Connect with us
Escena de Ghostbusters el legado Escena de Ghostbusters el legado

Cine

‘Ghostbusters’, el éxito de la nostalgia y el homenaje a la familia

Es un tiro certero a la nostalgia sin olvidar a las nuevas generaciones

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

Ciudad de México.- Cazar fantasmas todavía es un negocio lucrativo, al menos así lo demuestran las cifras de taquilla del estreno de la película Ghostbusters el legado, tanto en EU como en México.

La historia de los Reitman superó las expectativas comerciales en su fin de semana de estreno con una recaudación de 44 millones de dólares, según las estimaciones del estudio Sony publicadas el domingo.

En México también se colocó en el número uno de la taquilla con 48 millones de pesos y 684 mil asistentes a los cines, de acuerdo con cifras de Canacine publicadas este lunes.

Y es que Ghostbusters es un tiro certero a la nostalgia sin olvidar a las nuevas generaciones, que hoy querrán ponerse el traje y salir a cazar fantasmas como en 1984.

También es un homenaje a la familia, por eso la película se disfruta de forma redonda en familia, porque adultos que fueron niños en los ochentas y ahora sus hijos o nietos celebran las mismas escenas sentados en las butacas comiendo palomitas.

¿Por qué es un homenaje a la familia?

Pocas veces sucede con una película que todo se quede en casa; la frase del título, el legado, es por demás descriptiva, Ghostbusters es la herencia que Ivan Reitman dejó a su hijo Jason Reitman, y este toma el relevo en la silla del director para filmar una nueva historia con su herencia.

“Mis películas siempre tratan de crianza”, dijo Jason Reitman en su reciente visita a México para presentar la película en el Festival de Cine de Morelia.

Desde hace algunos años Jason deseaba filmar una historia que tuviera que ver con su padre pero también con su hija y que regresara a las familias al cine, que mejor que hacerlo con su propio legado, y acertó.

Hay que decir también que Ivan Reitman además produjo la película que ahora dirige su hijo.

YA VISTE: Salma Hayek sufrió discriminación en Hollywood

Ahora en la tercera de Ghostbusters, la hija y nietos de uno de los Cazafantasmas Egon Spengler (el recientemente fallecido Harold Ramis) heredan una granja en ruinas en un pueblo fantasma, literal, en la que descubren todo su arsenal para cazar fantasmas, incluido el viejo Cadillac con el logotipo que todos conocemos.

Al mismo tiempo que descubren toda esta parafernalia, conocen quién era su abuelo y se encuentran ellos mismos como familia para seguir la misión que deben cumplir.

Todo esto aderezado con referencias, cameos y apariciones especiales de los viejos cazafantasmas Dany Akroyd y Bill Murray (en sus papeles de Peter Venkman y Raymond Stantz) que responden al llamado en 2021.

Jason dijo también a la agencia Efe que trató de no abusar de la nostalgia y quiso crear un filme que en tiempos de superhéroes apelara a la inocencia, y sí, la película resulta entrañable, divertida, y con momentos de suspenso, sin pasarse.

“Este tipo de películas están para entretenernos y para ayudarnos a comprender nuestras propias vidas. No hay nada más básico que la familia y que entender a nuestros padres y nuestros hijos, y esta es una cinta que yo hice para mi padre y para mi hija “.

npq

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Ghostbusters, el legado, Jason Reitman, Harold Ramis,



Dejanos un comentario:

Cine

Steven Spielberg reinventa Amor sin Barreras

Amor Sin Barreras impactó a Spielberg, quien siempre buscó la forma de hacer su versión para la pantalla grande.

Arturo Ramírez

Publicada

on

Amor sin Barreras

Entrevista y texto: Mario P. Székely

Retomado de la revista: Esquire México

Estados Unidos.- A Steven Spielberg le sucedió en casa. Cuando era pequeño y su padre colocó en el tocadiscos la banda sonora del musical Amor Sin Barreras (West Side Story), su vida cambió

Estrenado en Broadway en 1957, con música de Leonard Bernstein y letras del recién fallecido Stephen Sondheim, Amor Sin Barreras impactó a Spielberg, quien siempre buscó la forma de hacer su versión para la pantalla grande

Steven Spielberg evoca el poder transformador de la música y los latinos en su aclamada versión de Amor Sin Barreras, próxima a estrenarse en México

“Mis padres me criaron usando música, por eso siempre la he utilizado como una especie de ‘hacedora de paz’, como una manera de encontrar y comunicar con la gente”, compartió en entrevista telefónica al medio de comunicación Esquire México.

