El Conapred ha observado una recurrencia de los discursos de odio en los últimos años, sobre todo en la población más joven en las redes

México.—  El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) ha observado en las redes sociales una recurrencia de los discursos de odio en los últimos años, sobre todo en la población más joven.

En las redes sociales han aumentado los contenidos que fomentan y normalizan la desigualdad y el rechazo a la expresión de ciertos grupos históricamente discriminados, aseveró la directora general adjunta de Vinculación, Cultura y Educación del Conapred, Tania Ramírez Hernández.

Te puede interesar:  Redes, causantes de aumento de Bullying en jóvenes

 “Es en el odio, la falta de reconocimiento de la otredad y el desprecio hacia la diferencia en donde se genera la discriminación. Ésta (última) también está en el centro de los problemas nacionales”, acentuó.

Esta situación conduce a problemas de violencia, discriminación y estigmas que les pueden perseguir desde el momento de ser difundidos en las redes sociales, comentó después de poner en marcha las actividades del Campamento Frente al Discurso de Odio.

“Es una práctica que no sólo se queda en el espacio virtual, sino que trasciende y afecta el ámbito, tanto público como privado, de las personas”, expuso la representante del Conapred, al señalar que esta presión es capaz de conducir al suicidio.

Ante esta situación, Ramírez Hernández hizo énfasis en la importancia de generar una contranarrativa y desarticulación de los mensajes para evitar “desenlaces fatales”.

En ese tenor, el jefe del Departamento de Juventud del Consejo de Europa, Rui Gomes, coincidió en la urgencia de combatir el discurso de odio, pero "sobretodo debemos prevenir y vacunar a la juventud contra este fenómeno que se esconde detrás del anonimato, la impunidad o la libertad de expresión absoluta”.

Te recomendamos:  Ciberbullying podría llevar al suicidio

Comentó que las redes sociales son el reflejo de lo que sus usuarios producen y desean compartir, sin embargo, nadie puede controlar lo que ellos piensan u opinan, no obstante expuso la necesidad de contribuir al respeto y dignidad en esos espacios de Internet y con apego a los derechos humanos.

"Tenemos la responsabilidad de sensibilizar, educar y movilizar a los ciudadanos y a las instituciones en nuestras democracias para crear otros consensos que protejan la dignidad humana en Internet y que reivindiquen la red como espacio de derechos humanos", expuso a través de un video.

En las instalaciones de Casa Xitla, ubicada al sur de la Ciudad de México, Tania Ramírez Hernández subrayó que la inclusión además permitiría a México un desarrollo económico, humano y social, “al reconocernos como un país multicultural”.

A su vez, el director general de Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), José Manuel Romero Coello, recordó que México es el segundo país de Iberoamérica con más jóvenes, al sumar 37.5 millones de entre 12 y 29 años de edad.

Resaltó que los jóvenes juegan un papel fundamental en construcción de una sociedad más igualitaria y sin discriminación, y refrendó el compromiso de dicho organismo para establecer lazos y más actividades para “parar” el discurso de odio.

Del 5 al 9 de junio, 35 jóvenes de varias partes del país, Estados Unidos y Canadá se reunirán para intercambiar reflexiones y conocimientos en torno a la naturaleza de los discursos de odio, con el fin de impulsar acciones en favor de la igualdad y no discriminación en espacios físicos y digitales desde las juventudes.

AGP