Los obispos aseguraron que, por diferendo en agendas, no será posible recibir al candidato Jaime Rodríguez "El Bronco"

Ciudad de México.— Los obispos católicos de México reunidos en la 105ª Asamblea Plenaria pidieron a los candidatos a cargos de elección popular que no centren sus campañas en descalificaciones de sus contrincantes sino en hacer planteamientos constructivos para atender los retos del país en materia de impunidad, corrupción, pobreza y la desigualdad social, la inseguridad y la violencia.

En el contexto del proceso electoral mexicano en el que se elige presidente de la República, nueve gobernadores, presidentes municipales y diversas representaciones del poder legislativo, los obispos reconocieron: “Nos preocupa que en las intervenciones que han tenido los candidatos en las campañas, han prevalecido las descalificaciones, se esperarían en cambio propuestas concretas”.

A través de su mensaje pastoral “Transformar con responsabilidad y esperanza”, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) expresó su compromiso en que los obispos, como líderes espirituales de buena parte de los ciudadanos mexicanos, participen en “animar e impulsar con imparcialidad la participación ciudadana durante este proceso electoral”. Por ello, los obispos hicieron una invitación a partidos políticos, candidatos independientes y a toda la ciudadanía “a sumar esfuerzos para que prevalezca la propuesta y el compromiso por la transparencia, la legalidad, la honradez, la equidad, el diálogo y la verdad y evitar la mentira, el fraude, la coacción, la simulación, la violencia, el engaño a los pobres con dádivas pasajeras y todo lo que desvirtúe la democracia de cuya construcción todos somos responsables”.

El obispo Alfonso Miranda, secretario general de la CEM, relató que, en el encuentro que sostuvieron el lunes pasado los consejos episcopales y el obispo de Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel, con el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, se discutieron los temas urgentes que tienen los pastores católicos con el responsable de la política y seguridad interna del país. Lo anterior, por las preguntas que la administración federal hizo a los obispos tras el encuentro del obispo Rangel con miembros del narcotráfico: “No hubo sanción expresada, [sino] la búsqueda de un trabajo conjunto, colaborativo, cada uno en la esfera que le corresponde. El secretario de Gobernación es consciente de la complejidad del estado de Guerrero; de los lugares donde trabaja monseñor Rangel y también respetuoso a lo que realice el obispo en esas zonas donde no existe control de parte de la autoridad y él tiene que actuar en defensa de los sacerdotes, las religiosas y su comunidad. Tiene que buscar todos los caminos posibles para alcanzar la paz. Todo eso, bajo el espíritu que buscamos como iglesia católica, que es la laicidad positiva, que es el trabajo entre el gobierno con iglesias para que podamos juntos colaborar buscando siempre el bien común”.

Te puede interesar ‘La Iglesia deja en libertad a fieles para votar en conciencia’: Obispos

En el marco de esta 105ª Asamblea Plenaria, más de 150 obispos reciben el jueves al candidato, Ricardo Anaya Cortés; y el viernes darán audiencia también privada, a Andrés Manuel López Obrador, Margarita Zavala y José Antonio Meade.

Los obispos aseguraron que, por diferendo en agendas, no será posible recibir al candidato Jaime Heliodoro Rodríguez, incorporado esta semana por decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

“Queremos que, en estos momentos decisivos, la unidad prevalezca sobre la división, la propuesta sobre la descalificación; y el bien de la nación prevalezca sobre los intereses particulares”, concluyó el arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos.


ebv