Foto: 20th Century Studios

El cine de Steven Spielberg habla con imágenes… y música 

Desde el principio, la filmografía de Spielberg está plagada de momentos musicales: Tiburón (1975) inicia con violines frenéticos que anunciaban la ominosa presencia del escualo, impulsado por el score de John Williams. 

Dos años después, con Encuentros Cercanos del Tercer Tipo (1977), utilizó la música  para que la raza humana pudiera entablar comunicación con seres extraterrestres utilizando cinco notas del pentagrama. 

La música es el lenguaje común entre personas que no están de acuerdo entre sí, que no tienen nada en común y que comúnmente tienen miedo y desconfianza de la cultura, raza, género u origen de la etnia a la que pertenece el otro”, explicó. 

El reto de actualizar un clásico 

Con esa idea en mente, Spielberg retoma la historia de Amor Sin Barreras para llevar al espectador nuevamente al barrio occidental de la Gran Manzana, a finales de los 50, pero con la mirada del siglo XXI

Nuestra versión se basa más en el musical de Broadway de 1957, que en la película de 1961. Los creadores de esa puesta en escena de Amor Sin Barreras usaron la historia de Romeo y Julieta como inspiración, pero sin conflicto racial. 

“Nuestra versión de 2021 es Romeo y Julieta, pero incluyendo también el tema del racismo y la discriminación. El argumento del escritor Tony Kushner es profundamente más perturbador que el clásico de Shakespeare”, explicó. 

Foto: 20th Century Studios

El lenguaje de las manos 

Quien recorra la filmografía de Spielberg, podrá ver manos por doquier. Ya sean las de dos hermanas dándose palmadas y aplausos en El Color Púrpura (1985) antes de ser separadas para siempre, que las del cartel de La Lista de Schindler (1993) con un adulto tratando de asir a una inocente niña judía antes de ser exterminada por los nazis. 

Ahora, las manos son las responsables de los chasquidos de dedos de los rivales Jets y Sharks en Amor Sin Barreras

“Toda mi vida me he dedicado al estudio de las manos y su significado simbólico y literal. En mis películas siempre busco una oportunidad donde las manos puedan expresar más de lo que las palabras quieren decir”, afirmó Spielberg. 

“En Amor Sin Barreras existe una canción, One hand, one heart (“Una mano, un corazón”), que los personajes de Tony y María se cantan el uno al otro. Ahí hay una gran conexión con las manos”, subraya el dos veces ganador del Oscar a Mejor Director 

Del odio al amor, sólo hay un paso 

Pero la violencia está en las calles, con los Jets y Sharks disputando el barrio. El elenco,  integrado por más de 50 actores, cantantes y bailarines, tenía la misión de contar el drama de una comunidad dividida

“Lo que hicimos fue contar una historia acerca del poder de la ira, al igual que sobre el poder del amor. Ambos se detonan muy rápido en su estado de gracia. 

“En la vida, cuando nos enamoramos, la expresión en inglés es ‘to fall in love’ (“caerse en el amor”), lo que significa que hay una cierta cantidad de cosas que no puedes controlar mientras caes a un espacio donde amas a otra persona. 

“Sucede lo mismo con la ira y el odio. Es casi de manera instantánea. El odio contiene la misma pasión que el amor”, definió el también productor. 

Foto: 20th Century Studios

Personajes latinos interpretados por latinos 

Uno de los aspectos que se ha criticado al filme de 1961 fue el no haber utilizado actores latinos para interpretar personajes latinos. Eso lo corrigió Spielberg, quien también recurrió a la veterana actriz boricua Rita Moreno (quien interpretó a Anita en el filme original) para dar vida a un nuevo personaje. 

“Le pedí a Rita Moreno no solamente que regresara para interpretar un papel creado especialmente para ella, sino que compartiera su historia de migración con los actores, especialmente con los que dan vida al bando de los Jets, que representan al emigrante blanco

“Ella ha experimentado en carne propia la experiencia de que, por ser originaria de Puerto Rico, casi toda su carrera fue encasillada a tener que interpretar de todo, menos a una puertorriqueña”, comentó. 

