Un grupo extremista se adjudicó el asesinato de Lesvy Berlín Osorio Martínez, ocurrido en instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México

Ciudad de México.— El grupo autodenominado Individualistas Tendiendo a lo Salvaje (ITS), que se adjudicó el asesinato de Lesvy Berlín Osorio Martínez, joven encontrada sin vida la semana pasada en instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dice que la joven recibió lo que quería, “la muerte”.

"El asesinato de la mujer en ciudad universitaria fue una brutal y asfixiante reacción de asco hacia el ser humano moderno. Acaso crees tú que una persona deambulando en la madrugada tambaleante por las drogas, químicas ingeridas, es digna de seguir viviendo, nosotros pensamos que no, es por eso que dicho ser recibió lo que quería, anhelaba profundamente, la muerte", declaró el grupo eco-extremista.

Información relevante:  Hallan cadáver de mujer en la UNAM

Asimismo, ITS se adjudicó otros asesinatos, cometidos antes, como el de dos individuos en las inmediaciones de Monte Tláloc, Texcoco, estado de México; además de abandonar un artefacto incendiario en un salón de la Facultad de Ciencias de la UNAM.

De acuerdo con este grupo eco-extremista, "el ser humano merece su extinción y nosotros haremos que pierdan la esperanza.

“Seremos esos seres que con solo mencionar nuestro nombre temblarán, ya que nosotros no respetamos la integridad ni mucho menos la vida del ser humano, a estas alturas es estúpido creer en una vida mejor, en un mundo mejor, a estas altura ya no hay esperanza de que algo ‘bueno' halla en un futuro.

“Vemos mares contaminados con petróleo y productos químicos, vemos ríos llenos de basura, vemos bosques incendiados gracias a la presencia del ser humano, vemos los cielos grises gracias a la nata de metales pesados, suelos infértiles por productos químicos, alteraciones a los sistemas biológicos, mutaciones no naturales de especies, vemos al ser humano vuelto solo una masa la cual solo subsiste como un virus en el planeta tierra”, detallaron.

Contactado por la producción de Por la mañana de Radio Fórmula  y con información de Sophia Enríquez, el  grupo respondió a la pregunta de por qué mató a Lesvy; con lo que volvió a reivindicar el homicidio.

“Todos los miembros de ITS repudiamos completamente los vicios del ser humano moderno, rechazamos tajantemente su diversión asquerosa, odiamos a aquellos que con el poco o mucho dinero que tienen se la viven alterando sus sentidos, éstos y éstas solo quitan aire, son un desperdicio, una basura de personas, ya sean mujeres u hombres, son el mismo virus que infecta esta hermosa Tierra por eso es que merecen su extinción.

En opinión del grupo eco-extremista la mujer asesinada en Ciudad Universitaria es el reflejo fiel de una sociedad decadente que vive con pesar.

Te puede interesar:  UNAM contra la violencia de género

“Gente débil que no puede afrontar la vida con toda y su crudeza, y decide drogarse con sustancias ajenas, cobardes que solo están en el mundo vegetando inútilmente.

“Es gracioso que la reacción por haber asesinado a una mujer dentro de CU sea tanta, y aunque no es extraño, seguro que hubiera pasado lo mismo si una mujer hubiera sido asesinada en la Cineteca Nacional, en el Politécnico, o en cualquier otra zona en donde las feministas hacen de las suyas.

“CU como hemos dicho es una de las cunas del progreso, ahí es donde el humanismo pestilente se esconde y se enseña bajo el engañoso manto del ‘pensamiento propio y crítico’.

“Las muestras de repudio ya las hemos visto, prosiguen, y nos han dejado con una sonrisa derramando bilis, todas esas feministas son unas idiotas que con esas banales demostraciones solo hacen verse indefensas, se ven como unas victimas revictimizadas, algo completamente contrario a lo que quisieran demostrar.

“Para todas las feministas y ‘feministos', es decir, para todos los progresistas, nuestro más abyecto y execrable escupitajo, el nuevo y más escandaloso atentado realizado en su cuna es muestra de que esto no es un juego y que vamos en serio, llámenos asesinos, cobardes, posmodernos, y toda su bazofia, ninguno de sus insultos frente a un ordenador, ni sus marchas, ni sus juntas asambleístas izquierdosas, ni su gracioso repudio pueden borrar lo que hemos hecho.

“¡Ah! Y por cierto, sí, estamos contra el progreso, odiamos la sociedad tecnologizada, y nos importa un grano de comino molido ser "incongruentes" con ese discurso, esto se ve cuando utilizamos computadoras para lanzar nuestros mensajes misantrópicos hacia la masa”.

AGP