¿Desde cuándo no asiste a un acto político? ¿Por qué?/ Las cifras de prácticamente todas las encuestas: A muy pocos mexicanos interesa la política.

Las cifras de prácticamente todas las encuestas, podríamos afirmar -con un margen de error muy pequeño-, son similares: A muy pocos ciudadanos mexicanos interesa la política.

Algunas de aquéllas arrojan un porcentaje cercano al 10% y en otras, cuando más, es el 15% de los ciudadanos el que muestra interés en la política. Sin embargo, sea cual fuere el porcentaje de los ciudadanos interesados en la actividad política que tomemos, para una democracia como la nuestra: 125 millones de habitantes y casi 90 de electores, esos 9 o 12 millones que muestran interés en la política representarían un número demasiado bajo.

Si bien dichos porcentajes en modo alguno deslegitiman a quienes fueron elegidos mediante el voto ciudadano, sería conveniente que fueren más elevados; no por el porcentaje mismo, sino porque eso significaría que un número mayor de ciudadanos estaría interesado en la política, y en la cosa pública.

De darse lo anterior, los elegidos mediante el voto ciudadano estarían obligados a rendir cuentas a los ciudadanos, dado el número significativo de quienes estarían interesados en la política y los asuntos públicos.

Ahora bien, según usted, ¿cuáles serían las causas de tal apatía, y renuencia a interesarse en los asuntos públicos?

¿En verdad, el resto de los electores mexicanos -del 85 al 90%-, se habría desinteresado de la política -si es que alguna vez lo estuvo-, únicamente con base en la ofensiva y arraigada corrupción de la casi totalidad de los integrantes, de eso que hemos dado en llamar clase política?

Si bien estoy de acuerdo con usted en que la corrupción ha contribuido a elevar el nivel de renuencia de millones de ciudadanos a interesarse en la política y lo público, pienso que debe haber otras razones las cuales, dada mi ignorancia en esos temas, las desconozco.

Hoy, cuando están a punto de dar principio oficialmente las campañas en cuatro estados -Coahuila, México, Nayarit y Veracruz-, y ante la complejidad del proceso electoral del año próximo para elegir al sucesor en la Presidencia de la República de Enrique Peña Nieto, quiero invitarlo a que piense en lo siguiente.

Si bien es casi un axioma afirmar, que en México todo político es un corrupto, en la medida que menos ciudadanos se interesen en la cosa pública, más fácil les será a aquéllos llevar a cabo sus raterías y corruptelas mil. A contrario sensu, entre mayor sea el número de ciudadanos interesados en la política y la cosa pública, más difícil sería la vida para los políticos corruptos.

Te puede interesar: Piden en INE indagar campaña de Del Mazo

Luego entonces, aun cuando solo fuere por esa razón, ¿por qué no le presta un poco de interés a la política?

Entérese, participe y vote; así de sencillo. Entérese, participe y vote, y verá los efectos positivos que podríamos generar, si decenas de millones de mexicanos nos interesáremos en la política.

También puedes leer:  INE y Coparmex acuerdan promoción del voto

El contenido, comentarios y fuentes de información de los colaboradores y/o columnistas que se difundan en Siete24 y Deportes Siete24, son responsabilidad de cada uno de sus autores.