¿En verdad nos bastamos solos en materia de ideas? Por favor, piénsele bien antes de contestar.

¿En verdad nos bastamos solos en materia de ideas? Por favor, piénsele bien antes de contestar.

Ayer martes 21 de marzo, aniversario del natalicio de Benito Pablo Juárez García, titulé así mi colaboración en Excélsior, sección DINERO: ¿Qué significa para usted, hoy, Benito Juárez? ¿Le dice algo? De interesarle, aquí la podría leer: http://www.dineroenimagen.com/2017-03-21/84805

El texto llevó al Sr. Rogelio Lizcano Hernández, de la Universidad del Valle de Atemajac, comentar lo siguiente: Por ello y por muchas otras razones más es que el legado de Juárez permanece vigente en la actualidad. No dudo que haya otras figuras extranjeras muy importantes; pero no necesitamos ir tan lejos para encontrar hombres preclaros como el Benemérito de las Américas.

Esto último, en respuesta a los dos últimos párrafos de mi colaboración, los cuales aquí transcribo:

¿Piensa usted que lo hecho y dicho por él, es útil hoy para enfrentar los problemas que nos aquejan? ¿No habrá llegado el tiempo, sin menospreciar lo que hicieron decenas o centenas de mexicanos y algunos extranjeros en favor del país y su desarrollo, de empezar a ver las cosas de otra manera, sin tanto héroe broncíneo sino con una visión de futuro que sirva, esencialmente, para sentar las bases de un mejor país? Termino preguntándole: ¿No hay en el extranjero, alguien digno de ser estudiado y, de sernos útil, seguido su ejemplo?

Lo anterior, específicamente los párrafos transcritos, me sirven para comentar con usted hoy, un tema que considero relevante: ¿Con qué instrumental teórico podemos entender lo que enfrentamos hoy? También, ¿con qué ideas y experiencias exitosas como referente, podríamos diseñar las soluciones para nuestros problemas cuyas causas habríamos definido, y entendido a cabalidad?

Lo primero que debo decir, es que esa posición de pensarnos autosuficientes en materia de ideas y héroes preclaros como propone Don Rogelio, además de errónea, es de una peligrosidad que debería ser denunciada. La autosuficiencia en materia de ideas, no es algo inherente a las sociedades; por el contrario, ellas han buscado siempre el intercambio del conocimiento para encontrar las mejores soluciones a cualquier problema.

Esa visión aislacionista, más hoy que en cualquier otra época, carece de todo sentido; esa visión casi feudal, de rechazar al ajeno y sus ideas, es algo que debería ser repudiado y enseñado que es la colaboración entre los diversos lo que conduce a aumentar y profundizar el conocimiento.

El oscurantismo medieval fue, por más intentos que hicieron sus promotores y defensores, derrotado en toda la línea. Hoy, promoverlo es propio de gobiernos autoritarios y de dictadores ignorantes que piensa que el mundo vive allá por el Siglo XV o XVI.

De ahí que lo planteado por Don Rogelio, deja ver una visión atrasada, y cerrada en cuanto la disposición para estudiar lo que otros en otros países han avanzado y aportado.

Lo más curioso de esto, si usted lee el comentario completo que hizo a mi colaboración en Excélsior, es que Juárez abrevó en fuentes del exterior; por ejemplo, en lo que intelectuales y estudiosos franceses habían desarrollado en materia de libertades, por ejemplo.

De plantear Don Rogelio los grandes avances y decisiones modernizadoras de Juárez las cuales, como dije, fueron resultado de sus estudios de lo avanzado en otros países no en México, nos diga ahora que: el legado de Juárez permanece vigente en la actualidad. No dudo que haya otras figuras extranjeras muy importantes; pero no necesitamos ir tan lejos para encontrar hombres preclaros como el Benemérito de las Américas.

¿Y usted, qué piensa al respecto? ¿Acaso, como señalaría el Presidente Díaz, todo lo que se aparte de la Revolución Mexicana son ideas exóticas y extranjerizantes y por lo tanto, rechazables por todo mexicano bien nacido?

Pienso, para terminar, que más que en épocas anteriores, debemos abrevar en las nuevas ideas acerca del desarrollo y cómo lograrlo, y estudiar las experiencias exitosas para tomar lo que se adecue a México y su especificidad.

Nuestros héroes, muchos de ellos más humanos imperfectos que héroes, enfrentaron otros problemas bajo condiciones que no son las de hoy; por ello, sin renegar de ellos y de lo que lograron, hay que abrevar en las nuevas corrientes de pensamiento, abrirnos al mundo y modernizarnos, no anclarnos en el pasado y el antepasado.

La opinión emitida en este texto es responsabilidad del quien lo emite y no representa la opinión ni la postura de Siete24.mx ni de deportes.siete24.mx