Connect with us
Trabajo y plenitud Trabajo y plenitud

Unión Mujer

Trabajo y plenitud

Unión Mujer

Publicada

on

El éxito enfocado en la carrera profesional es un ideal difundido en todas las personas. Todas queremos ser exitosas, lo natural es querer ganar. Sin embargo, a ese deseo se le suma un terror al fracaso pues, socialmente, parece que quien no trabaja y tiene cierto estatus, ha fracasado en su camino hacia la plenitud. Como personas, como mujeres, ¿Cuál es la respuesta que debemos de dar ante esta presión?

La plenitud es completamente individual. Cada una de nosotras es distinta. Así como cada una es única e irrepetible, cada una también encuentra en esa vida individual, su propia plenitud. Nadie puede imponer la verdadera receta para la plenitud, porque es propia de cada una. La realización de la propia vida es única, como única es la persona. Los patrones que se impongan, limitando la libertad individual, estorban el desarrollo pleno, el desarrollo libre que guía hacia la felicidad.

Sin embargo, vivimos en sociedad. No se pueden negar realidades como la presión social, los estándares que parece debemos cumplir, o el aparente vacío que podemos sentir si no cumplimos con lo que la sociedad nos exige. La presión existe, las expectativas están muy altas. ¿Qué hacer? ¿Cómo responder? Cada una como se sienta cómoda y plena, considerando que el vivir en sociedad requiere una actitud de apertura y servicio a los demás.

Al aceptar el supuesto de que vivimos en sociedad por nuestra naturaleza sociable, la familia cobra una especial importancia en el camino hacia la plenitud individual.

Como mujeres, ¿el tener una familia entorpece necesariamente el desarrollo profesional? ¿Desarrollarse profesionalmente implica la incapacidad o imposibilidad de vivir en una familia estable? No.

La palabra «desarrollo» se refiere a cualquier cambio o transformación, pero también tiene una connotación de crecimiento. Entonces, ¿la familia entorpece el desarrollo profesional o viceversa? Si se trata de un verdadero desarrollo profesional que implique un crecimiento, la familia no estorba. ¿Por qué? Porque el crecimiento personal debe incluir todas las esferas de la vida, incluyendo la familiar y la profesional. En el momento en el cual el trabajo o la carrera profesional impida que la persona pase tiempo con su familia, entonces no se está teniendo un verdadero desarrollo profesional sino un desempeño de actividades que se vuelven dañinas.

El crecimiento es vital para la persona. El estancarse durante toda una vida no llevará a la plenitud sino a la pasividad y a la soledad interior, perdiendo cualquier sentido anímico o vital. Todo lo natural, toda la vida, tiende al crecimiento. Así como cada persona tiene un crecimiento físico por medio del paso del tiempo, también existen otros crecimientos que fortalecen a la persona, tales como el crecimiento social, espiritual, profesional, familiar, intelectual, emocional, sentimental, pasional, y un largo etcétera. Muchas veces, en nuestra vida, el no crecer no significa simplemente estancarse, sino algo peor: significa decrecer. Retroceder pasos en nuestro camino a la plenitud puede ser muy doloroso, más si eso se nos escapa de las manos y es controlado por otros. ¡Solo yo soy quien me dirijo hacia la plenitud! Sin embargo, aunque a la que más le debe de importar el crecimiento es a mí misma, no estoy sola. Tengo mucha gente a mi alrededor que me quiere bien y me quiere ver crecer. En lugar de rechazar esa ayuda, debo abrazarla. ¿Para qué? ¿Para cumplir con esas expectativas? No. ¿Para responder ante la presión? No. Para corresponder en el amor: mi máximo alcance de plenitud.

Ana Fernández Núñez



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unión Mujer

Lengua de Señas Mexicana, celebra nuestra diversidad cultural

Unión Mujer

Publicada

on

DE PIXABAY

Las Personas Sordas forman un grupo en el que se logran identificar, denominado Comunidad Sorda misma que tiene su propia cultura y lengua de señas. Muchas de las personas oyentes no tienen conocimiento de esta información y no saben cómo comunicarse con las Personas Sordas . De igual manera la comunidad de Sordos enfrenta varios problemas de comunicación hacia las personas oyentes.

Las Personas Sordas constituyen una sociedad compleja, rica y polifacética. Al igual que cada persona oyente tienen cualidades únicas e intrínsecas, ya sean sordas, con problemas de audición o Sordociegas, aportan algunos elementos de homogeneidad y heterogeneidad al ámbito de la humanidad.

Desde el punto de vista de las culturas de las comunidades Sordas, la sordera no es una discapacidad. El líder de los Sordos británicos, el Dr. Paddy Ladd, lo expresa así “Deseamos que se reconozca nuestro derecho a existir como grupo lingüístico minoritario. Etiquetarnos como discapacitados demuestra que no entendemos, no somos discapacitados de ninguna manera dentro de nuestra propia comunidad”.

