Que ahora es definitiva la decisión en el Senado, dice Martí Batres

Jorge Francomárquez

Jorge Francomárquez

México.— En la segunda semana de la 64 Legislatura, el Senado de la República suspendió el servicio de edecanes y botanas que se prestaba tradicionalmente en las sesiones de los martes y jueves a los legisladores.

Jícamas, pepinos, zanahorias, semillas y refrescos, servidos por voluptuosas edecanes, eran parte del “menú saludable” que los senadores podían degustar durante sus horas arduas de trabajo en el Salón de Plenos, sin embargo, este servicio llegó a su fin a partir del martes pasado.

Al respecto, el presidente del Senado, Martí Batres, señaló que al suspenderse este servicio de snacks o botanas, cada senador resolverá el tema de sus alimentos, como sucedió en la sesión de este martes.
 
Algunos decidieron hacer una pausa para salir a ingerir sus alimentos y otros mandaron traerlos para continuar trabajando, pero el servicio fue suspendido, lo único que permanece aunque ya sin edecanes es el abasto de agua, café y te.

RECOMENDAMOS Constitucionalista advierte ilegalidades en el Senado

Martí Batres dijo que se consultó a los senadores en la sesión si querían hacer un receso, pero la mayoría de los coordinadores prefirió continuar, sin embargo ante el cese de este servicio, es una opción que haya un receso, sobre todo en sesiones prolongadas, para que los legisladores puedan salir a tomar sus alimentos.
 
Batres comentó que si bien, este no es el tema central en el Plan de Austeridad del Senado, pues no es en esta cuestión donde está el grueso de los recursos que deben ahorrarse, “la comunicación se hace con símbolos”.
 
“Hay pequeños detalles, o no tan pequeños, que importan mucho para decirle a la gente que estamos actuando en consecuencia y en congruencia con los planes que hemos aprobado”, apuntó.
 
En este sentido, dijo que este es uno de esos puntos que la gente observa con detalle; “se ve en las pantallas y entonces la sociedad opina. Y ahora en la era de las redes sociales, opina en tiempo real”.
 
Aseguró que en el Senado son sensibles a lo que la gente dice y opina, “lo hemos estado siendo a lo largo de estas primeras sesiones”.
 
“Si la gente está atenta a lo que estamos haciendo, diciendo y resolviendo en el Senado, nosotros también debemos estar atentos a lo que la gente está señalando”, destacó.


Y Batres lleva hasta topers...

Martí Batres relató que en lo personal, salió de la sala de Plenos a degustar su lunch. Y no rechazó revelar su menú, ya que dijo, estamos en época de la transparencia total; trajo en sus topers una pechuga de pollo con verduras al vapor y desayunó atún con quesadillas.

Con respecto a estos topers que han cobrado fama en redes sociales dijo: tengo un tupperware de color rojo, redondo, que me ha acompañado prácticamente todo el tiempo. Está conmigo todo el día en el coche, lo llevo y en la noche llego y le doy una lavada y ya, lo utilizo nuevamente.
 
El presidente del Senado dijo que debe dejar de verse esto como algo sorprendente y convertirse en lo normal.

Evidentemente, subrayó, cada persona necesita degustar sus alimentos en los momentos adecuados, para tener las energías que permitan seguir desarrollando sus tareas.


 
Pero en efecto, si los trabajadores en cualquier oficina, en cualquier empresa, fábrica, tienen sus momentos para ingerir sus alimentos, los llevan de su casa, los preparan o salen a comer a algún lugar, a algún restaurante, a alguna fonda a lo largo de su jornada laboral, también lo podemos hacer los senadores, comentó.
 

emc