Julián Gil llegó ayer a México para poder visitar hoy a su hijo Matías, luego de dos meses de no poder verlo. El actor estará con el sólo una hora.

México.- Julián Gil llegó ayer a México para poder visitar a su hijo Matías, luego de dos meses de no poder verlo.

El actor, que vive en Miami, a su llegada al Aeropuerto de la Ciudad de México fue cuestionado por reporteros sobre la supuesta resolución de la demanda a favor de Marjorie de Sousa. Julián negó que tribunales hayan dictado un total acuerdo entre él y su ex pareja y señaló que hasta el momento sólo se ha determinado la situación del hijo de ambos, Matías, a quien podrá ver a partir de este viernes por espacio de una hora a la semana.

El actor de telenovelas mencionó que el único acuerdo hasta ahora es que podrá ver al pequeño, de tres meses de edad, una hora a la semana.

Esto será los viernes de 11:00 a 12:00 horas, por eso vine, para estar con mi hijo, solo quiero apapacharlo”.

El argentino evadió contestar sobre si le parece correcta la disposición legal, e indicó que para él lo importante es ver al pequeño sin importar otra cosa; “así hubieran sido 10 minutos, vendría para estar con él”.

No se ni donde veré a mi hijo, tendré que hablar con mi abogado, porque yo nunca he visto a ninguno de mis hijos en los tribunales... pero donde sea yo lo voy a ver, es lo único que me importa".

El actor viajó desde Dallas para este encuentro, por lo que dejó pendientes algunos proyectos laborales.

Julián Gil a su llegada ayer al Aeropuerto de la Ciudad de México. Julián Gil a su llegada ayer al Aeropuerto de la Ciudad de México.

A punto de romper en llanto ante las insistentes preguntas, Gil señaló que aguantará lo que sea necesario para ver a su hijo e irá hasta donde sea necesario, siempre respetando los acuerdos que la ley dictamine pues confía en la justicia mexicana.

Otro ? Con fe ?? Dentro de veinte años, estarás más decepcionado por lo que no hiciste que por lo que hiciste

Una publicación compartida de Julian Gil (@juliangil) el

Ya viste >>> Marjorie de Sousa gana la demanda y se queda con la custodia del niño