Laje aseguró que la “ideología de género” es una imposición cuyos inicios parten desde Simone de Beauvior por la afirmación no se nace mujer

Siete24.mx

Siete24.mx

Cancún.— Agustín Laje, escritor, politólogo y activista argentino, compartió en el 12o Congreso de la Mujer celebrado el viernes pasado en Cancún y organizado por el Centro de Formación Integral de la Mujer (CEFIM) los resultados de sus estudios sobre la ideología de género en el mundo.

Laje aseguró que la “ideología de género” es una imposición cuyos inicios parten desde Simone de Beauvior por la afirmación “No se nace mujer, llega una a serlo”.

“Esto significa que no hay nada natural en la mujer. Pero más tarde, Kate Miller dice en los años 70 que ‘lo personal es político’. Es decir, que el Estado está legitimado a actuar o intervenir en los asuntos personales de sus ciudadanos. Monique Wittig, afirmó que ‘vivimos en un régimen de heterosexualidad obligatoria. La mujer no existe’”.

El escritor ejemplifica que este posicionamiento donde la biología no interesa sino sólo la construcción cultural ha llevado a que “Sergio se convierte en Sergia Lazarovich para jubilarse con anterioridad en Argentina”.

La Ideología de género es un conjunto de ideas anticientíficas impuestas por grupos de poder que desarraigan al humano de su naturaleza para reducirlo a un contexto social”.

Por ejemplo, en los debates como en la legalización del aborto, Laje explica que esos criterios anticientíficos y no biológicos se utilizan para crear cultura: “la ‘interrupción del embarazo’ es un cese momentáneo, lo cual no es lo mismo que la terminación de una vida lo cual lleva el nombre de homicidio; o ‘la salud sexual y reproductiva’ no existe ya que en una muerte no hay salud y acaba con la reproducción”.

HOMOFOBIA Si la homofobia no existe en el manual de psiquiatría, las personas que no piensan a favor de esa ideología sean patologizadas: “Vemos que el Estado está al servicio de la ingeniería cultural, dice Laje

“Lo que podemos hacer es romper la espiral de silencio, utilizar el voto organizado como mecanismo de presión”, concluyó.

López Mancera agradeció a la asistencia del congreso por destacar los puntos nodales del papel de la mujer en la reconstrucción de la sociedad: “Cuando hablamos de poder solemos hablar de fuerza, presión o de actitud retadora; pero el principal poder de la mujer está en el amor, el perdón, la justicia y la paz. Cuando una mujer en sí misma encuentra estas cuatro virtudes, el cambio comienza en la mujer, se reconstruye y puede reconstruir a los demás.

RECOMENDAMOS Mujeres reconstruyen la sociedad: CEFIM

Porque muchas veces el poder carga ira y rencores, no hay perdón y por eso crece el dolor y la violencia. El perdón es una cascada de amor, justicia y verdad para la mujer. Entra una persona y sale una mujer nueva; entra derrotada, reprimida y sale una mujer renovada”.

EMC