Foto Cuartoscuro

Ya empezaron a saturarnos con los spots donde nos informa los logros del Primer Informe de Gobierno

Domingo Días

Domingo Días

TODAS LAS NOTAS

Ciudad de México.- Durante la clausura del Foro Estrategia Banorte 2019, el Presidente Andrés Manuel habló ante los funcionarios del banco que dirige, nada más ni nada menos, que el nieto del fundador del famoso grupo Atlacomulco, del cual uno de sus más brillantes miembros es el amnistiado Enrique Peña Nieto.

Obrador le echó una gran cantidad de porras al abuelo materno de Carlos Hank G., Don Roberto González “El Maseco”; también contó la triste historia de sus pesares cuando la derrota del 2006, ya que nadie le quería abrir una cuentita de banco, pero Don Roberto tuvo a bien ofrecer su banco, mientras las demás instituciones lo rechazaron, en especial uno que no quiso balconear pero todos sabemos que fue HSBC, ya que en aquella época había un análisis riguroso de los cuentahabientes y aquellos que se dedicaban a “la polaca” tenían tache.

Nuevamente, el tabasqueño insistió en que la corrupción la está barriendo de arriba para abajo, lástima que se está tardando demasiado en los primeros escalones, porque a este paso nunca llegará a tránsitos y demás funcionarios menores que se dedican a extorsionar al pueblo bueno.

A continuación, nos reiteró del gran ahorro que se da por la austeridad republicana y pone el ejemplo de la Presidencia, que gracias a que no le gusta el chorizo, se ha logrado ahorrar gran cantidad de dinero, argumentando que el año pasado se gastaron 3 mil millones de pesos en Presidencia, mientras lo que lleva su gobierno sólo han sido ejercidos 350 millones y espera en acabar con 600 millones.

Lástima que no era la mañanera para que los banqueros, que si saben de números, le pudieran preguntar, ¿si con su plan de austeridad tan sólo en la presidencia se han ahorrado 2 mil 400 millones de pesos, donde está todo ese dinero?, o acaso no sale a diario en las noticias alguna institución pública en aprietos por falta de recursos.

¿No se les hace raro?, según dicen las malas lenguas, los anteriores robaron a manos llenas y les alcanzaba para pagar “sueldotes” a los funcionarios, comprar medicinas caras, becar a deportistas, pagar viajes a investigadores, tener niños fantasmas en las estancias infantiles y hasta para una “Estafa Maestra” les alcanzó, entre otras más, y ahora con todo y ahorros resulta que no les alcanza para nada.

Ahora, ya empezaron a saturarnos con los spots donde nos informa los logros del Primer Informe de Gobierno que deberá entregar el 1 de septiembre.

Pasamos de “Las cosas buenas cuentan, pero se cuentan poco” al “No es para presumir, pero soy un hombre de palabra” y tiene toda la razón, su actuación no es para presumir y si es un hombre de palabra, efectivamente dice una palabra por minuto.

Sus promocionales son verdades a medias o sin importancia, como que ya no hay pensión a los expresidentes, si bien millonaria no es representativo en el presupuesto del gobierno.

También presume sin presumir cosas como: “ya no hay sueldos de 700 mil pesos mensuales”, cosa que nunca demostró que existirán estos sueldos.

Otra que de por más es una exageración total: “Ya no me cuidan 8 mil elementos del Estado Mayor Presidencial”, esto equivaldría en una familia de 8 miembros como lo era la de Enrique Peña Nieto, cada uno traía a mil personas, supongamos en cuatro turnos para que puedan estar fresquecitos y descansados, ya que hay que cuidarlos los 7 días las 24 horas, tenemos a 250 personas por turno, imagínense si caben 8 apretaditos en una “camionetota” de las que ni Trump tiene, cada miembro de la familia andaría con 32 camionetas atrás.

El primer mandatario insiste con el slogan “Ya no hay avión presidencial”, entonces qué cosa es la que está desde principios de año estacionada en el aeropuerto municipal de California en espera de ser vendida o arrendada con un costo aproximado de 417 millones de pesos anuales de mantenimiento, de seguro ha de ser un “ganso volador”.

Y su primer gran spot publicitario concluye informando que: “ya no hay asistencia médica privada para los altos funcionarios públicos que se hacían hasta cirugía plástica, hasta se estiraban a costillas del erario”, me encantaría me recomendara con su agente de seguros, ya que no conozco seguro alguno que cubra estos gastos.

Nos quedamos esperando sus siguientes entregas, donde con la honestidad y transparencia que le caracterizan nos dirá: “no es para presumir, pero soy un hombre de palabra, me reúno a diario muy temprano con el gabinete de seguridad y ya le gané a Calderón y Peña Nieto llegamos a más de 23 mil muertos. Mientras minimizamos las cifras del INEGI sobre el producto interno bruto del país, maximizamos la encuesta de felicidad. Prometimos un crecimiento del 4% anual y vamos muy bien a julio llevamos ya un 0.02% …”.

Y para qué le seguimos si ya sabemos que no ha hecho nada mas que arruinar la economía del país, generar desabasto de combustible y medicinas, poner a los abuelitos a cuidar a los nietos, destrozar el sistema de investigación del país y para que vean que no todo es negativo ha impulsado el béisbol, dándonos clínicas de fildeo y como macanear en el diamante.

Mientras, sigamos siendo un pueblo feliz, feliz, feliz.

Domingo Días
[email protected]

ebv

[La opinión emitida en este artículo es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja la postura de Siete24.mx]