar a comer a la gente que come gente muerta hecha pedazos. Es cierto eso mamá? Hay gente que come gente muerta hecha pedazos?”

En otra momento me dijo: “Mi papá me decía que si te decía algo, me iba a patear mi chuchú (vulva)”

Por un incidente de violencia doméstica y abuso sexual infantil, en el que bajo la influencia de drogas y alcohol, teniendo alucinaciones, el padre de mis hijas nos encerró en la casa, puso pornografía en la televisión de la sala, me arrebató mi celular y el celular de emergencia, el control del botón de emergencias del alarma de la casa, rompió los cables del sistema de alarma, tiró marcos de ventanas, aspiró droga dos veces, entre otras cosas, la policía se lo llevó de la vida de mis hijas. Durante meses, mi hija mayor vivió con una mochilita colgada al hombro, preparada para huir si su papá llegaba, temblando de miedo cada que veía un carro semejante al de su padre y con crisis diarias de llanto por lapsos de al menos cuatro horas, entre otros síntomas.

En el resumen de la investigación titulada “Es un Secreto”, de la Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia realizada por una década en varias decenas de casos de ASI en varios estados de México, se revela como los agresores les decían a los niños, la mayoría en edad preescolar, que sus padres estaban presentes durante el abuso sexual, pero que eran invisibles. Que ellos tenían dos padres y que unos estaban presentes, que tenían unos padres de otros planetas, que sus padres habían dado permiso para lo que les hacían, entre otras narrativas muy bien estudiadas que buscan confundir, manipular y callar al niño que por su corta edad cree y siente temor.

Las amenazas a las que son sometidos los pequeños si se atreven a decir algo incluyen:

  • Daño físico a la víctima, a sus hermanitos más pequeños, a su madre o familiar que aman.
  • Convencerlos de que el abuso fue provocado por el niño o niña, y que si dicen algo se van a meter en problemas, nadie les va a creer y el agresor negará todo.
  • Si dice algo el abuso será peor o más frecuente.
  • Matar a la víctima o a sus seres queridos.
  • Narrativas ingeniosas o confusas como decirles que porque es el padre él sí puede tocar sus partes privadas, que les van a enseñar a ser novios o a querer a alguien, que lo que hacen es normal y está bien, que todos los padres, tíos, maestros, etcétera hacen lo mismo con sus niños.
  • Piden perdón (falsamente) y prometen que fue la última vez.
  • Que dejarán de darles los regalos, paseos o privilegios que tienen.

Después de leer y escuchar cientos de testimonios de diferentes edades, nacionalidades y agresores, puedo decir que las amenazas y narrativas manipuladoras son similares, horrendas y casi imposibles de creer para una persona con mente y comportamientos sanos.

Te suplico que al escuchar una revelación de ASI pública o privada, respetes y escuches creyendo lo inaudito y sobretodo, no hagas comentarios de incredulidad o revictimización en voz alta o de manera escrita. Esta es otra de las causas principales por las que muchas víctimas eligen callar y podría ser alguien muy cercano a ti quién decida no hablar y seguir condenado a estos abusos.

Otra causa principal es la casi nula protección, apoyo y justicia que reciben las víctimas al denunciar ante las autoridades o sus adultos protectores.

En mi caso, después de casi tres años de litigio, exámenes forenses, órdenes de protección, revelaciones de mis hijas ante terapeutas y autoridades, dibujos y sintomatología, récord criminal y abuso de sustancias del agresor, no recibimos protección y mucho menos justicia.

Los Niños no mienten sobre el ASI, no pueden fabricar estas amenazas patológicas, los agresores sexuales sí mienten, mienten todo el tiempo y son muy peligrosos.

Mision AE

¡Por un mundo donde cada niño esté a salvo!



Dejanos un comentario:

Unión Mujer

Hijos agradecidos, hijos felices

Unión Mujer

Publicada

on

Hijos agradecidos, hijos felices

“Es de bien nacidos el ser agradecidos”

Tiempo de Agradecer, tiempo de compartir. Son tiempos donde el corazón se alegra y se llena de esperanza, estas fechas pueden ser contrastantes; para algunos es alegría, para otros, tristeza o nostalgia, y esto puede ser por las ausencias o pérdidas recientes de seres queridos y en estas fechas se les recuerda con mucho cariño.

Seamos agentes de esperanza, esa chispa que puede encender corazones y recobrar esas ganas de seguir adelante, sin desalentarnos por las pruebas de vida y retos que actualmente el mundo atraviesa, nuestros hijos nos observan cada instante y es muy importante estar atentos y no pasar por desapercibido nuestra actitud ante la vida cotidiana, ellos a través de nosotros perciben el mundo, lo cual es una preparación para su vida adulta.

“Agradecer está formada con raíces latinas y significa “sentir gratitud”. La palabra gracias proviene del latín gratia, la cual deriva de gratus (agradable, agradecido), y en origen gratia en latín significa la honra o alabanza que sin más se tributa a otro, para luego significar el favor y reconocimiento de un favor. FUENTE: Etimologías de Chile

“El agradecimiento es la emoción más saludable y enriquecedora para el organismo. Es la virtud de reconocimiento, valoración y respuesta justa. Además de hacernos sentir bien, es buena para la mente y el cuerpo”. Sonia López Iglesias/ El Pais.

