Connect with us
De Santa Lucía al INSABI De Santa Lucía al INSABI

Opinión

De Santa Lucía al INSABI

Domingo Días

Publicada

on

Ciudad de México.— Inicia un año nuevo y parece ser que Mi Viejito Lindo sigue de campaña, ya lleva más de un año de presidente y sigue prometiendo más y más, a pesar de que mucho de lo prometido no se ha realizado o su avance es poco.

Es prácticamente imposible en un espacio tan pequeño poder relatar, aunque sea brevemente, los increíbles logros de la 4T, así que sólo comentaremos algunos de ellos, los que a corto plazo han logrado resultados maravillosos; ya que hay programas y proyectos que son de mediano y largo plazo, cuyo resultado se verá hasta dentro de unos años.

Sólo a manera de ejemplo, habrá que esperar el despegue monumental que vamos a tener en materia de turismo, ahora que los “ineptos” de ProMéxico desaparecieron y nuestros brillantes embajadores serán los encargados de promocionar nuestra tierra en el extranjero, igual que lo hizo Ricardo “ El Uñas” Valero, exembajador que renunció al cargo de embajador en Argentina “por motivos de salud”, en medio de acusaciones de robo.

Podríamos decir que el primer gran anuncio de López Obrador como mandatario del país fue la cancelación de NAIM, cómo no cancelar esta obra infestada de neoliberalismo y corrupción, razón por la cual debió ser arrancada de tajo.

Ya a un año de esto, “Mi viejito Lindo” nos comenta: “si hubiésemos continuado con la construcción del aeropuerto en Texcoco además del costo elevadísimo de 300 mil millones de pesos, además de que se iba a hundir, lo íbamos a terminar en 2025, esto de acuerdo con el proyecto, puedo probar lo que digo”, y acaso no dijo lo mismo cuando habló de la corrupción en esta obra, cosa que ya reconocieron él y Javier Jiménez Espriú no existió.

El avión presidencial voló a los Estados Unidos para ser vendido y a la fecha no se ha podido concretar, no tendrá algo que ver que se compró a través de Banobras en abonos chiquitos para pagar poquito, a tan sólo 15 años por lo que hasta finales del 2027 tendremos la factura endosada.

Además, en tan sólo 9 meses estacionado en los Estados Unidos, la SEDENA pagó casi 12 mil millones de pesos para mantenerlo lavado y pulido, así como prenderlo de vez en cuando para que no se le baje la batería.

Por ahí andan circulando cuentas que muestran que de haber usado el TP-01 el gasto hubiera sido muy poco más, solamente permitir que el presidente esté trabajando cómodamente y comunicado con tierra mientras viaja sería más que suficiente para justificar este gasto adicional y así evitaría a pilotos neoliberales de la oposición que le reclaman por el NAIM y Rocío Nahle estaría feliz ya que no se encontraría con usuarios de la terminal de autobuses “Tapo” a su paso.

Vendió los suntuosos vehículos blindados utilizados por los neoliberales, f1f1’s del PRI ya que su utilización insultaba al pueblo bueno, él mismo se transportaba en un humilde Jetta y a menos de un año ya el SAT adjudica contrato para rentar por cuatro años 79 camionetas de lujo blindadas por tan sólo 277 millones de pesos, es decir, a poco más de $3.5 millones cada una , eso sí modelos económicos como son la Tahoe Premier, Suburban Premier y Grand Cherokee Limited y el ya circula por todos lados en camionetas Suburban.

Lo curioso y delicado aquí es que se le preguntó a la Presidencia los nombres de los dueños de estos vehículos usados por Mi Viejito Lindo y la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales de Presidencia declaró inexistente esta información, cómo es posible que no sepan ni de quién son los vehículos en los que se transporta el presidente del país. ¿Usted les cree algo?

Desapareció el programa de estancias infantiles por exceso de niños fantasma, gracias a esto los niños están a buen resguardo de sus abuelos y de las medicinas ni qué decir, ante la alta corrupción en su compra se concentró en una sola dependencia y ya no hay corrupción, y esto queda más que demostrado, si no hay medicinas quiere decir que no hubo compras, y si no hubo compras pues cuál corrupción.

Como dijera Mi Viejito Lindo: “Qué sociedad somos si la enfermera, el médico, el director de hospital, si cualquier ciudadano no toma la decisión de comprar el medicamento para que no pierda la vida el niño o la niña”.

