Un magistrado argentino citó a declarar a la expresidenta Cristina Fernández y a sus dos hijos por presunto lavado de dinero y cohecho.

Buenos Aires.- La expresidenta de Argentina Cristina Fernández presentó este viernes un escrito que busca eximir de prisión a su hija después de que "en las últimas horas" le hayan "informado" de que el juez que las citó a ambas a declarar la próxima semana como imputadas por delitos de corrupción quiere ordenar su detención.

En un mensaje en Facebook, la mandataria argentina entre 2007 y 2015 se refirió a la causa por la que a principios de febrero el magistrado Claudio Bonadio citó a declarar tanto a Fernández como a sus hijos Florencia y Máximo Kirchner y varios empresarios por presunto lavado de dinero y cohecho.

Te puede interesar: ARGENTINA: CRISTINA CONVOCA A MARCHA CONTRA MACRI

Esta citación se produce en una causa que investiga supuestos negocios irregulares con empresarios de la obra pública a través de la empresa familiar Los Sauces.

"El pasado 3 de febrero, mi hija Florencia fue citada a prestar declaración indagatoria. (...) Se la acusa de haber formado parte de una supuesta organización delictiva que habría iniciado sus actividades en mayo de 2003", comienza diciendo Fernández en su escrito.

En este sentido, la expresidenta recriminó que en ese tiempo Florencia "contaba con tan solo 12 años de edad" y que en la fecha de constitución de la empresa inmobiliaria Los Sauces -objeto de investigación-, su hija "recién había alcanzado a cumplir 16 años".

Es así que recuerda que la relación de Florencia con dicha sociedad se inicia tras el fallecimiento de su padre, el también expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), en 2010, "en el carácter de heredera forzosa".

"En las últimas horas nos han informado que, en el marco de la descomunal campaña de persecución mediático-judicial, Bonadio intentará privar a mi hija Florencia Kirchner de su libertad", asevera Fernández.

Te puede interesar: Y TU MAMÁ TAMBIÉN CRISTINA

En la tarde de este viernes, el fiscal de la causa, Carlos Rívolo, consideró que no hay condiciones de detención en este momento al no haber peligro de fuga ni entorpecimiento de la causa y poco después se conoció que el juez concedió la exención de prisión a la joven, de 26 años.

"Todo esto viene ocurriendo mientras los problemas de los argentinos se siguen agravando con motivo de las políticas del actual Gobierno, situación que pretende ser ocultada y manipulada a través de la actuación coordinada de una alianza política, mediática y judicial", añadió Fernández en su escrito en Facebook.

La ex jefa de Estado acusa a su sucesor, Mauricio Macri, de estar detrás de la persecución de la que dice ser víctima y en su texto de hoy reprochó la "actitud de menosprecio" por parte del actual presidente "a los derechos, garantías y seguridad de las personas y el modus operandi de un Gobierno, en relación con todo lo que considera 'opositor'".

refm