Connect with us
¿Lista para reinventarte? ¿Lista para reinventarte?

Unión Mujer

¿Lista para reinventarte?

Foto pixabay.com
Unión Mujer

Publicada

on

Hoy más que nunca necesitamos apropiar el concepto de reinventarnos. Es un tema que aplica para cualquier momento, no solo en este periodo de cuarentena. Aunque sabemos que estamos viviendo una transformación, deberíamos buscar constantemente el cambio por nuestro desarrollo. ¿Te suena la frase “renovarse o morir”?

Como Headhunter, quiero platicarte lo que estoy encontrando en el ambiente laboral enfocado a las mujeres y hacerte algunas recomendaciones para que comiences a reinventarte.

Actualmente los perfiles más demandados en ambientes corporativos son:

Transformación digital, ciberseguridad e inteligencia artificial.

Tecnología como programadores y desarrolladores.

Comerciales y desarrollo de negocios basado en la experiencia del cliente y en posicionamiento de marcas, que atraigan clientes e incrementen las ventas.

Temas de salud y medio ambiente, derivado de la tendencia de llevar una vida sedentaria, así como la atención a padecimientos provocados por este mismo estilo de vida.

Posiciones en Recursos Humanos, la cual es un área ocupada principalmente por mujeres, se buscan especialmente perfiles con habilidades de comunicación y buenas capacidades interpersonales.

Andrea López Romero

De acuerdo con una investigación del WEF (World Economic Forum), los trabajos de nueva creación con mayor tendencia son los analistas de datos, que ayuden a las empresas a tomar mejores decisiones; así como los equipos de ventas especializados, pues todas las compañías buscan reforzar la percepción de valor de su marca y su capacidad de comunicar lo que hacen a sus clientes. Este es un perfil que está siendo ocupado indistintamente por mujeres y hombres.

Los perfiles que se buscan con menor demanda son aquellos en áreas artísticas como música, artes escénicas, así como docencia y trabajo social. Estos últimos, también son desempeñados en su mayoría por mujeres.

Ahora que ya conoces la situación del mercado laboral respecto a los perfiles con mayor y menor demanda, te comparto algunas recomendaciones para que puedas reinventarte.

  1. El cambio comienza en ti. Asegura estar bien contigo. Invierte en ti; amor, tiempo y atención. Reconoce tu valor como mujer. Enséñale al mundo como tratarte a través del trato que te das a ti misma. Sé auténtica y elije tu propio camino.
  1. Observa tus hábitos. ¿Qué comes? ¿Realizas actividad física o pasas todo el día sentada? Analiza los pensamientos y las emociones que tienes con más frecuencia. Intenta identificar tus conversaciones internas. Escoge alimentos naturales y evita los productos procesados, toma agua, mantente en movimiento y encárgate de tener pensamientos enfocados en lo que sí quieres.
  2. Agradece. Procura que sea lo primero que haces al despertar.
  3. Reorganiza todo lo necesario para tu bienestar integral. Elige un hábito que puedas implementar, por ejemplo, leer un libro al mes o realizar 30 minutos de actividad física. Una acción a la vez, obvio no queremos implementarlas todas al mismo tiempo y menos en estos días.
  4. Identifica cuál es tu propósito en esta vida. Defínete a ti misma. Piensa qué es lo que te apasiona hacer, incluso si no te pagaran por hacerlo. De esta manera, podrás decidir si prefieres ocupar una posición dentro de un corporativo o emprender.

Trabajar en un corporativo

Diseña, planea y ejecuta una estrategia que te lleve a conseguirlo. Buscar empleo no es solo mandar tu curriculum vitae a cientos de personas o bolsas de trabajo y esperar a que alguien te contacte, tú tienes que salir a buscar la oportunidad.

Fija horarios en los que estarás buscando empleo, así como una rutina que te permita avanzar en tu búsqueda y dar seguimiento a cada proceso que hayas iniciado. Tu objetivo será siempre llegar a una entrevista que te llevará a una contratación.

Ve a 100 entrevistas, conoce personas y empresas. Perfecciona tus habilidades de venta y de tu propio perfil. Cree en ti. Tú vales mucho y solo cuando realmente lo creas y lo apropies, podrás transmitirlo a otras personas.

¿Tienes muchas dudas? Te sugiero buscar a un coach. Hay muchos que trabajamos acompañando a otras personas en la búsqueda de empleo, hasta lograr que encuentren lo que necesitan.

¡Quiero emprender!

Si has elegido emprender, me emociona decirte que hay miles de posibilidades en este sector, porque de verdad creo que en el futuro inmediato es la mejor opción.