Ya para concluir esta brevísima reseña no nos queda más que mencionar la desaparición de uno de los programas más corruptos e inútiles que iniciara en el sexenio de Vicente Fox, “el Seguro Popular”, que brindó atención a más de 50 millones de mexicanos que no tenían acceso a servicios de salud, muy chafa sólo cubría 249 padecimientos, medicamentos, estudios de gabinete y de laboratorio entre otros, eso si pagando una cuota de acuerdo a los ingresos de la familia, donde si la familia ganaba menos de 7 mil pesos al mes era gratis y si no pagabas desde $640.00 hasta $10,200.00 al año según ganara la familia, muy caro ¿no se le hace?.

Pero gracias a nuestros brillantes diputados y senadores, en su mayoría de Morena, se creó el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar, eso si no cabe duda de que era muy importante recalcar que es para el bienestar, no vaya a ser para otra cosa, si fuera neoliberal seria para las transas.

Y como todo proyecto de la 4T, el INSABI arranca con una planeación perfecta, en este caso gracias a los legisladores de Morena, Mario Delgado y Ricardo Monreal, que lograron que el proyecto del INSABI estuviera completo con todas sus leyes, reglamentos y normas, si no nunca lo hubieran aprobado.

Tan es así que no hubo objeción alguna para que, mientras la SHCP autorizó un incremento en los costos de recuperación de los hospitales, de tan sólo el 400%, para ser aplicado a partir del primero del año, con gran eficiencia se empato esto con el arranque del INSABI que ofrece hospitalización y medicinas gratuitas para todos los mexicanos. Alto grado de complejidad cobrar y dar gratis al mismo tiempo, sólo la 4T logra esto.

Hoy Mi Viejito Lindo, defendió esta gratuidad: “Se decide que la atención médica y los medicamentos son gratuitos, ¿quién lo decide?, la Constitución, no es conmigo, es con la ley, la Constitución establece el derecho del pueblo a la salud y ahora la nueva ley lo señala no se pueden cobrar cuotas en los hospitales para atender a la población, pero es un proceso porque hay quienes no ven bien esto”.

Habrá que concertar una cita entre “La Constitución”, el Secretario de Hacienda y los directores de los hospitales para que arreglen esto, muy claro lo dijo “no es conmigo es con la ley”.
Sólo me quedaría preguntarles, no acaso “Mi Viejito Lindo” el día de su toma de posesión pronunció estas palabras: “Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, … y si así no lo hiciere que la Nación me lo demande”.

Domingo Días.
domingo.dias@yahoo.com.mx
Twitter: @domingodias7
www.domingodias.com

• “Un año más para que esto cambie por completo”, AMLO 1/11/19. Que emoción en tan sólo 295 días México será otro.

La opinión emitida en este artículo es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja la postura de Siete24.mx

ebv



Dejanos un comentario:

Análisis y Opinión

¿Pasaremos al naranja?

José Luis Arévalo

Publicada

on

Terminó la campaña de “Su Sana Distancia” y estamos como al principio, bueno, peor que en marzo ya que ahora tenemos decenas de miles de contagiados, cerca de 10 mil muertos y una crisis económica y laboral sin precedentes en la era moderna de nuestro país.

Y lo que mucha gente se pregunta es entonces ¿porqué poner fin a una fase si las cosas no han mejorado? Según algunos expertos, en una epidemia solamente se puede pasar a una nueva fase cuando disminuye el número de enfermos hospitalizados y el número de fallecimientos de manera clara en por lo menos 15 días. Lo que en México no ha sucedido; es más, en tan sólo 7 días superamos los 2 mil muertos. Entonces, ¿porqué la urgencia?, quizás aquí haya algunas respuestas:

El presidente Andrés Manuel López Obrador sólo esperó -o presionó-, el “banderazo de salida” y se fue de gira hacia el sureste de la República. Primero a Quintana Roo, donde hay una notoria mejoría en el tema, pero luego irá a Tabasco y Campeche donde la situación es cada vez peor.

¿Qué le urgía al presidente? Demostrar una vez más que sus amuletos le acompañan, que necesita recuperar lo antes posible los puntos de popularidad que ha perdido en mayo o demostrar que sus proyectos requieren de su presencia para dar certeza. En ninguno de los casos se justifica ir en contra de lo que indican sus expertos como tampoco da un buen ejemplo a un país que ahora más que nunca necesita de un líder que componga el andar de una nación que registrará 12 millones de pobres más a causa del Covid-19, cerca de 2 millones de desempleados y una crisis sanitaria que sabrá Dios si los hospitales lograrán aguantar la presión.

Al tiempo de esto está la parte social. ¿Qué tanto los mexicanos sabremos respetar las medidas sanitarias si la necesidad económica les rebasa? Simplemente, todavía no daban el “banderazo de salida” y las calles de muchas ciudades, como Toluca y la CDMX, se encontraban ya con mayor movimiento, disminuido gracias al programa Hoy No Circula, pero es notoria la reactivación de la ciudadanía.

