Una situación fuera de lo común ocurrió con un jugador durante el encuentro de la Supercopa Turca 2017 entre el Besiktas y el Konyaspor.

Ciudad de México.— Una situación fuera de lo común ocurrió con un jugador durante el encuentro de la Supercopa Turca 2017 entre el Besiktas y el Konyaspor.

Te puede interesar: Pepe llega a las filas del Besiktas

Resulta que en el vibrante cotejo se suscitó una gresca entre los aficionados en las gradas del inmueble, situación que llevó a que un chuchillo cayó al campo de juego.

La arma blanca fue recogida en el terreno por el delantero portugués Ricardo Quaresma. Parecía que el futbolista se disponía a entregárselo al árbitro central; sin embargo, el lusitano no quiso desprenderse del objeto punzo cortante sin antes demostrar que sabe maniobrar una navaja. 

Por si se te pasó: Betis firma empate con Besiktas

La habilidad con el peligroso cuchillo dejó sorprendidos a propios y extraños, aunque fue más la sorpresa de las 'Águilas Negras', que terminaron cayendo 2-1 ante el 'Águila de Anatolia'.