Civiles tomaron las armas en una zona minera de Guerrero para hacer frente a la violencia, secuestros y extorsiones de grupos del crimen organizado

Chilpancingo.— Cientos de civiles tomaron las armas en la zona minera del estado de Guerrero para hacer frente a la violencia, los secuestros y las extorsiones de grupos del crimen organizado.

Al menos diez poblados del municipio de Eduardo Neri, a 30 kilómetros de Chilpancingo quieren poner fin a las organizaciones que operan en Mezcala, la zona minera más importante de Guerrero.

Te puede interesar:  Serán públicos acuerdos entre gobierno y autodefensas

"Tanto secuestro, tanta extorsión, ya estamos cansados; pedimos apoyo al gobierno, pero éste no nos escucha. Lo que queremos es paz y pues nos estamos levantando hoy en armas para defender a nuestras familias", dijo uno de los integrantes del grupo de autodefensa.

La nueva organización vigilará las minas de Los Filos y el Bermejal, de la empresa Gold Corp, y El Guaje y el Limón, de la Media Luna, ambas canadienses y las más importantes en el estado en la explotación de oro.

Los pobladores de Mezcala y la nueva autodefensa bloquearon el pasado domingo la carretera que conecta la capital del país con Acapulco, para exigir al gobierno seguridad en sus localidades.

Checa también:  Liberan a Mireles con 40 autodefensas

"En Carrizalillo nos quitan el 10% de la renta anual que nos paga la minera (Gold Corp) y si no se las damos, pues nos matan; muchos ya se han ido de la comunidad," declaró a Efe un ejidatario que anualmente recibe cerca de un millón de pesos (54 mil dólares) por la renta de sus tierras.

Los grupos criminales de Guerreros Unidos y Los Rojos se disputan a sangre y fuego el control de esta zona de Guerrero, clave para llegar a la sierra donde se cultiva la mayoría de enervantes del estado.

AGP