Las acciones de los países latinoamericanos para proteger a los periodistas en contextos de violencia política y criminal son ineficaces

San Salvador.— Las acciones de los países latinoamericanos para proteger a los periodistas en contextos de violencia política y criminal son “ineficaces”, indicó el experto internacional en derechos humanos y miembro de la Comisión de la Verdad de Colombia, Alejandro Valencia.

“Es un trabajo de alto riesgo y uno ve que las respuestas de los Estados siguen siendo ineficaces en la protección a los periodistas” y “en el ejercicio de la libertad de expresión”, señaló Valencia en un foro con comunicadores organizado por las Naciones Unidas en San Salvador.

Checa también: CNDH pide presupuesto para erradicar violencia contra periodistas

El experto apuntó que los países que más riesgo presentan para los periodistas encargados de “cubrir hechos noticiosos vinculados con violencia política y criminal” son México y Colombia.

Explicó que esta situación hace que los comunicadores “acudan a organismos internacionales de derechos humanos buscando alguna protección más efectiva en esta materia”, y citó el caso de la periodista colombiana Jineth Bedoya.

El caso de Bedoya llegó hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en 2016 por las “omisiones del Estado colombiano” en investigar amenazas contra la comunicadora, según un documento del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), que acompaña el proceso.

El informe da cuenta de que Bedoya “fue secuestrada, agredida y violada sexualmente” en mayo del 2000 como “castigo” por sus investigaciones “en temas relacionados con el sistema de justicia y carcelario, en el marco del conflicto armado colombiano”.

Valencia, que formó parte del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes para la investigación de la desaparición de 43 estudiantes normalistas en México, sostuvo que las investigaciones de atropellos y asesinato de periodistas y la prevención de estos hechos son “asignaturas pendientes” de los estados.

Te puede interesar: Artículo 19: 2016 el más violento para periodistas

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció a finales de octubre pasado que “se ha consolidado” en el continente americano “un patrón de agresiones” contra el periodismo que proviene tanto del crimen organizado como de los Gobiernos.

Por su parte, representantes de los gremios periodísticos de El Salvador, Honduras y Guatemala, que forman el Triángulo Norte de Centroamérica, aseguraron en octubre de 2016 que la desprotección de sus empresas y de los Estados los dejan a merced de las pandillas que asedian la región, una de las más letales del mundo.