Connect with us

Ciencia

Con enjuague bucal con propóleo, UNAM busca combatir caries

ESPECIAL
Avatar

Publicada

on

México.- Un equipo multidisciplinario de científicos universitarios trabaja en el desarrollo de una formulación de propóleo para obtener un medicamento herbolario, a fin de apoyar, en especial, a la población de las comunidades indígenas que dependen de la medicina tradicional en la atención primaria de la salud.

La meta es elaborar un preparado con propiedades antimicrobianas en forma de enjuague bucal, para el combate de bacterias causantes de la caries, que se absorba adecuadamente y con eficacia terapéutica, el cual cumpla con la normativa establecida para su distribución al público.

El propóleo es uno de los productos más ricos de las abejas. A través de la historia ha tenido múltiples usos, para el tratamiento de enfermedades respiratorias o digestivas, o como agente antibacteriano y cicatrizante. No obstante, sus propiedades varían de acuerdo con su lugar de origen.

La Organización Mundial de la Salud destacó la importancia de revalorar la medicina tradicional, a la cual, en este caso, se le da valor agregado a través de la investigación científica, señalaron los participantes en el proyecto interinstitucional.

Adriana Correa Benítez, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ), explicó que los propóleos son resinas que las abejas obtienen de las plantas, las cuales adicionan con secreciones salivales y mezclan con cera, barro, arcilla o tierra. Ese material, con el cual sellan agujeros o grietas en su colonia, es un agente termorregulador y también les sirve como antibiótico y protección contra los invasores; si alguno entra, es “momificado” con una cobertura de resina.

Sus propiedades varían porque ni Apis mellifera (abeja europea) ni las especies nativas visitan las mismas plantas. Las características de cada uno dependerán de su origen geográfico y del tipo de abeja, explicó el egresado de la Facultad de Química, José Fausto Rivero Cruz, quien continúa laborando en este proyecto.

El propóleo, precisó el también director General de Investigación y Desarrollo de Finca la Isla, en Papantla, Veracruz, es una mezcla compleja con aproximadamente 500 componentes, entre ellos, los llamados flavonoides (compuestos fenólicos de origen vegetal con diversas propiedades farmacológicas), los más comunes y abundantes, además de los terpenoides, ácidos fenólicos y ésteres.

Asimismo, en el geopropóleo el equipo de investigación encontró terpenoides, productos de gran relevancia debido a su actividad cicatrizante, antiinflamatoria y anti bacteriana mencionó el experto.

El grupo de trabajo, abundó Blanca Rivero Cruz, del Departamento de Farmacia de la FQ, desarrolló y validó metodologías analíticas para cuantificar a los flavonoides marcadores de los propóleos provenientes del altiplano en México.

Gracias a ellas establecieron que hay dos característicos de esta región, y “los hemos diferenciado entre muestras de propóleos de los estados de Puebla, Zacatecas, Chiapas, Tlaxcala y Guanajuato. Estos procedimientos analíticos son de vital importancia para garantizar la calidad y, por ende, la eficacia de ese producto de la colmena”.

Cuando se obtiene la muestra, relató, se identifican los componentes principales; luego se hace un estudio denominado fitoquímico y se aíslan dichos componentes en forma pura. En el laboratorio se les da el tratamiento adecuado y con el uso de disolventes (etanol y agua) se hace el preparado, detalló la académica.

Una vez que se cuenta con el perfil de los propóleos, es decir, componentes y posible actividad farmacológica, entonces “se desafían contra bacterias, hongos y otros agentes causantes de enfermedades, y se determina si son realmente efectivos en diferentes usos, no sólo para humanos, sino para animales”, abundó Adriana Correa.

Se toman en cuenta los usos que se les dan en la medicina tradicional: curar heridas, problemas de cavidad oral o infecciones, por ejemplo. Sabemos por la experiencia con animales y seres humanos qué bacterias ocasionan gingivitis, caries, infecciones de la piel, y así se prueban, refirió.

Un caso es la leishmaniasis, una afección olvidada que causa importantes heridas en la piel. En el sureste del país usan propóleos y geopropóleos para tratarla; “encontramos que, en efecto, los componentes de esas resinas inhiben el crecimiento del diminuto parásito que causa el mal, incluso mejor que el fármaco que se utiliza para el tratamiento.

Es decir, con el uso de ese producto natural es posible que los pacientes eviten llegar a la etapa sistémica de la enfermedad”. Estos estudios son realizados por el grupo liderado por Ingeborg Becker, de la Facultad de Medicina.

Los científicos también hicieron un estudio para determinar la actividad antioxidante en más de 40 muestras de propóleo. Luego de comprobarla, se estableció que en la diabetes el estrés oxidante juega un papel importante.

“Nos enfocamos en la nefropatía (enfermedad del riñón) y encontramos que, si se consume en etapas tempranas del padecimiento, se retarda el proceso, y eso es muy importante para evitar insuficiencia renal crónica, diálisis o trasplante de riñón”, expuso José Fausto Rivero.

Correa Benítez mencionó que los apicultores que cooperan con esta investigación reciben un valor agregado para su producto porque saben, con base científica, si su propóleo sirve mejor para vías respiratorias, cicatrizar, curar herpes en la boca, etcétera, y se pueden eficientar los tiempos de tratamiento.