La cultura y la lengua están entrelazadas, especialmente dentro de la Comunidad Sorda. Uno de los componentes de las Comunidades Sordas es la Lengua de Señas. Pero ¿todas las Personas Sordas utilizan señas? No.

Cada persona tiene sus habilidades y talentos únicos para la producción y recepción del lenguaje: ¡su lenguaje! Sin embargo, hay varias cosas que sí sabemos. Desde la perspectiva de la Lengua de Señas Americanas (ASL), la investigación ha demostrado que las lenguas de señas tienen un lenguaje con reglas, gramaticales, sintaxis; un lenguaje natural completo, no como el inglés o el español.

Esta investigación se ha visto en muchos países también; México, España, Cuba, Suecia, Francia, etcétera.

Vygotsky (1973) menciona que el lenguaje es un instrumento importante con el que se puede realizar un intercambio social y por lo tanto existe una función comunicativa.

El lenguaje es una manera con la que podemos abrirnos a nuevas formas de pensar y entender las cosas y el lugar en el que nos encontramos, como nos adaptamos y relacionamos en éste para posteriormente adaptarlo y ampliarlo. Entonces, el lenguaje es la manera en la que nos podemos relacionar con el entorno; al momento de aprenderlo involucra la entrada a un mundo en el que se tienen diferentes ideales, donde existe la diversidad y existe el reconocimiento de este. (Serafín & Gonzalez, 2011).

Se han debatido, discutido e investigado muchas suposiciones sobre las lenguas de señas

• Las lenguas de señas son pantomimas – falso.
• Las lenguas de señas son muy pictóricas o icónicas – verdadero.
• Por lo tanto, mucha gente cree que las lenguas de señas sólo pueden expresar ideas concretas – falso.
• Algunas personas también piensan que las lenguas de señas son universales – falso.
• Por último, muchas personas creen que la lengua de señas es una lengua primitiva, un sistema de comunicación de tipo inferior al hablado – ¡falso!

Las lenguas de señas no son lo mismo que las lenguas habladas. Las lenguas de señas son lenguas visuales que no son lenguas habladas en las manos, (Manero & Barth, 2010)

La Lengua de Señas Mexicana (LSM), es la lengua que utilizan las Personas Sordas en México.(CONADIS, 2016). Existen algunas variaciones en la LSM de acuerdo con las regiones geográficas del país, además es muy diferente al español por ejemplo en el orden de las palabras y en el uso de los verbos.


El reconocimiento de lenguas de señas y como parte del patrimonio cultural del país se presenta en México en el año 2000, cuando se presenta en la iniciativa de la Ley Federal de la Cultura del Sordo, sin embargo, tal proceso en México, se efectúa hasta el 10 de junio de 2005 durante el sexenio de Vicente Fox Quezada y es plasmado en la Ley General de las Personas con Discapacidad, concepto refrendado en 2011 en la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, (De la Federación, Diario Oficial, 2011: 2) y a la Lengua de Señas Mexicana como:
Lengua de una comunidad de Sordos, que sostienen en una serie de señas gestuales articulados con las manos y acompañados de expresiones faciales, mirada intencional y movimiento corporal, dotados de función lingüística, forma parte del patrimonio lingüístico de dicha comunidad y es tan rica y compleja en gramática y vocabulario como cualquier lengua oral. (De la Federación, Diario Oficial, 2011: 3)

Antes de lograr tal resolución, los Sordos debieron luchar por sus derechos y manifestarse. Son las Personas Sordas quienes refuerzan los hallazgos realizados en favor de su lengua y cultura. Con el devenir histórico, permanecen posturas que defienden y privilegiaban el uso de las Lenguas de Señas en los procesos de enseñanza, aspectos que a la par de la decreciente confianza en algunos métodos orales, afianzaron la presencia de la corriente sociocultural en México.

En México, está forma de inclusión poco a poco se ha ido implementando en diversas áreas de la vida pública, además de que cada vez hay más instituciones y profesionales que ofrecen cursos para aprenderla.

Existe un diccionario de LSM impulsado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación y la organización Libre Acceso. Esta obra resulta bastante completa para aprender de forma autodidacta, pues cuenta con material gráfico y está dividida en ejes temáticos, por ejemplo: Abecedario, Animales, Colores, Familia y República Mexicana. Aquí la puedes consultar.
http://www.conapred.org.mx/documentos_cedoc/DiccioSenas_ManosVoz_ACCSS.pdf

Otras ligas para consultar y acceder a curos de LSM

https://www.aprendiendolsm.com/

https://www.facebook.com/primercontactolsm

https://cultura-sorda.org/la-cultura-sorda%E2%80%A8-notas-para-abordar-un-concepto-emergente/

¿Por qué deberías aprender el lenguaje de Señas?

Está creciendo en popularidad. La Lengua de Señas se ha convertido en una de las clases de idiomas más populares en la web, en la TV, y en escuelas y universidades.

Aprender una segunda lengua es bueno para la salud de tu cerebro. Científicos suecos descubrieron que aprender un idioma extranjero puede aumentar el tamaño del cerebro.