Es cierto, y aquí lo escribimos anteriormente, que este país no aguantaría una cuarentena mayor a este periodo y aquí está la muestra. El confinamiento no solamente ha traído una difícil crisis económica y laboral que tardará mucho, pero mucho tiempo en mejorar, sino también de tipo social. La violencia intrafamiliar, las crisis nerviosas y la depresión, las fracturas en el seno de varias familias mexicanas se han acentuado aunque desde Palacio Nacional se empeñen en decir que esto es falso. Así que, tratando de verle algún lado positivo, esta reactivación, por pequeña que vaya a ser en estos primeros días, podría ayudar a sanar estas heridas.

Sin embargo, el riesgo de contagio está ahí. Salimos de la pandemia o más bien salimos hacia la pandemia. Eso lo iremos viendo con el paso de los próximos días. La responsabilidad ya está en cada uno de nosotros, en cuidarnos, en usar el cubrebocas, lavarnos las manos y por supuesto utilizar el famoso gel antibacterial. El gobierno ya no pudo con nosotros y menos cuando su titular no ha puesto el ejemplo, sumándose a miles que ya tienen la urgente necesidad de salir y de generar dinero para sus hogares.

La respuesta sin duda la tendremos en 15 días, tiempo que necesita el virus para incubarse y que será cuando en teoría terminará el color rojo del semáforo para gran parte de nuestro país. ¿Pasaremos al naranja?

José Luis Arévalo
Periodista
@jarevalop
@jlanoticias

Seguir leyendo

Laboratorio de Ideas

El futbol, como la Patria

Héctor Sotero Mata Álvarez

Publicada

on

Siempre me han gustado los deportes, prácticamente todos, ya sean individuales o colectivos. Tengo la firme creencia que ayudan al desarrollo del ser humano en el aspecto físico, anímico, material y espiritual.

Los deportes en conjunto sirven de ejemplo para el trabajo en equipo, ya sea como familia, como gremio, como escuela, sociedad o país. En esta ocasión, he escogido hablar del futbol soccer como unidad colectiva en pro de un objetivo común que evidentemente es GANAR.

Quiero suponer, como analogía de Nación, que el Portero representa la seguridad de la sociedad en su conjunto; los Defensas son todos aquellos que velan por nuestros servicios básicos como médicos, policías, militares, bomberos o maestros.

Los Medios son quienes coordinan el equipo para avanzar o contener, como todos los servidores públicos y la prensa; y los Delanteros son aquellos que, por su posición estratégica están obligados a lograr metas como los empresarios, científicos e investigadores y deben ver por la creación de empleos, tecnología y nuevos descubrimientos.

El director técnico es el Presidente del país y como reserva, en la banca están todos nuestros jóvenes que esperan una oportunidad para salir al campo y demostrar para lo que están hechos y preparados.

Finalmente están los fanáticos, el público que sigue a su equipo, conformado por todos los ancianos, niños, enfermos y demás personas que no pueden participar directamente en el juego, pero que aman a su equipo, lo apoyan con sus vítores y que su mayor anhelo es, al igual que el de todos, ¡GANAR! 

Todos y cada uno de los integrantes de este equipo valen lo mismo, aunque su posición sea diferente. Lo importante es jugar en equipo para lograr el objetivo común: ser felices.

Imaginemos ahora que dentro del equipo existe la rivalidad, la envidia, la avaricia, falta de trabajo y peor aún, que hay un Director Técnico que actúa injustamente, no apoya a parte del equipo por razones de su posición, raza o credo.

¿Cómo es posible que se consiga el objetivo final que es ganar y ser felices? ¿Cómo puede trabajar correctamente una colectividad si le falta dirección? ¿Qué pasa si el pueblo, el público que no puede participar directamente en el juego, está dividido?

¿Qué pasa si pierde de vista el triunfo y en su lugar pone intereses propios como tener un mejor asiento, sin importar quién gane o pierda? ¿Qué sucede si conseguir un mejor lugar, independientemente de lo que pase con su equipo en la cancha, es su principal objetivo?

No debemos olvidar que todos somos mexicanos, que cada quien juega su posición y que todas las posiciones son dignas.

Lo relevante es buscar el triunfo para todo nuestro equipo. No debe importar el protagonismo, ni se debe hacer caso de individualismos, de protagonismos o de estrellatos. El éxito es y debe ser para todos.

El juego no lo gana el portero o los delanteros, el Director Técnico o sólo pueblo –la población en general, no únicamente los más desfavorecidos–.

Lo debe ganar el equipo completo, toda la nación, nunca una parte de ella o un solo individuo, quien quiera que sea. El éxito, o el fracaso, será de MÉXICO en su conjunto.

Empresario y escritor

Seguir leyendo

Te Recomendamos