Black Mirror temporada 5

La quinta temporada, como siempre, promete no volver a dejar indiferente a nadie.

Londres.- El creador de Black Mirror, Charlie Brooker, se confiesa molesto cuando la gente percibe que su serie está en contra de la tecnología o les hace recelar de ella.

¿Quizá de lo que desconfiamos es de la propia capacidad del ser humano para controlarla?.

Brooker tiene clara esta última lectura y, tal y como explicó a Efe en una entrevista en Londres, "en prácticamente todos los episodios los personajes son los que hacen las cosas mal, no la tecnología".

Netflix estrena el 5 de junio los tres nuevos episodios que forman la quinta temporada de esta serie.

De forma independiente en cada uno de los capítulos, un universo paralelo en el que, de una u otra forma, la tecnología ha cobrado un papel crucial, aunque siempre termina por transformarse en algo perturbador.

Sin embargo, Brooker insiste en que no son "antitecnología" y, de serlo, tendrían "el peor trabajo del mundo" porque la "utilizan todo el tiempo".

A la hora de inventar nuevos mundos para ambientar las producciones, es habitual recurrir a la magia o los súper poderes pero, en esta ocasión, los creadores le dieron una vuelta de tuerca más y para hacer que ocurran "cosas inusuales" utilizaron "los milagros tecnológicos".

Su intención era "introducir conceptos bizarros, con giros horribles y con un punto oscuro".

Para inspirarse, aseguró que "no miran las noticias", sino que mantienen largas conversaciones sobre ideas y cosas que han visto para tratar de dar con la original idea de cada capítulo.

"Smithereens", "Striking Vipers" y "Rachel Jack and Ashley Too", son los títulos de las tres nuevas entregas.

La estrella se llama Miley y se apellida Cyrus, y protagoniza el tercero de ellos.


YA VISTE: Miley Cyrus estará en Black Mirror 

La que fuera estrella de Disney lleva años tratándose de alejar de esa imagen de niña buena, algo que ha conseguido a base de polémicas y que le han encumbrado como una de las estrellas del pop más conocidas.

Eso era precisamente lo que buscaban, que una verdadera diva de la canción interpretara ese papel en la ficción para que fuese "un personaje creíble de inmediato".

La productora desveló que su "sueño" era que esa persona fuera Cyrus, pero que no guardaban demasiadas esperanzas con que leyera el guión alguna vez, porque es una persona "muy ocupada".

Sin embargo, cuán fue su sorpresa cuando la estadounidense no solo leyó el guión, sino que le gustó y accedió de inmediato a colaborar en el proyecto.

"Fue muy generosa. Creo que también le gustó el guión porque sintió reflejada su propia trayectoria profesional".

La quinta temporada, como siempre, promete no volver a dejar indiferente a nadie.

EFE

npq

Black Mirror