Con la finalidad de reducir las emisiones contaminantes en la calidad del aire de la Megalopolis, las motocicletas podrían ser sujetas a verificación

Ciudad de México.— Con la finalidad de reducir las emisiones contaminantes en la calidad del aire de la Megalopolis, el titular de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME), Martín Gutiérrez, dijo que la Secretaría del Medio Ambiente federal alista una norma, para atender la problemática de las emisiones que expulsan las motocicletas, a fin de que los propietarios de este medio de transporte, estén obligados a verificarlos.

Luego de una reunión con diputados federales de la Comisión de Medio Ambiente de San Lázaro, el funcionario señaló que aun con las inconformidades que generará la verificación a estos usuarios, son el transporte que por pasajero, emiten un mayor número de contaminantes.

“Inclusive a muchos incomodó, se los quiero decir, a muchos diputados incomodó. Necesitamos normar las emisiones de motocicletas. Perdón, las motocicletas es un parque vehicular en aumento que ha quedado suelto, emiten más tóxicos que un vehículo normal, emiten compuestos orgánicos volátiles y sobre todo en número, por usuario es el vehículo más contaminante”.

Reiteró el llamado los legisladores para “apechugar” y asumir los costos políticos de aplicar medidas y políticas más firmes para reducir la emisión de contaminantes, porque en algunas ocasiones, como sucede con las motocicletas, hasta los diputados federales han mostrado su inconformidad.

Te puede interesar  No pasan verificación 50% de hologramas 0

Reconoció que las nuevas disposiciones seguramente harán “brincar” a los ciudadanos, pero lo que la Megalópolis necesita, dijo, es un mejor transporte público y desincentivar el uso de autos particulares.

Como ejemplo de la problemática que en materia de movilidad y contaminación se presenta esa región, indicó que en los últimos 20 años se expandió en más del 150 por ciento, cuando la población apenas creció tres por ciento.

Esto revela, subrayó, que la mala planeación de las ciudades y centros urbanos, persiste lamentablemente.

Ante el cuestionamiento del secretario de la Comisión de Medio Ambiente y diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Fernando Rubio, sobre el recorte de más de 20 mil millones de pesos al sector del medio ambiente en el presupuesto 2017, Gutiérrez Lacayo dijo no tener claros los motivos de dicha reducción de recursos.

No obstante, indicó que los congresistas deben reflexionar respecto a que no se necesita más burocracia en el sector ambiental. Puntualizó que de acuerdo a proyecciones financieras hechas por la CAME, ese organismo no requiere más de 50 millones de pesos para operar al año, puesto que su labor no es ejecutiva, no ejecuta normas, sino que diseña políticas y coordina acciones que otras dependencias como SEMARNAT se encargan de poner en marcha.

También se pronunció a favor de fortalecer “de manera brutal” a los municipios, así como impulsar que diseñen planes de desarrollo con una visión de mediano y largo plazo, a 10 o 15 años, esto, a fin de controlar su crecimiento desmedido.

Esa problemática se resolverá, apuntó, sólo si se atienden las deficiencias en los planes de desarrollo municipales y en las ciudades, si se implementan más energías renovables, si se incentiva la generación de energía en las ciudades y se impulsan las “ciudades Inteligentes” cuyo crecimiento debe ser “vertical”.

También es necesario, dijo, eliminar estacionamientos y generar zonas de “bajas emisiones”, es decir, sin acceso a los vehículos. Respecto a la verificación, los autos nuevos pueden verificar cada dos años con la posibilidad de que sean cuatro, pero tendrá que ser el propietario quien lleve su vehículo  a verificar y de estar cumpliendo con las normas nuevas,  podría hasta circular todos los días por 4 años.

ebv