Washington.— El explosivo de 10 toneladas MOAB, conocido como la madre de todas las bombas, fue usada por Estados Unidos este jueves sobre el territorio yihadista en Afganistán, confirmó el Pentágono.

Llamada la GBU-43/B Massive Ordnance Air Blast bomb (MOAB), se trata de una bomba convencional de gran diámetro de detonación desarrollada para el ejército estadounidense por Albert L. Weimorts Jr.

Al momento de su desarrollo, fue promovida como el arma no nuclear más poderosa jamás creada. La bomba fue diseñada para ser lanzada por un avión de carga C-130.

Desde entonces, Rusia ha probado lo que llamaron "Father of All Bombs" (Padre de todas las bombas) y ellos afirman que es cuatro veces más poderosa que la bomba MOAB. Sin embargo, la veracidad sobre el tipo de explosivo y potencia de esta última bomba rusa, ha sido puesta en duda.

La MOAB es un proyecto tecnológico del laboratorio del Air Force Research Laboratory que inicio en el año fiscal 2002, como un descendiente de la bomba BLU-82 "Daisy cutter" utilizada en la Guerra de Vietnam.

Fue objeto de una exitosa prueba de campo en la Base de la Fuerza Aérea Eglin en Florida el 11 de marzo de 2003 y otro más el 21 de noviembre.

El Air Force Research Laboratory de Estados Unidos, ha dicho que hay una versión aún más grande de la bomba MOAB en desarrollo, que pesa treinta toneladas y puede ser lanzada desde un avión de carga con un paracaídas para aumentar su precisión.

La longitud de la bomba MOAB es de 9170 mm, su diámetro 1029 mm, su peso 9,5 toneladas, de los cuales 8,4 toneladas son explosivos de alta potencia en su cono armado.

El diámetro de explosión es de unos 1.40 Km, la destrucción parcial en la "zona cero" debido a la onda de choque del aire alcanza a una distancia de 1,5 km del epicentro.

Dado su gran tamaño y peso, la bomba MOAB debe ser lanzada desde una rampa en la parte trasera de una aeronave de carga, preferentemente un avión de carga C-130.

Es guiada por un Sistema de posicionamiento global y usa un paracaídas para deslizarse fuera de la rampa de carga, así que puede ser lanzada con mayor precisión y desde una mayor altura que su predecesor, el arma BLU-82.

La bomba MOAB es la primera arma estadounidense en emplear unas aletas de control de rejilla, bastante empleadas por los rusos en sus bombas y misiles (denominadas "Belotserkovskiy grid fins"), como las usadas en el OTR-23 Oka y en el Vympel R-77.

Para poder controlar mejor su posición, esta rejillas permiten que el aire pase y pueden cambiar la dirección de la bomba, al girar la base de la rejilla, que se comportan como varias aletas pequeñas de control al mismo tiempo.

La MOAB usa 18 mil 700 libras de H6 como relleno explosivo en su interior, lo cual es 1.35 veces el poder del explosivo TNT. El H6 es uno de los explosivos más poderosos utilizados por el ejército estadounidense.

Es una base de combustible parecido a la gasolina. Aunque su efecto se compara a menudo con el de una bomba nuclear táctica, tiene solamente una milésima parte del poder de la bomba atómica usada contra Hiroshima: MOAB es equivalente a cerca de 11 toneladas de TNT, mientras que la explosión nuclear de Hiroshima fue equivalente a 13 mil toneladas de TNT.

Se trata de la misma bomba que fue usada por el gobierno de Donald Trump para atacar Afganistán.

emc