El Papa Francisco condenó el "bárbaro ataque" de "odio sin sentido" cometido en Egipto y en el que murieron 28 cristianos

Ciudad del Vaticano.- El Papa Francisco condenó el "bárbaro ataque" de "odio sin sentido" cometido en Egipto y en el que murieron 28 cristianos, y garantizó que continuará trabajando para "lograr la paz y la reconciliación entre naciones".

Jorge Bergoglio se expresó en estos términos en un telegrama de condolencias enviado al presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, y firmado, como es habitual, por el secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, informó la Santa Sede en un comunicado.

En el mensaje, Parolin afirma que el papa está "profundamente entristecido" por este ataque perpetrado por un grupo de diez hombres, que hoy tirotearon un autobús de cristianos coptos cerca del pueblo egipcio de Al Adua, en la provincia de Minia (sur).

El Papa lamenta "la trágica pérdida de vidas" causada por "este acto de odio sin sentido" y transmite su solidaridad a las familias de las víctimas y a los heridos.

Te puede interesar: G-7 se declara contra el terrorismo

Mención especial hace a los niños que han perdido su vida en este "violento ultraje" y "encomienda las almas de los difuntos a la misericordia del Todopoderoso".

Finalmente, menciona "sus plegarias a las familias de las víctimas y a los heridos y garantiza su continua intercesión para lograr la paz y la reconciliación entre naciones".

El atentado ocurrió cuando un grupo de hombres armados, que iban en tres coches todoterreno, rodearon el autobús con los cristianos coptos y empezaron a disparar arbitrariamente contra el vehículo.

En el interior también había niños que, según la lista difundida por las autoridades egipcias, han muerto, entre ellos dos menores de 2 y 4 años.

El Papa Francisco viajó los pasados 28 y 29 de abril a El Cairo, donde lanzó un mensaje en favor de la paz y pidió un "'no' fuerte y claro" a la violencia en nombre de Dios.

refm