La nueva crisis política en Brasil desembocó en graves incidentes durante una manifestación contra el presidente Michel Temer en la capital Brasilia

Brasilia.- La nueva crisis política en Brasil desembocó en graves incidentes durante una manifestación contra el presidente Michel Temer en la capital Brasilia, que dejó cinco heridos y en la que varios ministerios fueron invadidos, depredados e incendiados.

Al menos 35 mil personas marcharon este miércoles hasta la Explanada de los Ministerios en Brasilia, el Palacio Presidencial y la sede del Legislativo, donde se montó una barrera de policías para evitar la llegada de los manifestantes.

Representantes de organizaciones sindicales y movimientos sociales de campesinos sin tierra portaban pancartas exigiendo la dimisión de Temer por los escándalos de corrupción, así como la celebración de comicios para elegir un nuevo jefe del Estado.

Te puede interesar: Empresa confirma que pagó sobornos a Temer 

A media tarde, graves enfrentamientos estallaron entre la policía y los manifestantes, con gases lacrimógenos, piedras y palos en la gran explanada de césped que corta el centro de Brasilia.

A pesar del dispositivo de seguridad, que involucró a cientos de policías, los manifestantes –muchos de ellos llegados a Brasilia en medio millar de autobuses procedentes de todo el país- llegaron hasta los edificios ministeriales.

Invadieron al menos cuatro inmuebles y provocaron fuego en la planta baja de la sede de Agricultura.

Ante el caos, el presidente Temer desplegó tropas federales para proteger el patrimonio público y la seguridad en Brasilia, una ciudad donde las sedes del Ejecutivo, Legislativo y Judicial están separadas por apenas unos centenares de metros.

Te puede interesar: Futuro de Temer, en manos de Odebrecht 

El ministro de Defensa brasileño, Raul Jungmann, realizó un pronunciamiento en el que dijo que “no permitirá que actos como este turben un proceso que se desarrolla de forma democrática y con respeto a las instituciones”.

“Se trata de violencia, vandalismo, agresión al patrimonio público”, agregó, sin precisar cuántos militares participarán en el operativo.

Al menos cinco personas fueron heridas en los enfrentamientos, mientras la secretaría de seguridad del Distrito Federal brasileño investiga si hubo un manifestante alcanzado por una bala disparada con un arma de fuego. (Notimex)

refm