Los científicos también saben que las personas que hablan más de un idioma con fluidez tienen mejor memoria y pueden retrasar la aparición de la demencia y la enfermedad de Alzheimer.

El aprendizaje de LSM puede mejorar su carrera y dar un beneficio adicional en el lugar de trabajo.
Educadores. Hoy más que nunca es habitual que los educadores tengan niños sordos o con problemas de audición en sus aulas. Muchos optan por aprender LSM sólo por esta razón.

Primeros Respondientes. Según la American Speech-Language-Hearing Association (ASHA), la pérdida de audición es la tercera afección crónica más frecuente a la que se enfrentan los adultos mayores.

A medida que la población envejece y aumenta la incidencia de la pérdida de audición, el lenguaje de señas adquiere cada vez más importancia, especialmente en situaciones de emergencia en las que la comunicación con una persona sorda o con problemas de audición es fundamental.

Proveedores de servicios

Los trabajadores sociales, los asesores, los psicólogos y los profesionales de la medicina también consideran beneficioso aprender la lengua de señas.

De hecho, la Ley de Inclusión exige que los hospitales proporcionen un medio de comunicación adecuado a cualquier paciente, familiar o visitante sordo o con problemas de audición. La Ley también abarca los sistemas jurídico, educativo, policial y laboral. Las recompensas son inconmensurables.

Cuando un ser querido no puede oír, la lengua de señas es una forma estupenda de comunicarse de una manera rica y significativa. También es la mejor manera de desarrollar la conciencia y la sensibilidad hacia la cultura sorda, una comunidad de personas que no. Tanto si enseñas a tu bebé a hacer señas como si aprendes LSM para comunicarte con un amigo o familiar sordo, estarás utilizando una forma de comunicación completa que mejorará vuestra relación al tiempo que mejora vuestra mente y vuestro espíritu.

*Consuelo Manero Soto,
Secretaria de la Asamblea de Asociados de Deaf Catholic Youth Initiative for the Americas (DCYIA), Psicoterapeuta del Centro Médico ABC.

Seguir leyendo

Unión Mujer

¿BICI o BINO? Esa es la pregunta

Unión Mujer

Publicada

on

¿BICI o BINO? Esa es la pregunta
Foto pixabay.com

Por José de Jesús Moreno Llamas

Mi primera bicicleta era más alta que yo, para poder subirme tenía que pisar la banqueta y con el otro pie el pedal, para que con la inercia me pudiera sentar en el asiento. Bajarme de la bicicleta era más difícil, lo hacía aventándome al pasto o con la ayuda de alguien.

La bici ha sido una parte muy importante de mi vida y constante durante los últimos años. De chico era mi actividad de fin de semana, como ir a la tiendita a comprar mis papas y refrescos. Más adelante, cuando estudié en la universidad, fue mi medio transporte y la forma más rápida y práctica de llegar al salón. Hacía menos tiempo de mi casa al árbol más cercano del edificio de lo que mis compañeros hacían encontrando un cajón de estacionamiento.

La llegué a utilizar también para cansar a mi perro, Aramis, para ir al trabajo (siempre con una muda en mi maleta) o para ir con amigos, en pocas palabras: era mi medio de transporte.

Hoy en día, el mundo de la bicicleta es un mercado grandísimo, hay tantas ramas o deportes dentro del mismo que complace gustos y hábitos muy distintos. Por ejemplo, yo escogí la bici de ruta, estas son las bicis que principalmente encuentras en carreteras. Pero hay de montaña, recreativas, plegables, con motor y muchas más para que todos los gustos de las personas sean satisfechos. Así como hay distintas personas en este planeta, hay distintos tipos de bici.

Mi experiencia en la bicicleta no se limita al deporte. Encuentro clubes, cafeterías, rodadas, grupos, modas, jerga y hasta chistes internos que cada semana son parte de mi vida. A mí me ayuda a despejar la mente, oxigenar el cerebro y disfrutar la compañía de buenos amigos y amigas. Decido no desvelarme para poder madrugar y completar la ruta del día, compito contra mí mismo midiendo los rendimientos para poder mejorar.

Este fin de semana tuve una competencia en la playa, 140 kilómetros… no sabía qué resultados esperar ni si la terminaría pedaleando, tengo muy presente que estos retos se deben hacer con mucho respeto al cuerpo y al clima. La terminé y la terminé feliz dando todo en los últimos metros motivando a mi compañero a que terminará dando un último estirón.

Ser ciclista, ser corredor, ser estudiante o ser miembro de una familia me permite reconocerme como parte de un todo y de esta manera abrir mis horizontes sabiendo que encajo y que puedo empatizar con razas, tendencias, ideologías y hasta con gente que antes no me caía bien. Me importa mucho la bici y me gusta lo que me ha brindado, que no solo es un cuerpo más sano o un grupo de amigos, si no también una nueva jerarquía de prioridades.

En este Día de la Bicicleta les deseo a todos que encuentren un motor de vida como la bici lo es para mí.

LEE Fecha de caducidad

Seguir leyendo

Te Recomendamos