La primera ministra de Reino Unido acusó a la Unión Europea de tratar de cambiar el resultado de las elecciones generales anticipadas del próximo 8 de junio

Londres.- La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, acusó a la Unión Europea de tratar de cambiar el resultado de las elecciones generales anticipadas que tendrán lugar el próximo 8 de junio.

En las afueras del 10 Downing Street, residencia oficial de los primeros ministros, May afirmó que hay funcionarios europeos que no quieren que las negociaciones del Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea) tengan éxito.

“La posición negociadora en Europa ha sido tergiversada en la prensa europea. La posición de la Comisión Europea se ha endurecido, ha habido amenazas contra Gran Bretaña de parte de políticos y funcionarios”, refirió.

Te puede interesar: BREXIT, NO HAY MARCHA ATRÁS

La política conservadora que busca reelegirse para tener el mandato popular señaló que “todos estos actos han sido deliberadamente planeados para afectar el resultado de la elección”.

La prensa alemana filtró los detalles de una cena privada hace una semana entre Theresa May, su ministro David Davies y los negociadores europeos, Jean-Claude Juncker, Michel Barnier y Martin Selmayr.

El periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung publicó los detalles de las conversaciones durante aquella cena privada en la que ese mismo día Juncker se refirió a May como “que vive en otra galaxia” y “se encuentra en estado de negación”. May calificó el reporte de “chisme” sin sustento.

Tras reunirse este día con la reina Isabel II en privado para anunciarle la disolución del parlamento, May aprovechó los micrófonos oficiales para recordar al electorado sobre las consecuencias si el Brexit fracasa.

“Si no hacemos la negociación correcta, si dejamos que los burócratas de Bruselas nos atropellen, perderemos la oportunidad de construir una sociedad más justa con oportunidades reales para todos”, señaló.

Uno de los puntos álgidos antes de que inicien las negociaciones con los 27 países miembros de la UE es la suma que debe pagar Reino Unido para abandonar el bloque que oscila entre 65 mil y 109 mil millones de dólares (100 mil millones de euros).

El negociador de la Unión Europea para el Brexit, Michel Barnier aseguró este día en Bruselas que es “una ilusión” pensar que la salida del Reino Unido será rápida y sin dolor.

Por ahora el funcionario europeo se negó a dar una cifra aproximada del costo del Brexit. “No hay una cifra porque hay varias estimaciones. Primero tenemos que saldar las cuentas pasadas y hasta que no nos sentemos a definir la metodología no podemos dar una cifra exacta”.

Te puede interesar: SE DESPLOMA LA CLASE MEDIA EN EUROPA

Barnier se apresuró a decir que “no hay una factura del Brexit, ni tampoco es un castigo”, sino que se trata de pagar los compromisos financieros adquiridos con la UE.

"Reino Unido deberá honrar, al término de un acuerdo financiero único, todos los compromisos financieros con la UE. No se trata de un castigo, ni de una factura de salida", afirmó en rueda de prensa.

Sin embargo, el gobierno británico a través del ministro para el Brexit, David Davies aseguró que no pagará la cifra de 100 mil millones de euros.

May aventaja en las encuestas con más de 20 puntos porcentuales al líder del izquierdista Partido Laborista, Jeremy Corbyn, en una contienda en la que la salida definitiva del Reino Unido de la UE es la principal bandera política de los conservadores. (Notimex)

refm