Aquí puedo ser menos objetiva porque actualmente mis principales proyectos como Headhunter son acercar oportunidades de emprendimiento a personas que tienen una actitud todo terreno y empoderar mujeres emprendedoras.

Dejando esto de lado, creo que emprender te permite estar más enfocada en ti y tener tiempo para vivir con una mejor calidad de vida. Además, puedes tener flexibilidad de horario para desarrollar rutinas de cuidado personal como hacer ejercicio, organizar tu dieta, pasar tiempo con tu familia y generar ingresos. Incluso puedes llegar a ofrecer trabajo a otras personas.

Mucho ojo, emprender no significa trabajar menos, de hecho, estoy segura que trabajamos más, sin embargo, trabajamos construyendo patrimonio para nosotras mismas, en lugar de trabajar para el patrimonio de alguien más.

En esta área tienes la oportunidad de trabajar con base en tu propósito de vida y disfrutar tu actividad profesional. Hay muchos coaches de emprendimiento y de emprendimiento digital que te sugiero buscar y si encuentras valor, busca que alguno de ellos te acompañe en lo que decidas hacer.

Cualquiera de las dos modalidades requiere de un cambio de mentalidad, que es trabajar primero en ti y en tu bienestar para que todo lo demás suceda en consecuencia. Busca desarrollar habilidades como la compasión, empatía, comunicación, resiliencia y creatividad.

No pierdas de vista trabajar en aquello que solo tú puedes crear, me refiero a crear una mejor versión de ti, siempre inspirando con el ejemplo a tu familia, ellos te están siguiendo. Entonces trabajar en crecer tu quehacer profesional parte de lo que te mueve, con entusiasmo y buscando esa paz que todos queremos para irnos tranquilos a dormir con una sonrisa cada noche.

¿Un último consejo? Al reinventarte busca crear una tribu de personas que realicen actividades que te empoderen.

Sí, es tiempo de reinventarnos y… sabemos que estamos listas.

LEE Mujeres policías, agredidas por feministas, reciben aplausos de sus compañeros

Andrea López Romero



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unión Mujer

Ser padres sin miedo (sobre todo cuando educamos adolescentes)

Unión Mujer

Publicada

on

Ser padres sin miedo (sobre todo cuando educamos adolescentes)
Foto pixabay.com

Por Arantxa Escribano

Una vez más esta sección tiene que ver con ser padres y no tenerles miedo a los hijos. Sí, lo digo así porque en las últimas semanas me percaté del (permítanme llamarle miedo) a decirles que no a los hijos. A ponerles el límite que necesitan, a enseñarles cómo ellos pueden también hacerlo. Decir “ahora no”, “lo dejo para más tarde”, “me conecto en otro momento”, “esta salida la concretaré otro día”.

Los pre, las fiestas, las giras, las salidas de fin de curso y los viajes de egresados. Todo implica tener que ocuparse.

Explicar por qué si o por qué no. Sentarnos con ellos, a veces pelearnos, elevar el tono, escuchar su opinión, tratar de entender por qué les interesa tanto.. pero al final, la responsabilidad y la decisión es nuestra. De los padres. Los adultos responsables. Quienes educan, quienes orientan y quienes contienen.

Me preocupa esta tendencia donde veo a padres que consultan a sus hijos cuestiones que deben recaer en los adultos.

No les tengan miedo a sus hijos. Acompañen pero no teman la rabieta del adolescente. Créanme que en el fondo y a la larga, lo agradecen.

LEE Ver la vida con ojos nuevos

Sembrar Valores en Familia

Seguir leyendo

Unión Mujer

Ocho estrategias para lograr una educación familiar con sentido

Unión Mujer

Publicada

on

Ocho estrategias para lograr una educación familiar con sentido
Foto pixabay.com

Por Muma Tena

Ser padres es un gran reto, implica esfuerzo, mucho autocontrol y autoconocimiento, una vida estructurada y entregada en la que se entrelazan muchos factores que ponen a prueba nuestra creatividad. Formar una familia es un proyecto trascendente que debe ser tomado en serio.

A veces resulta difícil elegir qué rumbo educativo tomar con nuestros hijos: ser más duro o más cariñoso, más exigente o comprensivo, más disciplinado o espontáneo. ¿Cómo saber qué camino tomar con cada uno? ¿Cómo compaginar la educación de los hijos con la vida en familia?

Lo más importante, que seguramente ya tienes, es el amor. Para los hijos, saberse queridos y aceptados es requisito indispensable para dejarse guiar. La intención correcta de querer impulsarlos a que sean la mejor versión de sí mismos, será lo que inspire tu rol como principal formador.

A continuación, se presentan algunas recomendaciones que resultan muy efectivas para lograr una educación familiar integral, con sentido.

