Le cuestionan casos de corrupción durante su gestión

Jorge Francomárquez

Jorge Francomárquez

Ciudad de México.- Rosario Robles se ha convertido en uno de los personajes más desprestigiados del sexenio por los múltiples escándalos de corrupción que ha protagonizado y de los que ha sido señalada en las dos dependencias que ha encabezado con el presidente Enrique Peña Nieto; primero en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), y ahora la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu).

Este miércoles 31 de octubre la funcionaria federal acudió al Senado para comparecer, pues ya había hecho lo propio en la Cámara de Diputados; nuevamente se vistió de blanco para hacer su defensa y señalar, como ya lo ha hecho en repetidas ocasiones, que no hay pruebas ni documentos firmados por ella que la incriminen en estafas maestras ni escándalos de desvíos millonarios de recursos.

Sin embargo, cabe destacar que no fueron éstos, argumentos suficientes, para frenar las múltiples arremetidas y andanadas de críticas y señalamientos por parte de los legisladores, en un Congreso donde los priistas de la administración saliente, quedaron reducidos a una minibancada, pues obtuvieron el pasado 1° de julio, el voto aplastante de castigo por este tipo de casos de corrupción, por lo que, a un mes de que acabe el sexenio, el Senado se coinvirtió en la arena en la que opositores al actual régimen se dieron vuelo contra la exjefa de gobierno de la Ciudad de México.

Te puede interesar Tengo las manos limpias: Rosario Robles

Llamó la atención la actuación del Partido Verde, que durante el sexenio fue aliado incondicional del PRI del presidente Peña, ahora cuestionando la política social del Gobierno Federal; el senador Raúl Bolaños Cacho Cué, del PVEM, señaló que a pesar de las políticas públicas a favor de los que menos tienen se incrementó en más de un millón el número de pobres. “¿Qué sucedió con la Cruzada Nacional Contra el Hambre?, ¿cuáles fueron sus esfuerzos para combatir la carencia alimentaria?”, cuestionó.

Por su parte la senadora Verónica Delgadillo, de Movimiento Ciudadano, una de las más críticas durante la comparecencia de Rosario Robles, dijo a Rosario que se le acusa de desvíos de recursos por más de 2 mil 200 millones de pesos estando al frente de Sedesol y Sedatu. Le dijo que el hecho de que su firma no esté en documentos, no la exime de responsabilidad pública y moral. Le preguntó ¿Por qué de cada 500 millones de pesos un alto porcentaje se destinó a publicidad? ¿Por qué nunca se dio cuenta de desvíos, lo cual es igual a complicidad?

Del PAN la senadora Xóchitl Gálvez cuestionó sobre las irregularidades detectadas por la Auditoría Superior de la Federación por contratos de servicios simulados otorgados a empresas fantasma que daban servicio a la propia Secretaría.

Te puede interesar Acusan a Robles de desvío de recursos, ella pide pruebas

Su paso por la Secretaría de Desarrollo Social y la de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, dijo la senadora hidalguense, ha sido una de las más cuestionadas durante la actual administración federal, y esto con todo respeto, subrayó, no se debe a su condición de mujer, sino a presuntas irregularidades y triangulaciones de recursos detectados y observados por la Auditoría Superior de la Federación, lo que hemos conocido públicamente como “La estafa maestra”, apuntó.

Señora secretaria, continuó la panista Xóchitl Gálvez, ¿a qué atribuye que en su gestión al frente de Sedesol y Sedatu, no haya detectado estas irregularidades en los servicios que subcontrataba en las dependencias a su cargo?, ¿por qué no suspendió la firma de convenios con universidades, pese a las observaciones realizadas por la Auditoría Superior?

En Sedesol, indicó Gálvez, se afirmó haber sancionado a 468 funcionarios por este tema, ¿usted a cuántos funcionarios ha sancionado en Sedatu por las observaciones realizadas en la Auditoría Superior? “Aquí nosotros, como integrantes de la Comisión Anticorrupción, sí le queremos entrar a este tema, yo le acepto tomar un café en los próximos días, secretaria, para que platiquemos, si usted no es la responsable, ¿quiénes son los responsables?”

De frente a la secretaria Rosario Robles vestida de blanco, la senadora del PAN, caracterizada por su lenguaje florido soltó: “Yo no voy a descansar hasta que los responsables estén en la cárcel, porque robar es malo, pero robarle a los pobres de los pobres está cabrón; por lo tanto, en esta Comisión sí vamos a investigar a los verdaderos responsables de este quebranto”.

La titular de la Sedatu, respondió que para acusar se necesitan pruebas y los organismos competentes son los facultados para establecer las responsabilidades correspondientes, pero más allá de relatos periodísticos, negó de manera rotunda que en Sedesol y en Sedatu se hayan contratado empresas fantasma, también que las dependencias no tuvieron ningún vínculo con las empresas mencionadas por la Auditoría Superior.

JFM