Connect with us

Estilo

Carencia de hormonas para dormir puede traer daño pulmonar

ESPECIAL
Avatar

Publicada

on

México.- La falta o disminución de los niveles de melatonina, hormona relacionada con el sueño y el descanso, puede vincularse, en pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), con aumento en los episodios de tos o falta de oxígeno durante la noche o al desarrollo de delirio intrahospitalario en adultos mayores internados por largos periodos, revelan estudios realizados por especialistas de la UNAM.

EPOC es una enfermedad crónico-degenerativa prevenible que puede ser tratada médicamente, caracterizada por enfisema pulmonar y bronquitis crónica.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en 2020 este problema estuvo entre las diez primeras causas de defunción en personas que fallecieron a partir de los 55 años. Esto significó el deceso de 21 mil 972 personas, de ellas las no especificadas representan 67.8 por ciento de los casos.

Alberto Manuel Ángeles Castellanos, jefe del Departamento de Anatomía de la Facultad de Medicina de la UNAM y titular del trabajo, precisó que si bien desde hace tiempo se asocia a la melatonina con el ciclo del sueño y la vigilia, es la primera vez que se analizan sus efectos en personas internadas.

Para el estudio se revisaron los niveles de melatonina -en la mañana y en la noche- de 55 pacientes en el Centro de Especialidades Médicas del Estado de Veracruz, quienes padecen EPOC.

En este trabajo –el cual contó con el apoyo de expertos de la Universidad Veracruzana y fue presentado en la revista Journal of Sleep Medicine & Disorders-, se revisaron los casos de quienes, aunque suelen estar bien durante el día, en la noche presentan crisis por falta de aire, tos y otras situaciones, por lo cual pensaron que el problema podría estar relacionado o afectar la calidad del sueño.

Ángeles Castellanos precisó: “Lo que vimos es que los pacientes sin EPOC tienen un ritmo de liberación de melatonina adecuado, comparados con los pacientes que tienen la enfermedad donde la melatonina estaba inhibida. Pensamos que esto pudiera ser porque los pacientes se levantan en la noche, prenden la luz y esto inhibe su liberación”.

Para determinar el ritmo diario de liberación de melatonina y cortisol, los expertos revisaron la concentración de la hormona en la saliva, que fue colectada en cuatro momentos diferentes del día: 07:00, 13:00, 19:00 y 01:00 horas.

Con el trabajo, demostraron que los pacientes con EPOC tienen una mala calidad de sueño y bajas concentraciones nocturnas de melatonina. Aunque existían reportes por un sueño de mala calidad, hasta ahora no se habían estudiado las concentraciones de melatonina en estas personas.

“Este es el primer estudio que determina que la alteración del sueño en pacientes con EPOC es probablemente una consecuencia de múltiples factores, incluidos síntomas nocturnos como tos y disnea, y la administración de medicamentos que promueven la exposición a la luz artificial, lo que induce una disminución en la secreción de melatonina”, refieren en la investigación.

Otros estudios han demostrado que la melatonina suprime la infiltración de células inflamatorias en el tejido pulmonar, reduce la destrucción y necroptosis pulmonares, además de disminuir el estrés oxidativo y la disnea.

Contra el delirio

Por otra parte, un estudio realizado cuatro años antes por Ángeles Castellanos reveló que 43 por ciento de las personas hospitalizadas desarrollan delirium intrahospitalario.

Se sabe, precisó, que luego de tres semanas en el nosocomio algunos se vuelven irritables, quieren ir a casa, se quitan el suero, se ponen agresivos o entrar en un estado depresivo.

El estudio realizado en el Hospital General Dr. Manuel Gea González reveló que quienes presentaron más problemas de irritabilidad fueron los adultos mayores, que tienen bajos niveles de melatonina.

“De hecho ahora en la pandemia por COVID-19 se ha estado utilizando mucho la melatonina como un apoyo en pacientes no graves, pues responden mejor ya que la hormona es un tranquilizante, disminuye la respuesta inflamatoria y, además, es un antioxidante natural”, resaltó el experto.

