Una serie de incendios forestales activos en cuatro entidades de Estados Unidos han provocado la muerte de seis personas, cuatro de ellas en Texas

Dallas, EU.- Una serie de incendios forestales activos en cuatro entidades de las planicies centrales de Estados Unidos casi duplicaron la superficie que afectan en las últimas horas, para abarcar unos dos mil 500 kilómetros cuadrados, informaron autoridades.

Los incendios, que son alimentados por los pastos secos y propagados por los fuertes vientos, comenzaron el pasado lunes y han provocado la muerte de seis personas, cuatro de ellas en el noroeste de Texas, así como la evacuación de cientos de residentes de pequeñas comunidades.

Los incendios, que afectan extensas planicies de pastizales en Kansas, Oklahoma, Colorado y el noroeste de Texas, también han ocasionado la muerte de cientos de cabezas de ganado.3

Te puede interesar: INCENDIOS EN CHILE COSTARON 347 MDD

La División de Administración de Emergencias de Kansas informó que los incendios han arrasado más de 242 mil hectáreas y han provocado la muerte de una persona en ese estado.

En el condado de Clark, cerca de 30 estructuras han sido dañadas, incluyendo algunos hogares, dijo Allison Kuhns, vocera de la oficina local de Manejo de Emergencias.

Kuhns precisó que cerca de la mitad de las estructuras fueron dañadas en la pequeña comunidad de Englewood y sus aldrededores, y que también hubo pérdidas significativas de ganado y destrucción de ranchos enteros.

En Oklahoma, la gobernadora Mary Fallin declaró el estado de emergencia para 22 condados debido a los incendios en curso y las condiciones meteorológicas críticas.

La gobernadora informó en un comunicado que se estima que los incendios han quemado entre 80 mil y 120 mil hectáreas en los condados de Beaver, Harper y Woodward, y alertó que las condiciones peligrosas proseguirían hasta mañana jueves.

Te puede interesar: GUATEMALA: MUEREN 19 MENORES EN INCENDIO

Una mujer murió de un ataque al corazón mientras luchaba contra un incendio en la comunidad de Buffalo, cerca de la frontera con Kansas.

En el noroeste de Texas, en la región conocida como “Panhandle”, tres incendios quemaron más de 50 kilómetros cuadrados de superficie y provocaron la muerte de cuatro personas, tres de ellos ganaderos que fallecieron atrapados por las llamas cuando trataban de salvar su ganado.

Los incendios también han afectado partes del noreste de Colorado, cerca de la frontera con Nebraska. En los condados de Logan y Phillips, las llamas han arrasado unos 60 kilómetros cuadrados de superficie y destruido tres casas. (Notimex)

refm