Un adolescente latino de 17 años de edad admitió haber participado en una conspiración con el objetivo de asesinar al Papa Francisco

Camden.—  Un adolescente latino de 17 años de edad residente del estado de Nueva Jersey admitió haber participado en una conspiración con el objetivo de asesinar al Papa Francisco durante su visita en 2015 a la ciudad de Filadelfia.

En un comunicado, la fiscalía federal de Nueva Jersey indicó que Santos Colón, de la comunidad de Lindenwold, se declaró culpable como adulto ante los cargos de intento de proporcionar apoyo material a terroristas.

Te puede interesar:  Francisco visitará Colombia

Según documentos ante la corte, Colón admitió que desde el 30 de junio de 2015 hasta el 14 de agosto de 2015 conspiró para asesinar al Papa mediante el uso de un francotirador y de dispositivos explosivos.

Colón supuestamente contrató a alguien que creía que sería el francotirador pero que en realidad era un empleado secreto de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), además de que instruyó a la fuente a comprar materiales para fabricar artefactos explosivos. Agentes del FBI arrestaron a Colón en 2015.

Checa también:  ¡No más terrorismo! clama el Sumo Pontífice

El cargo al que Colón se declaró culpable es castigado con una pena máxima de 15 años de prisión y una multa de 250 mil dólares o del doble de la ganancia o pérdida bruta del delito. No se ha fijado fecha para la sentencia.