El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, lanzó un nuevo mensaje de calma ante la subida de precios al consumidor

México.— El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, lanzó un nuevo mensaje de calma ante la subida de precios al consumidor al asegurar que la inflación no está "fuera de control".

En una conferencia en el marco la reunión nacional de Consejeros del BBVA Bancomer, Carstens afirmó, rotundo, que la inflación no está "desanclada, ni fuera de control".

No obstante, reconoció ciertos factores que llevaron a la tasa de inflación interanual al 6.17% en la primera quincena de mayo, la más alta desde mediados del 2009.

Explicó que desde la victoria de Donald Trump a las Presidenciales de Estados Unidos el pasado noviembre se abrió un periodo de volatilidad, que afectó en los precios.

Entre los factores que propiciaron la subida fue la propia relación bilateral México-Estados Unidos y los cambios de precios en energéticos como la gasolina, que subió entre 14% y 20% en enero en el marco de un ajuste gubernamental.

LEE TAMBIÉN: El peso, ‘bastante subvaluado’: Carstens

Sobre este, dijo que "son cambios de una vez por todas y en (el futuro) proceso de liberalización ya no deberían representa un impacto tan importante, pero en el corto plazo tuvieron un impacto en la inflación", detalló.

También habló de depreciación del peso frente al dólar, precios altos en ciertos productos agropecuarios, como por ejemplo el aguacate, la subida de tarifas de autotransporte, o la caída de precios del petróleo, que afectó la balanza comercial.

"Por ello, hemos tenidos 10 meses consecutivos con la inflación al alza, llegando al 6.17% en la primera quincena de mayo", remarcó.

En este contexto, afirmó que el instituto emisor tiene la importante tarea de anclar a futuro la inflación, aunque reconoció que es difícil hacerlo solo a través de políticas monetarias.

TE PUEDE INTERESAR: Meade y Zedillo favoritos a sustituir a Carstens

"Poco a poco nos vamos a ir encaminando a la meta del 3%", indicó el gobernador, quien dejará el cargo en finales de noviembre.

En este contexto, consideró que las paulatinas subidas a las tasas de interés -la del pasado 18 de mayo la dejó en 6.75%- no deberían afectar la actividad económica en el mediano y largo plazo.

"Las acciones del Banxico están rindiendo los frutos esperados", aseveró.

Al inicio de su intervención, Carstens recordó que es fundamental que haya estabilidad en precios, y recordó que las políticas del banco central muchas veces impactan en la economía real meses después, por lo que es imprescindible que haga análisis coyunturales y previsiones a futuro.

México registró una inflación de 3.36% en 2016, por encima de la meta de 3%.

En 2015 fue de 2.13%, la más baja de los últimos años tras aumentar 4.08% en 2014 y 3.97% en 2013. (Agencias)

emc