El Parlamento de Honduras resolvió que el aborto seguirá siendo un delito, como lo señala la Constitución, con lo que se descarta su despenalización

Tegucigalpa.- El Parlamento de Honduras resolvió que el aborto seguirá siendo un delito, como lo señala la Constitución, con lo que se descarta su despenalización en las reformas que impulsa el Legislativo al Código Penal, informó una fuente oficial.

La decisión fue tomada por la Comisión Especial Multipartidaria del nuevo Código Penal, dijo el presidente de ese grupo de trabajo del Parlamento, Mario Pérez.

Te puede interesar  Descubren "abortos ilegales" en CDMX

Según un comunicado del Parlamento de Honduras, Pérez indicó que la mayoría de la comisión decidió dejar tal como está la figura del aborto en la legislación vigente.

Añadió que aunque no hubo consenso entre los miembros de la comisión, los representantes de los partidos Nacional, en el poder, y el Liberal, segunda fuerza de oposición, y algunos miembros del Partido Anticorrupción (PAC) "votaron para que el aborto quede penalizado sin ninguna excepción".

"O sea que cualquier persona que se realiza un aborto o quien lo practique estaría cometiendo un delito muy grave", subraya la información oficial.

Señala además que únicamente queda establecido en la parte general del nuevo Código Penal, como lo recoge la legislación vigente, que solo en "estado de necesidad" o en "una situación urgente, una emergencia", en la que esté en peligro la vida de una mujer embarazada, un médico podría practicar el aborto.

De lo contrario, el aborto será un delito grave, penalizado con sanciones de ocho a diez años de cárcel cuando se haga mediante actos violentos, indicó el Parlamento.

El tema del aborto siempre ha dividido la opinión de los hondureños, con unos sectores a favor y otros en contra.

EFE