Mientras unos ven el fin de la corrupción, otros señalan opacidad