Foto EFE

La temporada alta para Thomas Cook en México era de abril a septiembre

Siete24.mx

Siete24.mx

Ciudad de México.— El Gobierno de México consideró que el cierre del operador de turismo británico Thomas Cook "no afectará significativamente" a la industria turística nacional.

En un comunicado, la Secretaría de Turismo (Sectur) argumentó que la aportación anual de Thomas Cook a la captación de divisas por turismo es marginal y únicamente representa el 0.4 % del ingreso total, es decir, 100 millones de dólares.

"Thomas Cook únicamente volaba a Cancún, aportando el año pasado 112.864 asientos de avión, de los cuales 664 asientos provenían de Belfast; 12.739, de Glasgow; 33.548, de Londres y 66.933, de Manchester", precisó la dependencia.

Te puede interesar Se reposiciona la CDMX como destino clave del turismo de reuniones

Y agregó que "en el periodo de enero-julio de 2019, realizó 401 vuelos y transportó a 122.894 pasajeros".

De acuerdo con la Sectur, de septiembre a fin de año, Thomas Cook ofrecía un total de 27.248 asientos desde distintos sitios de Reino Unido, como Manchester, Glasgow y Londres.

La temporada alta para Thomas Cook en México era de abril a septiembre, periodo en el que se concentraba el 70 % de su oferta.

Por tanto, lo que se dejaría de recibir de octubre a diciembre de presente año por la quiebra de esta empresa ascendería a 23 millones de dólares, en el caso de que se perdieran todos los turistas que ya tenían contratado un viaje a Cancún con Thomas Cook.

Te puede interesar El morbo de conocer lugares funestos… el nuevo turismo

En todo 2018, Thomas Cook generó ingresos de 100 millones de dólares en México derivados del gasto de los turistas.

Por último, la Sectur reiteró "su confianza en que la suspensión de actividades de Thomas Cook no afectará mayormente el flujo de turistas del Reino Unido hacia nuestro país, ya que existen otras compañías mayoristas, como TUI, Wamos o Transat, que seguramente cubrirán en el mercado la ausencia de Thomas Cook".

Después de que Thomas Cook informara que dejaba de operar, 105 aviones quedaron en tierra, mientras que aproximadamente 600.000 personas -de las que 150.000 son del Reino Unido- han quedado varadas en unos 51 destinos turísticos de 17 países.

Te puede interesar Conectividad, clave para el turismo: Slim Domit

La quiebra de Thomas Cook afecta también a sus 22.000 empleados, de los que 9.000 corresponden al Reino Unido.

La compañía, que llevaba varios años en serias dificultades financieras, vendía paquetes turísticos a 19 millones clientes al año en 16 países, por lo que hay afectados en todo el mundo.

ebv