La candidata del PAN a la gubernatura de Edomex, Josefina Vázquez Mota, estableció un diálogo abierto con los miembros de los movimientos católicos laicales

Tlalnepantla.- En un encuentro público, la candidata del Partido Acción Nacional a la gubernatura del Estado de México, Josefina Vázquez Mota, estableció un diálogo abierto con los miembros de los movimientos católicos laicales con el fin de compartir proyectos y perspectivas para tender acuerdos en una agenda de justicia, combate a la corrupción, la dignidad de la vida humana, la familia, la no discriminación y el bienestar social en territorio mexiquense.

Al escuchar los planteamientos de los católicos de la sociedad civil, los líderes de los movimientos laicales miran con optimismo el que Vázquez Mota haya sido receptiva sobre los temas concernientes a la defensa de la vida, el valor trascendente de la familia y la libertad religiosa.

Los miembros de Juntos por México y Voto Católico reconocen que en este diálogo inédito, el cual convocó a las diferentes agrupaciones vinculadas a los movimientos católicos del Estado de México, los temas del interés social se hayan deliberado públicamente para que no queden fuera de la agenda política. En ese sentido, los representantes de los movimientos consideraron como un avance el que los candidatos abran puentes de diálogo con estos grupos de la sociedad civil.

En nombre de la Coordinación Nacional de Juntos por México, el representante del Equipo Laico al Servicio de la Pastoral, dijo que la reunión con Vázquez Mota es “un parteaguas en el quehacer político nacional”. Y adelantó que servirá de plataforma para que los laicos organizados de México incidan activamente y con apego a la ley en todos los ámbitos de la participación ciudadana.

Te puede interesar Llama Josefina a respetar la vida desde la concepción

Como fruto del diálogo y acercamiento, la plataforma política que apoya a la candidata Vázquez Mota se comprometió a 11 ejes rectores que impulsará en su campaña y, de recibir el apoyo del electorado mexiquense, en la conducción de la administración pública del Estado.

Entre estos compromisos se encuentran: El respeto y la defensa de la vida humana, como derecho fundamental, que debe ser tutelado desde el momento de la fecundación hasta la muerte natural; el fortalecimiento del matrimonio como vínculo estable, complementario y fuente de vida que da nacimiento a la familia, y el reconocimiento del matrimonio como institución de interés público; el derecho de las niñas y los niños a vivir en una familia bajo las mejores condiciones de protección, estabilidad y desarrollo físico, educativo y emocional; el respeto irrestricto a la libertad religiosa, a la promoción del diálogo entre el gobierno y las distintas confesiones religiosas y al ejercicio de la laicidad positiva y constructiva; entre otras.

La firma de estos compromisos, insistió Juntos por México, no pretende ser una adherencia de los movimientos católicos laicales a ninguna plataforma partidista política en campaña; sino la oportunidad de que los ciudadanos miembros de estos movimientos sean escuchados por los contendientes políticos a cargos de elección popular.

Por su parte, los secretarios nacionales del Movimiento Familiar Cristiano, Víctor Hugo Recinos y María del Carmen Garci Crespo, expresaron a Josefina Vázquez Mota que los movimientos laicales católicos tienen un compromiso por la defensa de la dignidad de la persona; la cual, apuntan, debe ser promovida sin ningún tipo de discriminación: “Para nosotros, defender la vida no es una posición de obscurantismo ni intransigencia, sino del más elemental humanismo”.

El reconocimiento que los partidos políticos hacen a los ciudadanos de las asociaciones católicas mexiquenses representa la oportunidad para “asumir un compromiso profundo por transformar la cultura política que permea en nuestra sociedad”, declaró la representante de los laicos Misioneros Servidores de la Palabra.

Fernando Rafael Sánchez, del secretariado nacional del Movimiento Rural de Acción Católica clamó porque la riqueza de los millones de trabajadores del Estado de México genere mayores condiciones de bienestar general: “Es una riqueza que no se distribuye correctamente sobre nuestras grietas sociales, que genera cada vez más abismos entre ricos y pobres”. Por ello, dijo, “creemos que en los próximos años el Estado de México puede dar muestra de congruencia y sensibilidad” en materia de empleo y educación: “una educación formadora de seres humanos integrales, con valores sociales”.

Antes de escuchar el posicionamiento de la candidata, los movimientos laicos católicos afirmaron estar dispuestos a continuar con el diálogo y la colaboración con los gobernantes “sin importar las preferencias político partidarias, siempre y cuando, no atenten contra la libertad de conciencia”.

El interés final de Juntos por México y la plataforma Voto Católico es mantener el diálogo con los actores políticos y exigir a los representantes estatales electos, las demandas que la ciudadanía les ha expresado como la lucha contra la corrupción, el ejercicio permanente de la transparencia y la cultura de la legalidad. Y, particularmente, con los compromisos de las organizaciones laicales.

Juntos por México es un espacio de encuentro de los Movimientos, Instituciones y Asociaciones Laicales Católicas a nivel nacional, cuyas representaciones en el Estado de México trabajan permanentemente y de manera organizada en los diferentes espacios de participación social; propicia el mutuo conocimiento, respeto y estima para promover acciones conjuntas en los diferentes ámbitos de la sociedad.

Voto Católico es una iniciativa impulsada por diversas organizaciones de inspiración católica, que comparte una plataforma común de principios y valores pues busca promover y fortalecer una cultura que defienda la vida, la familia, los valores y la libertad religiosa. Es un modelo informativo y de consulta que difunde información que permite a la sociedad participar de manera informada y razonada en los procesos democráticos.

ebv