Fuera de la orden del día, Venezuela se convirtió en el tema principal durante el Diálogo de los Jefes de Delegación en el 47 periodo de sesiones de la OEA

Cancún.- Fuera de la orden del día, Venezuela se convirtió casi en el tema principal en el Diálogo de los Jefes de Delegación en el marco del  47 periodo de sesiones de la Organización de Estados Americanos (OEA).

 

Sin embargo, su Canciller, Delcy Rodríguez, abandonó nuevamente la discusión y advirtió, después de horas de discusión y replica tras réplica a los señalamientos de crisis humanitaria en su país, que responderá a todas las afirmaciones a través de los medios de comunicación.

 

Desde primeras horas del día, el desahogo de la agenda, los proyectos de resolución y el trabajo de la Asamblea General pasaron a segundo término y los cancilleres de los países participantes se enfrascaron en un intercambio de señalamientos respecto de la situación en Venezuela.

 

La jefa de delegación venezolana respondió molesta y se volvió la principal interlocutora de la sesión.

 


Te puede interesar Gobierno de Maduro regresa a la OEA para reprochar violaciones a derechos humanos

 

Este martes, incluso Canadá, en voz de su ministra de Relaciones Exteriores, Chrystia Freland, advirtió que “es un tema de interés para todos los países miembros de la OEA, el respeto a  las instituciones democráticas la celebración de elecciones democráticas, la participación libre,  y sobre todo el respeto a los derechos humanos.

 

Delcy Rodríguez, canciller venezolana, quien se ha convertido en un personaje central durante esta sesión en Cancún, lamentó que las intervenciones de sus pares sean para hablar de Venezuela, “dedican su tiempo a un tema a la que no fueron llamados a discutir” y preguntó: ¿el tema de la asamblea es Venezuela?

 

Llamó a Canadá y al resto de los países a respetar el principio de no intervención y a no apoyar “a un puñado de opositores violentos”, dicen defender los derechos humanos y lo que defienden es la violencia (en Venezuela), acusó.

 


Te puede interesar Ven incapacidad y cerrazón en dirigencia de la OEA 

 

Planteó que es inmoral hablar de Derechos Humanos en Venezuela si en varios países de América se enfrentan violaciones a las garantías individuales no sólo porque existen elevados niveles de pobreza y pobreza extrema, hambre, sino porque se vive violencia, feminicidio, desapariciones, migración por falta de oportunidades.

 

En Venezuela, aseguró, está garantizado el acceso a la educación, a la salud, a la vivienda, lo que no ocurre en todos los países de la región.

 

Mientras, el ministro de Relaciones Exteriores de Costa Rica, Manuel González, habló del estado de derecho y señaló las graves violaciones constitucionales.

 

Ante ello, Rodríguez calificó al costarricense de “analfabeta político”, por no conocer “nada” sobre Venezuela y lo acusó de alentar la protesta apátrida y violenta en las calles de Caracas.

 

Delcy Rodríguez emitió entonces una “protesta formal” por los señalamientos de su par de Costa Rica y repudió “sus afirmaciones sobre Venezuela”.

 

Ante los constantes señalamientos de la crisis humanitaria que se está viviendo en el país que gobierna Nicolás Maduro, la canciller venezolana expuso una serie de datos estadísticos que, dijo, confrontan una realidad dramática en Honduras.

 

Mientras en Venezuela ocupa el lugar 6 por el respeto a los derechos humanos, dijo, Honduras está en la posición 31 –no dijo el ranking--.

 

Señaló que en Honduras más de 15 mil niños viven en las calles y el 12 por ciento de su poblaciòn padece desnutrición.

 

Citó datos de Cepal, del FMI, de la ONU según los cuales, “no se puede hablar de crisis humanitaria en Venezuela”, en tanto que otros países, viven niveles más graves de desnutrición, pobreza, feminicidio, entre otros graves problemas.

 

“No se pueden aceptar falsedades sobre Venezuela mientras en su país (Honduras) mueren niños en la calle”, dijo Rodríguez.

 

La canciller hondureña desestimó “las cifras falsas” de su homóloga venezolana “que en vez de pedir derecho a réplica sobre una situación real de crisis humanitaria que vive su país, en lugar de contestar e insultar a los presentes, me gustaría escuchar cómo su país se va a comprometer de manera legítima a resolver la crisis que está viviendo desde hace 74 días”.

 

En defensa de Venezuela, el ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Argentina, Jorge Faurie, se pronunció porque sean los propios venezolanos los que resuelvan sus problemas, y que el resto de los países de la región se preparen para estar en condiciones de ayudar, cuando se requiera su intervención y apoyo.

 

“El gobierno argentino reitera su firme decisión de continuar trabajando en procurar el fortalecimiento de la OEA, como facilitador del diálogo entre todos los países del continente”

 

Además, pidió a la OEA centrarse en la defensa de la democracia “tiene el compromiso con la promoción de los Derechos Humanos, las libertades fundamentales, el acceso al poder y su ejercicio en apego al estado de derecho”.

 

También la representación de Nicaragua salió en defensa de Venezuela al emitir un llamado a respetar al gobierno legítimo de Nicolás Maduro.

 

Luis Alvarado, representante alterno nicaragüense dijo que la OEA está destinada a promover un orden de paz y justicia.

 

Consideró que la discusión en torno a la situación que vive Venezuela, afecta las relaciones de buena vecindad y el principio de no intervención.

 

Coincidió en que los problemas de Venezuela deben ser resueltos por los venezolanos.

 

Finalmente, advirtió: “esta OEA no puede seguir siendo usada por un país o grupo de países para afectar la soberanía, la autodeterminación y los derechos humanos en Venezuela.