Hormona para dormir

La melatonina tiene un papel fundamental en el sueño y su producción indica al cerebro si es de día o de noche; es decir, aumenta cuando oscurece y disminuye al haber luz. El experto en Cronobiología precisó que con la edad se reducen los niveles de liberación en la sangre.

Añade que se libera de las 23:00 horas a las 03:00 de la mañana; participa también como antiinflamatorio, antienvejecimiento (ofrece protección para evitar la oxidación celular) y se le ha asociado a la adecuada respuesta del sistema inmunológico.

La hormona tiene también una historia natural, pues se comienza a liberar a partir de las ocho o nueve semanas de vida, poco a poco aumenta y los mayores niveles se presentan de los 17 a los 30 años de edad; sin embargo, desciende significativamente a partir de los 48 años.

En sitios como la Ciudad de México, con altos índices de contaminación lumínica, una cantidad importante de personas -desde niños hasta adultos mayores- suelen presentar problemas de falta de descanso, porque no hubo una liberación adecuada de la hormona.

LEE Frente Frío 21 vendrá con fuerte onda polar

emc



Dejanos un comentario:

Estilo

Miedo, otra secuela de Ómicron: expertos

Avatar

Publicada

on

Por

Miedo, otra secuela de Ómicron: expertos

Ciudad de México.— Ante el rápido avance de Ómicron, la gente comenzó a sentirse nerviosa, reacción normal y comprensible porque “frente a cualquier situación extraña o de amenaza a nuestra salud, es inevitable experimentarlo”, aseguró la profesora de la Facultad de Psicología de la UNAM, Melisa Chávez Guerrero.

El Covid-19 impacta en el bienestar físico y emocional, como demuestra el aumento notable de padecimientos relacionados con la ansiedad y depresión registrados de 2020 a la fecha, que en gran parte se debe a una gestión inadecuada de nuestros temores, precisó.

Ante la información en cuanto al número de contagios y fallecimientos, la especialista universitaria recomendó mesura y mantener la calma en todo lugar, lo cual podría coadyuvar a disminuir el impacto de Ómicron en la salud mental.

LEE Covid-19: Arquidiócesis pide responsabilidad comunitaria para romper contagios

“El riesgo es que nuestra atención se focalice sólo en la pandemia y en la amenaza que nos representa. Si nos colocamos en ese escenario es muy probable que sucumbamos al miedo y soslayemos el entorno. Ese fenómeno es conocido como ‘visión de túnel’, e implica una tendencia a ver sólo lo que tenemos enfrente y volvernos ciegos a lo demás”, refirió Chávez Guerrero.

La académica sugirió “darnos un respiro” y realizar otras actividades como ver en televisión algo que nos relaje, armar rompecabezas, convivir con la familia y retomar hábitos que la pandemia nos hizo olvidar, por ejemplo reír.

“Eso no implica que desestimemos la severidad del Covid-19 o que consideremos que, porque nos dijeron que Ómicron es más leve, dejemos de preocuparnos. Es preciso seguir en esta ruta de cuidarnos e incluye atender tanto lo físico como lo mental”.

Por su parte, la profesora de la Facultad de Medicina, Rocío Tirado Mendoza, señaló que la presencia súbita de una nueva variante que en semanas desplazó a Delta del ámbito epidemiológico, nos cambió las reglas del juego.

“La aparición de Ómicron fue intempestiva y de ahí que resulte tan desconcertante. ¿En qué sentido?, en que empezó a distribuirse muy rápido y en tiempos mucho más cortos”, lo cual ha provocado que en unos cuantos días tengamos conocimiento de personas conocidas infectadas o bajo sospecha de tener Covid, lo cual nos genera una sensación de círculo que se estrecha, advirtió.

Destacó que la situación actual genera demasiado estrés en la población y se incrementa con la aparición a diario de fake news sobre el Coronavirus; recibir información confusa incrementa nuestros temores.

ebv

Seguir leyendo

Cobertura especial coronavirus

¿Podemos evitar contagiarnos de Ómicron?

Avatar

Publicada

on

Por

ESPECIAL

México.- El virus SARS-CoV2 (desde la original Wuhan hasta la variante ómicron) “agarra parejo”, aunque las poblaciones más afectadas están entre 20 y 50 años aproximadamente, porque son las que actualmente tienen más movilidad, señala el doctor Samuel Ponce de León, titular de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus.

