El ataque aéreo de Estados Unidos contra Siria destruyó 20 por ciento de los aviones militares de ese país en la base aérea de Shayrat

Washington, DC.- El ataque aéreo ordenado por el presidente estadounidense Donald Trump la semana anterior contra Siria destruyó 20 por ciento de los aviones militares de ese país en la base aérea de Shayrat, aseguró el secretario de Defensa, general James Mattis.

“El gobierno sirio haría mal en volver a usar armas químicas”, señaló en un breve comunicado el titular del Departamento de Defensa.

Te puede interesar: DENUNCIAN BOMBARDEOS CON "POLVO BLANCO" EN TERRITORIO SIRIO

Al menos medio centenar de misiles Tomahawk fueron lanzados por buques de Estados Unidos contra la base aérea de Shayrat, en represalia por un ataque con armas químicas que la semana pasada provocó la muerte de más de 70 civiles, incluida una veintena de niños.

Mattis justificó la acción militar señalando que se trata de una “respuesta mesurada” al uso de armas químicas, del que Washington responsabiliza al gobierno del presidente sirio Bashar Al Assad.

“El presidente decidió esta acción para disuadir el uso futuro de armas químicas y para mostrar que Estados Unidos no se mantendrá pasivo mientras Assad asesina a gente inocente con armas químicas, las cuales están prohibidas por la ley internacional”, señaló Mattis.

En su evaluación, Mattis señaló que los misiles dañaron o destruyeron almacenes de armas o combustible, baterías antiaéreas, además de las aeronaves sirias.

Por su parte, la Casa Blanca declaró que el bombardeo contra la base militar siria fue una respuesta del presidente Donald Trump a la crisis humanitaria que vive esa nación, a cuyos refugiados impide ingresar a Estados Unidos.

Te puede interesar: TRUMP FELICITA A MILITARES POR ATAQUE

“Al tomar medidas y reducir la intensidad de lo que está sucediendo en Siria, eso es lo mejor que puedes hacer para apoyar a esa gente. Reducir la intensidad del conflicto, contener al Estado Islámico, es el mayor aspecto de alivio humanitario que podemos proporcionar”, dijo este lunes el vocero presidencial Sean Spicer.

Reiteró que la prioridad de la administración Trump en Siria es derrotar al Estado Islámico (EI), “pero también pensamos, desde el punto de vista humanitario y de los refugiados, asegurar un ambiente mejor para que en última instancia permanezcan” en su país. (Notimex)

refm