La tragedia vivida en una iglesia de la localidad tejana de Sutherland Springs, cercana a San Antonio, generó las reacciones de tristeza y condena por parte

Estados Unidos.- La tragedia vivida en una iglesia de la localidad tejana de Sutherland Springs, cercana a San Antonio, donde un pistolero solitario mató a 26 personas y dejó heridas de consideración a otras 20, generó las reacciones de tristeza y condena por parte de los Spurs.

El veterano entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, reiteró que lo sucedido no tenía ninguna razón de ser. Además, como hizo antes y después del partido del domingo, siguió con su actitud de apoyar al máximo a todas las familias de las víctimas y residentes de Sutherland Springs.

Entérate: Texas: la segunda masacre en tiempos de Trump

Popovich, exmiembro del Ejercito del Aire, se ha sentido aún más afectado por lo sucedido en Sutherland Springs, después de conocerse que el responsable de la matanza, Devin Kelley, también formó parte del Ejercito del Aire, del que fue expulsado por maltratar a su esposa y a su hijo.

Mientras que los dos jugadores más veteranos de la plantilla de los Spurs como son el pívot español Pau Gasol y el escolta argentino Manu Ginóbili han sido los que han expresado con mayor claridad el sentir por lo sucedido en Sutherland Springs.

Recuerda: Masacre en Las Vegas

"Para mí, el asunto de las armas se ha salido de control. En esta situación, las leyes, las reglamentaciones sobre armas de fuego, deben abordarse", subrayó Gasol. El jugador de Sant Boi recordó que no se trata de casos aislados sino de tragedias que se repiten de manera indiscriminada con resultados que desmoralizan.

"Ya se dan el cualquier parte como son los conciertos, escuelas, iglesias, niños", denunció Gasol. "Esto es devastador, pero es una realidad. "No sé cómo pero deben regularse las leyes de armas y las organizaciones de armas en este país".

En cuanto, si hay seguridad en torno a los partidos de baloncesto, Gasol reconoció que existen medidas que ofrecen garantías.

"Creo que hay medidas de seguridad que impiden que eso suceda afortunadamente. Pero ¿qué sigue?. Eso es lo que tiene que hay preguntarse. Es demasiado repetitivo. No es algo que ocurre una vez cada 20 años", recordó el mayor de los hermanos Gasol. "Parece que ocurre una vez cada semana o cada dos semanas".

Mientras que Ginóbili, que tuvo jornada de descanso, se dejó caer sobre el asiento del banquillo de los Spurs y con movimientos de cabeza de rechazo mostró su tristeza por la tragedia que dejó la mayor matanza de personas por arma de fuego ocurrida en Texas.