  1. Crea un ambiente amable:

Las familias en donde se respira paz y confianza inspiran a que quienes conviven dentro, se desarrollen con más armonía y seguridad, generando vínculos cercanos y lazos que alimentan el área psicológica de sus miembros.

  1. Reconóceles sus aciertos y cualidades:

Todos los padres queremos hijos competentes y seguros, la mejor forma de lograrlo es validándolos, hacerles apreciar su unicidad -aquellas virtudes que tiene que los hacen especiales- y explicándoles que los talentos que tienen brillan más cuando se comparten con los demás. Esto será un escudo que los proteja cuando factores externos pongan en duda sus capacidades. Aquello que les digamos nuestros hijos sobre su persona formara en gran medida su autoconcepto. Por esto mismo, transmitámosles un modo optimista de ver el mundo, los errores y problemas.

  1. Ten en mente que sus reacciones son espejo de las tuyas:

Recuerda que lo que haces influye más que lo que les dices. La personalidad se forma por lo que se aprende, y como padres debemos reconocer que nuestro ejemplo, nuestro modo de comunicarnos y tratarnos, de manejar las emociones y el estrés, serán las herramientas con las que nuestros hijos cuenten para hacerlo; por lo tanto, resulta vital cuidar que nuestras acciones reacciones, palabras y actitudes sean congruentes entre sí, llevándoles a confiar en nosotros.

  1. Observa y reconoce las necesidades e intereses de los hijos:

Saber identificar qué es lo que cada hijo quiere y necesita es una tarea titánica porque requiere tiempo y atención. Esta información cuando se aprovecha, abre canales de comunicación y crea puntos de encuentro: los hijos que saben que sus padres los conocen e impulsan se desarrollan con mayor soltura, sintiéndose apreciados y apoyados. Realizar actividades en conjunto en las que se exploren los diferentes intereses de sus miembros es una gran estrategia para “hacer familia”.

  1. Aprovecha los momentos de equivocaciones como oportunidades formativas:

Enseñémosles que de los errores se puede sacar un aprendizaje, que el único que no gana nada es quien se queda sin hacer nada.

  1. Traza un plan personal de mejora de cada hijo (y del matrimonio):

Para sacar adelante cualquier proyecto se debe contar con un plan seguir, lo mismo sucede con la educación por los hijos. Los padres debemos ir construyendo, en conjunto, un plan concreto para identificar qué áreas de oportunidad trabajar y que cualidades potenciar en cada uno de nuestros hijos (hacer uno como matrimonio es clave también). Sin un objetivo no hay manera de avanzar hacia ninguna dirección. Aunque haya momentos de espontaneidad en familia, la formación no debe dejarse para después, pues ha de buscarse el momento oportuno para darles el acompañamiento que requieren.

  1. Establecer un horario o rutina:

En familia organicen un horario en el que se integren las actividades de cada uno, con la finalidad de que haya un orden en las mismas. Esto ayudará a evitar malos entendidos y a consolidar hábitos. La rutina genera seguridad en los niños puesto que les da estructura, dentro de ella se deben incluir las siguientes actividades: tiempo para hacer tarea, hobbies, lectura, hábitos de higiene y alimentación (baño, comida, cena), tiempo de esparcimiento y juego, así como de sueño. Es indispensable que en los fines de semana se invierta tiempo en actividades familiares que generen sentido de pertenencia y abran al diálogo. Regular el tiempo en pantalla que pasan es fundamental, así como la calidad del contenido que se está consumiendo.

  1. Encargos:

Reunirse por lo menos una vez al mes para establecer los encargos que cada miembro de la familia llevará a cabo para responsabilizarse y tener un papel activo en la familia de acuerdo a su edad resulta muy enriquecedor. Todos los integrantes deben reconocer que la casa y la familia es de todos, por lo que hay roles que cada uno puede desempeñar para que haya un ambiente de cooperación. Hasta los hijos pequeños tienen capacidad de aportar algo a la familia. Algunas actividades a realizar pueden ser las siguientes: regar las plantas, alimentar y cuidar de las mascotas, hacer la cama, poner y recoger la mesa, preparar los lunches, aspirar, sacar la basura, entre muchas otras.

El rumbo de la familia se verá influido positivamente al aplicar lo anterior. Recordemos que cada hijo y cada familia es distinta, que los planes y proyectos siempre deben ser flexibles y realizables, de lo contario pueden generar mayor frustración. No existe familia perfecta, simplemente familias que luchan por mantenerse unidas y sanas.

¡ATRÉVETE A SOÑAR EN FAMILIA!

LEE De raíces y ramas

Seguir leyendo

Te Recomendamos