Debido a que el virus se trasmite fundamentalmente “en gotas aéreas” que expulsamos al hablar, al estornudar, al toser y que quedan flotando en forma de aerosol en ambientes cerrados, nuevamente la barrera fundamental para no infectarnos es utilizar correctamente los cubrebocas.

Siempre que estemos en ambientes cerrados o semicerrados (salón de clase, oficinas, iglesias….) e incluso en congregaciones de gente a la intemperie, hay que portar el cubrebocas y mantener una sana distancia.

Es necesario, dice el Coordinador del Programa Universitario de Investigación en Salud (PUIS), tener una correcta ventilación de las áreas en donde estamos laborando o dando clases o realizando nuestras actividades.

Confinarse voluntariamente

También es fundamental que las personas que desarrollan síntomas de la enfermedad o que sospechan que tienen Covid-19 deben voluntariamente autoconfinarse.

Hasta tener “pleno conocimiento de qué situación estoy viviendo, podré tomar alguna decisión. Si suspendo el aislamiento o cuarentena. O si me voy a hacer un estudio o si voy a consultar a mi médico”.

En el transporte público, “donde la convivencia es muy íntima”, para minimizar el riesgo de infección, se deben mantener abiertas las ventanas de los vehículos y una higiene correcta, sobre todo de manos. Además de llevar ajustado correctamente el cubrebocas y si es posible usar dos, “perfectamente sellados”. No quitárselos ni tomarlos con la mano.

Todos los cubrebocas son útiles. Desde aquellos que se pueden elaborar fácilmente en casa y hasta cubrebocas de diferente tipo que se pueden adquirir en farmacias.

Es ideal, asegura Ponce de León, que el cubrebocas tenga tres capas de una tela de algodón o del material con el que se hacen los cubrebocas quirúrgicos, los azules, que cuentan con unos dobleces que se acomodan muy bien.

¿Qué cubrebocas usar?

Hay también cubrebocas con una mayor capacidad de filtración. Son los N95: tienen una altísima eficacia para el filtro de partículas y se ajustan más y mejor.

Hay otros que se ajustan por atrás, hacia la parte occipital, con dos ligas muy fuertes. Realmente cierran completamente y ponen hermético el cubrebocas.

Siempre hay que usar el cubrebocas hasta el puente de la nariz y por debajo de la barbilla, recomienda el doctor Ponce de León.

Cualquier cubrebocas es útil. Es mejor que nada. Pero, insiste el Coordinador del PUIS, los mejores son los que tienen tres capas, con ajuste perfecto y sellado hermético.

En el caso de un familiar con sospecha de infección, con síntomas o ya infectado con Covid-19, ademas del auto confinamiento, los utensilios de comida deben lavarse “con agua, jabón y listo”. No es necesario “ningún otro cuidado”.

¿Por dónde se transmite el virus?

La transmisión del virus, insiste Ponce de León, es por vía aérea. No a través del contacto con este tipo utensilios (si están lavados) ni del consumo de alimentos.

Uno se puede infectar si después de tocar alguna superficie (mano, vaso, botella…) donde se hayan depositado secreciones respiratorias por toser o estornudar en ellas, se agarra la nariz, los ojos o la boca.

Actualmente, afirma Ponce de León, la mayoría de los contagios son por Ómicron y a todas las variantes del SARS-CoV2 hay que tenerles miedo y mantener las precauciones para evitar la infección.

Nadie puede garantizar que la evolución de una infección por ómicron vaya a ser leve. La semana pasada un joven de 30 años con sus vacunas, padecía una grave insuficiencia respiratoria por la variante Ómicron. No podemos, porque se dice que el virus tiene una menor virulencia, “ser negligentes o auto complacientes con las precauciones que hemos venido llevando hasta ahorita”.

Aunque el SAR-CoV2 agarra parejo, aquellas personas de mayor edad o con factores de compromiso en su salud serán las que tendrán más riesgo de infección. Por eso debemos mantener las precauciones “para que el dicho de ‘enero y febrero desviejadero’ no se cumpla”.

LEE Xochimilco ¿libre de Covid?

emc

Seguir leyendo

Te Recomendamos