Foto: 20th Century Studios

Para Steven Spielberg, el amor todo lo cambia 

Y en medio de todo, la escena en que Tony y María se conocen en el baile del barrio, evocando a Romeo y Julieta con su celebración del inicio del primer amor, y apuntando a un destino que detonará en drama y violencia. 

“La idea era que ambos se sintieran como atravesados por un rayo. Es el momento clásico donde, en medio de una habitación abarrotada de gente, se encuentran un hombre blanco con una mujer puertorriqueña

«Ellos no piensan en el color de su piel, no piensan incluso en sus orígenes de pobreza en la ciudad, sino que sólo pueden ver los ojos del otro

“Quise enfatizar eso en la película, el gran misterio del amor cuando dos personas se encuentran contra todo tipo de posibilidades, incluso en las peores circunstancias, para luego tratar de sostener su relación mientras que los dos lados que representan, Sharks y Jets, tratan de separarlos”, añadió. 

Hay un lugar para todos 

Una pregunta clave para el mensaje del filme se encuentra en la letra de una de las canciones de Sondheim, que inicia casi en pregunta y luego se convierte en aseveración: “Hay un lugar para nosotros”

Al respecto, Steven Spielberg señaló: “significa que sí existe ese sitio, uno en el que gente de distintas razas encuentre un lugar en común a través de la empatía, sintiéndonos conectados en el aquí y ahora. Y sí, por medio del amor”, remarcó. 

Finalmente, Spielberg compartió un consejo dedicado a toda esa generación de niños y jóvenes que crecieron viendo sus películas: 

“Mis padres nos enfatizaron que no importa cuáles son las primeras impresiones de la gente que conocemos, siempre hay que tratar de encontrar las cosas buenas.  Eso es algo que se ha quedado conmigo de por vida”, concluyó.

ARH

Seguir leyendo

Cine

Alec Baldwin asegura ‘Yo no jalé el gatillo’

El actor dijo que el accidente es lo peor que le ha pasado en la vida

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

Alec Baldwin no jalé el gatillo

El actor Alec Baldwin aseguró que él nunca jaló el gatillo de la pistola con la que supuestamente mató de forma accidental a la directora de fotografía de su película, Halyna Hutchins.

El trágico accidente ocurrió en octubre durante el rodaje de la película Rust, actuada y producida por Alec Baldwin, cuyas locaciones incluso eran en un rancho de su propiedad.

“Nunca apuntaría con un arma a nadie y apretaría el gatillo nunca”.

Así lo dijo en una entrevista de televisión para la cadena ABC de Estados Unidos, que se transmitirá este jueves, pero cuyo promocional ya al aire, muestra un fragmento de la entrevista.

En el video se puede ver que Alec Baldwin responde repetidamente que el no apretó el gatillo y se lleva las manos al rostro.

En el adelanto no se aclara si el actor detalla cómo ocurrió el accidente, lo que si menciona es que no podía imaginar cómo una bala real llegó al set.

“Alguien puso munición real en esa pistola, una bala que ni siquiera debía estar en el edificio”.

En un momento de la entrevista Alec Baldwin, con una amplia y exitosa carrera en Hollywood, rompió a llorar al recordar la muerte de Halyna.

“No me parece real… era alguien querida y admirada por todos los que trabajaban con ella”.

Es la primera vez que da la cara

Es la primera vez que el actor habla en una entrevista sobre el caso, antes solo se había pronunciado a través de Twitter, para expresar que estaba devastado.

Las autoridades continúan la investigación y esta semana se ordenó el registro de la empresa que suministró la munición y las armas para el rodaje.

YA VISTE: Rey Richard, una poderosa historia de fe, familia y Dios: Will Smith

¿Qué fue lo que pasó?

Alec Baldwin mató accidentalmente a la directora de fotografía de la película, al disparar una pistola que supuestamente era de utilería y que no sabía que estaba cargada.

La cinematógrafa tenía 42 años y fue trasladada por aire a un hospital, aun así murió.

En el accidente Alec Baldwin también hirió al director del filme, “Rust”, Joel Souza, este jueves. La tragedia ocurrió en las inmediaciones de Santa Fe, en Nuevo México.

npq

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Seguir leyendo

Te Recomendamos