El cuerpo de Jenny Judith estaba abandonado en el municipio de Alvarado, Veracruz, con una herida profunda en el vientre

México.— A Jenny Judith Seba Velasco, con 23 años de edad, la ilusionada ser madre y anhelaba la llegada de su bebé que según los médicos que la asistían, sería niña.

Esa misma ilusión por darle lo mejor de sí a su pequeña le arrebató lo más preciado que tenía: la vida y su bebé. Ella iba sólo por ropa para su hija.

Relacionado: Conmociona homicidio de embarazada para quitarle a bebé

Una mujer la desvió con el engaño de que le daría regalos para su pequeña, quien estaba en días de nacer. Horas más tarde se dio el macabro hallazgo. El cuerpo de Jenny Judith estaba abandonado en el municipio de Alvarado con una herida profunda en el vientre, de donde extrajeron a su bebé.

Este miércoles, con inmensa angustia y dolor, y entre llantos se llevan a cabo los servicios funerarios de Jenny Judith.

Cientos de personas han llegado a la vivienda dentro del albergue utilizado por familias trabajadoras en la zafra de azúcar, en la calle Galeras de la localidad Santa Teresa, municipio de Lerdo de Tejada.

Con un nudo en la garganta, familiares y amigos de Jenny Judith exigen justicia.

No dejes de leer: No para la violencia en Veracruz: asesinan a otro periodista

La Fiscalía de Veracruz informó que la recién nacida fue rescatada, que se encuentra en perfecto estado de salud y está bajo resguardo de las autoridades.

Sobre la probable responsable del homicidio de la madre y secuestro de niña, fue identificada como Brianda Padrón Cano y se ofrece una recompensa de un millón de pesos a quien proporcione información que lleve a su captura.

JAHA