adopciones

Guatemala, Guatemala.- Tras el incendio que arrancó la vida a 40 niñas el pasado 8 de marzo en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción de esta ciudad, organizaciones sociales y representantes de casas y albergues para niños sin hogar en Guatemala exigieron este martes al Congreso reformar la Ley de Adopciones para evitar  las causas que condujeron a la peor tragedia que ha visto este país en los últimos 30 años y garantizar la protección de niños y adolescentes.

En el interior del Congreso de la República, la religiosa ortodoxa Inés Ayáu García  dio lectura a la petición que medio centenar de organizaciones de participación ciudadana respaldaron para que los diputados revisen la Ley General de Adopciones “con el objeto de agilizar las adopciones de niños en condición de adoptabilidad y reactivar las adopciones internacionales”.

2

Las organizaciones Instituto de Derecho de Familia, Hogar Rafael Ayáu, Decido Adoptar, Liga ProPatria, Sí a la Vida y Asociación La Familia Importa insistieron a los legisladores que el Decreto 77 de 2007 y el actual Consejo Nacional de Adopciones (CNA) “violan el derecho humano de niños y adolescentes a pertenecer a una familia”.

“El 8 de marzo del 2017, es una fecha que quedó marcada en la historia de nuestra Guatemala pues una vez más la cruda realidad de lo que sufre nuestra niñez y adolescencia salió a la luz con una tragedia que no puede volver a ocurrir jamás”, expresó la religiosa Ayáu García, quien dijo estar preocupada ante carencia de mecanismos legales apropiados para la protección de la niñez y adolescencia guatemalteca”.

Al respecto, José Estuardo Córdova, asesor jurídico de la Asociación La Familia Importa, dijo que se presentará en las próximas semanas la propuesta del dictamen para que el Congreso analice una potencial reforma: “Exigimos que la reforma incluya los convenios internacionales ratificados por el Estado de Guatemala en materia de adopción internacional y nacional. Lo primero a considerar debe ser la protección integral de los niños, niñas y adolescentes, así como la necesidad de que pertenezcan a una familia”, dijo.

Por su parte, el diputado independiente Luis Pedro Álvarez Morales se comprometió a dar seguimiento a la propuesta de reforma pues, bajo el trágico antecedente del incendio en el Hogar Seguro, “es claro que no queremos instituciones burocráticas y corruptas. No queremos que ningún niño más viva en hogares inseguros en Guatemala”, subrayó.