El secreto de Valentín Pimstein era contar las historias de corazón a corazón, relata el periodista Víctor Hugo Sánchez, quien fue cercano al productor.

Ciudad de México.- Con la muerte del productor Valentín Pimstein, este martes a los 91 años de edad, se hizo necesaria la revisión de toda una época 'rosa' de la televisión mexicana, la de las primeras telenovelas, pilar de lo que más tarde fue Televisa.

Los ricos también lloran, Rosa salvaje, El amor tiene cara de mujer, Viviana, El hogar que yo robé, la fiera, Carrusel, y un largo etcétera entre unos 60 melodramas con su firma, todos exitosos, "telenovela rosa" le llamaron algunos; "realmente es difícil mencionar su mejor título", considera el periodista de espectáculos Víctor Hugo Sánchez @hijodevecino, quien justo acababa de terminar de celebrar la fiesta por sus 30 años de carrera la noche del lunes cuando se enteró de la muerte del maestro, a quien conoció bien y con quien convivió bien.

"Creo que tiene muchas Gutierritos, que fue la primera que se transmitió en vivo, Un mundo de Juguete, que duró cuatro años al aire, vimos crecer a Graciela Mauri de niña a adolescente, hoy una telenovela de cuatro años es impensable. Obviamente Los ricos también lloran, que le dio la vuelta al mundo, que en Rusia colocó a Verónica Castro y a Edith González como las reinas del planeta... luego las Marías, María la del barrio,(la trilogía de Thalía) es difícil mencionar una sola telenovela de él", relata Víctor Hugo Sánchez en entrevista con Siete24.

TE PUEDE INTERESAR >>> Era un maestro del entretenimiento

De nacionalidad chilena Pimstein llegó a México muy joven, en los años sesenta, el público no sabía que dejó una vida de opulencia para hacer sus 'películitas' como le dijo su padre cuando lo hechó de la casa. Ese cliché de "empezó desde abajo" con él se cumplió al pie de la letra, primero fue auxiliar de un club nocturno y durante el día asistente en un estudio cinematográfico.

"Fue un hombre que nunca dejo de soñar, él venía de una familia muy rica, millonarios de Chile, él y su hermano disponían de un avión privado con el que iban a conquistar chicas a Mendoza en Argentina. Un día se harta y el papá lo deshereda, así que decide irse a México con unos cuantos dólares en la bolsa y termina trabajando de mariachi en un restaurante de la Zona Rosa, así conoce a Emilio Azcarraga Milmo, quien le da la oportunidad de ser productor", continúa Sánchez.

Pimstein además catapultó las carreras de las actrices Lucía Méndez, Verónica Castro, Angélica Aragón, Edith González y Victoria Ruffo, quienes protagonizaron algunas de sus producciones como Colorina, Soledad, Vanessa, el resto es historia.

Conocido por el cúmulo de anécdotas con diversas personalidades del espectáculo, Victor Hugo nos compartió una con su maestro.

"Nos juntamos hace unos cuatro año, vino a México y yo lo junté con Lucía Méndez, y él estaba muy contento. De hecho la Méndez no lo quería mucho porque cuando ella empezaba a cantar se "perdió" un día por irse a hacer palenques y ganar más dinero y dejó botada la produción de Vanessa, el productor decidió matar al personaje, al final, pero no era ella, disfrazó a otra actriz y la mató. Antes le pidió permiso a Azcarraga y aquel le dijo 'haz lo que quieras', y la mato".

"Él era un un hombre con una gran determinación y nadie podía meterse con su producción, era un apasionado de su trabajo y ni los actores podían interferir con su trabajo", recordó.

Decía que su secreto era contar las historias de corazón a corazón "maestrito la telenovela es el lenguaje del corazón", él lo hacía con amor.

Pimstein

npq