“Eso es lo importante, impulsar la medicina alternativa, ya que en muchas comunidades es la única disponible. Es funcional, pero comprobándola”.

Hasta hoy, aclararon, los consumidores sólo tienen acceso a productos genéricos (jarabes, espray, etcétera) en diferentes concentraciones, que pueden funcionar o no para distintos usos, porque no están validados en la mayoría de los casos.

El equipo analizó cerca de 100 muestras provenientes de varias entidades de la República, productores y temporadas, de modo que los resultados sean estadísticamente válidos. Incluso, se han comparado resultados con muestras de propóleo chino.

La información que ha sido recabada puede servir para establecer especificaciones y actualizar la norma oficial mexicana respectiva, para que sea más representativa para el análisis de este importante recurso natural que también fortalece al sistema inmune, concluyó Blanca Rivero.

LEE Nace mutación de delta y ómicron, se llama deltacron…

emc



Dejanos un comentario:

Ciencia

Cuarta dosis de Pfizer y Moderna no protegen contra Ómicron

Pese a que incrementaron los anticuerpos

Julio Alberto Hortiales

Publicada

on

Tel Aviv.— Pese a que una cuarta dosis de las vacunas anticovid de Pfizer o Moderna aumenta el nivel de anticuerpos, no es eficaz para prevenir Ómicron.

Esto de acuerdo con un ensayo clínico realizado en el hospital Sheba, en Israel en el que se inmunizó a 274 personas. 154 trabajadores sanitarios con Pfizer y el resto, voluntarios con Moderna.

Tras una semana, los anticuerpos de los participantes se multiplicaron por cinco, por lo que la vacuna ofrece protección contra complicaciones graves.

Te puede interesar: Pfizer tendrá lista su vacuna contra variante Ómicron en marzo

Sin embargo, al iniciar la tercera semana del ensayo cuya duración debe ser de seis meses, los encargados del estudio afirmaron que ofrece una defensa parcial contra el virus.

“Las vacunas de Pfizer y Moderna, que eran más eficaces contra las otras variantes, ofrecen menos protección contra Ómicron”.Dijo la profesora Gili Regev-Yochay, que dirige el estudio.

El gobierno israelí autorizó hace poco la administración de una cuarta dosis de la vacuna para personas ancianas o consideradas de riesgo.

JAHA

Seguir leyendo

Ciencia

Tardarán 2 años para preparar en laboratorio a Ictiosaurio de Inglaterra

Avatar

Publicada

on

Por

Tardarán 2 años para preparar en laboratorio a Ictiosaurio de Inglaterra

Ciudad de México.— El fósil de un gran reptil marino encontrado hace pocos días en una laguna cercana a Londres, Inglaterra, podría dar nueva información sobre el grupo de los ictiosaurios, presentes en el planeta hace 250 millones de años y desaparecidos aproximadamente hace 93 millones de años.

Así lo consideró Jair Israel Barrientos Lara, profesor de la Facultad de Ciencias y estudiante de doctorado en el Instituto de Geología (IG) de la UNAM.

Esos reptiles marinos eran animales de gran tamaño, semejantes a cetáceos como ballenas, orcas o delfines en su forma, y lejanos a éstos en su origen evolutivo. Aunque hoy están extintos, tuvieron una amplia distribución y sus restos han sido encontrados en Europa (Alemania e Inglaterra), América (Estados Unidos, México, Colombia y Argentina) y Oceanía (Australia), relató el paleontólogo.

“Lo más relevante del ictiosaurio encontrado en Inglaterra y del que hubo noticias hace unos días es su gran tamaño, alrededor de diez metros de largo, así como lo completo del fósil, que incluye cabeza, columna vertebral y parte de una aleta”, consideró.

“Este hallazgo que ha sido publicado en estos últimos días es casi de un ejemplar completo, tiene toda la columna y en las imágenes se ve que está el ejemplar casi entero, eso es interesante porque reduce el grado de interpretación y tiene certeza”, señaló.

LEE México se une a la NASA para explorar la Luna

El gran tamaño permitirá a los expertos no especular sobre la talla del animal, y ayuda a tener certeza sobre ciertas características del espécimen, abundó.

El peso de su esqueleto se calcula en una tonelada y el ejemplar es el más grande y completo hallado en Inglaterra, sitio donde a fines del siglo XIX se encontró el primer ictiosaurio conocido.

Barrientos Lara informó que el tratamiento del fósil debe ser extremadamente cuidadoso para no afectar el vestigio. “Con frecuencia estos ejemplares se cubren de yeso para poderlos conservar y trasladar al laboratorio, donde comienza un detallado proceso de limpieza y estudio, el cual puede durar hasta dos años para tener los primeros resultados”, señaló.

Sobre el sitio en el que encontró, el especialista universitario destacó que se trata de una laguna, que en tiempos del ictiosaurio fue un mar profundo. “El animal es eminentemente marino y también son marinas las rocas en donde fue encontrado”, señaló.

Explicó que muchas veces los paleontólogos encuentran fósiles en sitios que son zonas áridas o bosques, pero que fueron mares en tiempos muy lejanos. Por ello la paleontología también describe al ambiente en que se hallaban las especies.

Consideró muy factible que se encuentran más fósiles de ictiosaurio en la misma zona, pues significa que el medio ambiente del sitio fue propicio para la conservación de los ejemplares.

ebv

Seguir leyendo

Te Recomendamos