Este tiempo de navidad puede ser el momento perfecto para fomentar el agradecimiento en familia. Aquí te comparto una lista de actividades que puedes realizar con tus hijos.

Agradezcan todos los días. Puede ser antes de comer o antes de dormir , reúnanse en familia y dediquen unos minutos para agradecer, hablen por turnos y escúchense entre ustedes el porqué están agradecidos, se van a impresionar de lo que van a escuchar, será muy enriquecedor.

Reorganicen armarios y clósets. Compartan a personas que necesiten de lo que ustedes tienen guardado. Muchas veces tenemos un objeto o ropa que está ahí bien guardado y sin usar , ahora es el mejor momento para compartir y fomentar la generosidad. Cuiden que sea algo en buen estado y que no sea algo “que les sobre”, demos ese salto a la generosidad.

Cocinen un platillo favorito en familia. A los niños les fascina pasar tiempo con ustedes y que mejor si es cocinando algo rico y en familia. Será un momento de poner pausa al día y convivir.

Busquen una familia o comunidad con necesidades. Adopten una comunidad con necesidades específicas, puede ser un comedor comunitario, casa cuna, asilo de ancianos, fundación de ayuda a personas vulnerables, alguna familia con un miembro de familia con discapacidad, etc. Observen a su alrededor y elijan a quien ayudar. Vayan con ellos y platiquen sobre sus necesidades, pueden invitar a familiares o vecinos a unirse a la causa y ayudar.

Pongan música alegre e inspiradora. Pueden hacer una playlist especial para escuchar cuando estén en casa o incluso la pueden poner cuando tengan trayectos largos o al trabajo. De preferencia busquen música que les de un mensaje positivo y levante el ánimo.

Organicen una salida en familia. De preferencia a un lugar donde puedan tener contacto directo con la naturaleza, puede ser a un bosque , playa, campo, etc. Procurar no tener contacto con dispositivos electrónicos para que sea mas enriquecedor.

Un día sin luz. Esta actividad es todo un reto, pero ayuda a valorar y replantearse que haríamos si en nuestra vida cotidiana no existiera la luz eléctrica. Traten de que ese día utilicen lo menos posible elementos que necesitan de encenderse o conectarse . Será una gran enseñanza para chicos y grandes.

Inspectores de ayuda secreta. Durante una semana conviértanse en inspectores de ayuda secreta, es para estar atentos a las necesidades de los demás y ayudarles sin que se den cuenta. Qué actividades pueden realizar: Tender la cama del otro anónimante, anticiparse y poner la mesa antes de que mamá se levante, poner a lavar ropa sin que se de cuenta la mamá (siempre y cuando ya sepan hacer uso de lavadora / secadora) , Dejar notas con frases de agradecimiento o frases positivas, dejar un chocolatito en la almohada, sacar la basura, lavar y guardar platos, etc. Recuerden que es hacerlo anónimamente para crear un ambiente de colaboración y ayuda sin fin.

Espero que sean de su agrado e inspiración este listado de sugerencias, pueden crecer la lista con más cosas que a ustedes se les ocurran.

“Con un simple «gracias» se puede abrir cualquier puerta”. Anónimo

Autor: Gloria J. Ceja Cervantes. / #FamiliaTodoTerrenoEducandoEnCasa

Seguir leyendo

Unión Mujer

Ser padres sin miedo (sobre todo cuando educamos adolescentes)

Unión Mujer

Publicada

on

Ser padres sin miedo (sobre todo cuando educamos adolescentes)
Foto pixabay.com

Por Arantxa Escribano

Una vez más esta sección tiene que ver con ser padres y no tenerles miedo a los hijos. Sí, lo digo así porque en las últimas semanas me percaté del (permítanme llamarle miedo) a decirles que no a los hijos. A ponerles el límite que necesitan, a enseñarles cómo ellos pueden también hacerlo. Decir “ahora no”, “lo dejo para más tarde”, “me conecto en otro momento”, “esta salida la concretaré otro día”.

Los pre, las fiestas, las giras, las salidas de fin de curso y los viajes de egresados. Todo implica tener que ocuparse.

Explicar por qué si o por qué no. Sentarnos con ellos, a veces pelearnos, elevar el tono, escuchar su opinión, tratar de entender por qué les interesa tanto.. pero al final, la responsabilidad y la decisión es nuestra. De los padres. Los adultos responsables. Quienes educan, quienes orientan y quienes contienen.

Me preocupa esta tendencia donde veo a padres que consultan a sus hijos cuestiones que deben recaer en los adultos.

No les tengan miedo a sus hijos. Acompañen pero no teman la rabieta del adolescente. Créanme que en el fondo y a la larga, lo agradecen.

LEE Ver la vida con ojos nuevos

Sembrar Valores en Familia

Seguir leyendo

Te Recomendamos