El magistrado Luis Gabino Medina Burgos alcanzó uno de sus sueños al recibir el birrete, anillo, medalla, pin y diploma como Doctor Honoris Causa

Ciudad de México.— Hombre de servicio, de vocación social, el magistrado Luis Gabino Medina Burgos, alcanzó uno de sus sueños al recibir el birrete, el anillo, la medalla, el pin y el diploma como Doctor Honoris Causa que concede el Instituto Mexicano de Líderes de Excelencia (Imele), organismo internacional que congrega a personalidades de la ciencia y la cultura.

De esta forma, Medina Burgos se sumó al selecto grupo de hombres y mujeres de gran valor que contribuyen a desarrollo de México.

Junto con 30 doctorantes, quienes participaron en la ceremonia de investidura del Claustro de notables, el magistrado superior de justicia recibió el aval luego de un largo proyecto de aprobación que duró más de un año.

Medina Burgos fue reconocido ampliamente por su humildad profesional, sencillez, rectitud e imparcialidad que se reflejaron en el ámbito institucional de la justicia.

“Soy un hombre de vocación, tenga una vida dedicada al servicio y participo en la decencia por amor, no por beneficio personal. Tengo claro en mi mente que puedo ser un buen forjador de estudiantes, de funcionarios, impartidores de justicia”, dijo en entrevista Medina Burgos.

En ese sentido, el recién nombrado con el título de Doctor Honoris Causa, fue enfático al señalar que una de sus inquietudes es generar sueños en los jóvenes, motivarlos a ser creadores y construir la fortaleza de sus destinos, porque lamentablemente “las nuevas generaciones han dejado de soñar”.

En el Casino Naval de la Ciudad de México, Luis Gabino insistió en que busca el bien y no recompensas “tengo una trayectoria limpia, a toda prueba, y este reconocimiento lo constata de manera evidente, porque indagaron mi actuar y el prestigio que me he forjado.

El evento se distinguió por la presencia de gente valiosa en las ciencias, el deporte, las artes y la cultura, donde los 31 galardonados se declararon amantes de su país, pero sobre se mostraron orgullosos de sí, sabedores que sus pasos siembran alegría, éxito y optimismo, de manera individual, familiar y en el conjunto de la sociedad.

En este marco, el magistrado Medina Burgos afirmó que este momento representa la síntesis del gran esfuerzo que ha hecho durante toda su vida “ser un hombre de bien, impartir justicia es una gran responsabilidad, que ahora crece con la distinción que acabo de recibir”.

Te puede interesar Senado toma protesta a magistrados

ebv