La iglesia católica hizo referencia a la cuesta de enero donde la mayoría de los mexicanos padecen sobre la dificultad para comer día a día

México. — La iglesia católica hizo referencia a la cuesta de enero donde la mayoría de los mexicanos padecen sobre la dificultad para comer día a día y esto debido a la inflación que se disparó tras las malas medidas gubernamentales.

Puedes leer: Precampañas sin propuestas viables: Desde la Fe

En el editorial Desde la Fe, la iglesia muestra su descontento ante las “buenas noticias” sobre los beneficios de la macroeconomía, mientras hay millones que no les alcanzan los ingresos para cubrir las necesidades básicas de la canasta básica.

Por lo anterior, consideró que la sociedad civil debe exigir y vigilar que haya austeridad y honestidad en el manejo de cuantiosos recursos públicos, que solo benefician a la alta burocracia gobernante y sus socios, que se enriquecen a costa de la pobreza de millones de mexicanos.

Añadió que sería un error mantener el discurso técnico de la macroeconomía, que no resuelve en nada la precaria economía de millones de habitantes.

El semanario Desde la Fe, hace referencia a los estudios que realiza el Centro de Estudios de Opinión Pública e la Cámara de Diputados, donde se informa que el 11.11 por ciento del poder adquisitivo del salario mínimo, se ha perdido en lo que va de la administración de Enrique Peña Nieto.

Añadió que se necesita ganar tres veces más para cubrir las necesidades básicas de alimentación.

en su editorial “Ya no alcanza para comer”, indicó que las reformas estructurales resultaron ser un fracaso ya que los precios de los combustibles como el Gas Lp y la gasolina no han registrado baja en sus costos y por el contrario, registraron una alza importante iniciado el año 2018.

Te puede interesar: Iglesia critica promulgación de Ley de Seguridad

Por lo anterior, consideró que las promesas de la administración actual, en el sentido de que se bajarían los precios de los combustibles y se elevaría la calidad de vida tanto individual como familiar, sólo quedó en una promesa convirtiéndose en una amarga pesadilla.

agch