El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, criticó a quienes no creen en la Policía federal y los militares mexicanos.

Ciudad de México.— El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, consideró que quienes no creen en la Policía federal y los militares, no ven las armas con que los delincuentes los enfrentan, ni los momentos complejos que viven en un enfrentamiento.

Al encabezar la entrega de prestaciones del ISSSTE a agentes federales, en Coacalco, Estado de México, Osorio Chong, reiteró que los federales y militares están haciendo acciones, que incluso, no les corresponden como ir a los municipios y ser policía municipal.

Te puede interesar  Labores policiacas del Ejército no deben ser permanentes

“Mando el mensaje a quienes no creen en las instituciones y las denostan; a quienes dicen que no es posible que actúen así nuestras fuerzas armadas o nuestra Policía Federal, porque eran jóvenes. Seguramente ese y otros personajes no ven las armas con las que los enfrentan; no están ahí, en el territorio, viviendo un momento complejo de un enfrentamiento, y seguramente no conocen a las familias de los que han lastimado estos criminales”, dijo el encargado de la política interna del país.

En ese sentido, exhortó a las diferentes fuerzas políticas que “dejen de sacar raja política” de un tema tan sensible como el de seguridad pública.

Por otra parte, a través de un comunicado, el exrelator especial de las Naciones Unidas sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, Juan Méndez, aconsejó reducir en México la presencia de militares en funciones de seguridad pública.

Te puede interesar  Ejército no hace tarea de policía

Señaló que en virtud de que la Ley de Seguridad Interior “va en la dirección de por lo menos limitar, si no eliminar, los controles democráticos sobre la actuación de las fuerzas armadas”.

El exrelator especial de la ONU recordó que en el informe que hizo, después de su visita a México en 2014, destacó que la incidencia en la tortura se correspondía en el tiempo con la incorporación de los militares a la seguridad interior”.

Destacó que a raíz de la lucha contra el crimen organizado, en México se ha generalizado la tortura, “de una manera que es muy difícil erradicarla”. Y si bien se han hecho esfuerzos por controlarla, “hasta ahora no se demuestran del todo fructíferos”.

ebv