En "Los últimos Jedi", Johnson consigue un espectáculo visual, con sentido de aventura e intención de darle nueva sangre y vitalidad a ‘Star Wars’ para el f

Los Ángeles.- Se estrena ‘Star Wars: Episodio VIII, Los últimos Jedi’ (2017) con toda la expectativa de saber cuál es la continuación de los personajes que conocimos –sumados a los veteranos Luke, Han Solo y Leia- en ‘El despertar de la Fuerza’ (2015). En esta ocasión, es Rian Johnson quien escribe y dirige, tomando la estafeta de J.J. Abrams.

A recordar que en el Episodio VII, conocimos a Rey (Daisy Ridley), una aprendiz Jedi, con gran comunión con la Fuerza. Ella culmina su odisea de frente al maestro Luke Skywalker (Mark Hamill), esperando ser entrenada para usar sus poderes recién descubiertos al servicio de la galaxia.

Acechando se encuentra Kylo Ren (Adam Driver), quien desafiara en su pasado a su mentor Skywalker. Ahora, al descubrir a Rey, está obsesionado con su presencia, no sabiendo si desea destruirla o convencerla de aliarse a él en el lado oscuro de la Fuerza.

La Nueva Orden (antes Imperio) está más poderosa que nunca en el inicio de Episodio VIII y pone en jaque a todos los héroes, incluyendo a la General Leia Organa/Skywalker, quien lidera la Resistencia (antes Rebelión) en una era decisiva que podría apagar de una vez por todas la luz de la esperanza. 

En Siete24 sabemos que deseas tener la experiencia de ver ‘Los últimos Jedi’, sin revelación de ningún secreto, por lo que aquí te presento (¡sin spoilers!) los pro y contras del Episodio VIII:

 

LOS PROS:

+ Como director Rian Johnson toma varios riesgos, al alejarse varias veces de la estética acostumbrada en las siete películas anteriores de la saga episódica de ‘Star Wars’. La cámara sube, baja, nunca está quieta. La película sí transmite en todo momento un espíritu de aventura y gozo por estar de vuelta en esa “galaxia muy, muy lejana”.

+ Los efectos visuales son todo lo que pides de un filme de ‘Star Wars’ en cuanto calidad e innovación. Hay decenas de criaturas nuevas a toparse en el camino, muchas de ellas realizadas con animación digital, pero que se sienten parte de la escena.

+ Existe mucho humor en esta cinta, donde prácticamente cada personaje te regala una sonrisa en algún momento.

+ El carisma de actores veteranos y nuevos sigue ahí. Los espectadores entenderán por qué Adam Driver fue reclutado como Kylo Ren, al manejar una gama de emociones más compleja que en el ‘Episodio VII’, en algunos casos tan sólo usando la expresión de su rostro.

+ Mark Hamill consigue la mejor actuación de sus participaciones de la saga, valiendo el boleto del cine para sólo verlo.

+ La filosofía Jedi sigue siendo una guía sobre cómo el bien y el mal en el mundo se enfrentan y el papel del individuo por abrazar en cada acción la luz o la oscuridad. El tema sobre el sacrificio y la compasión, contra el egoísmo y corrupción,  para buscar al bien común se da en esta película en más de un momento.

 

LOS CONTRAS:

+ La película dura 2 horas y 20 minutos, sintiéndose precisamente que le sobran esos 20. Hay secuencias que funcionan para el mero espectáculo y darle más tiempo a héroes o villanos, pero no para avanzar la historia, incluso para adentrarnos en la psicología de los personajes.

+ El argumento contiene imprecisiones y agujeros, que el espectador pasa por alto por la intensidad de la aventura; pero que al regresar a casa pondrá a más de uno a meditar sobre cómo sucedieron en verdad algunos eventos.

+ ‘Los últimos Jedi’ es la primera cinta de ‘Star Wars’ que se olvida en un momento de su protagonista, para darle espacio a mini-aventuritas de los personajes secundarios que no aportan mucho para la historia del héroe central. Así se pierde una conexión emotiva con la trama, pues la película pierde tiempo en llegar a lo importante, relevante y significativo.

+ Salvo los personajes que tienen un talento por la Fuerza, los demás no tienen crecimiento significativo en pantalla. 

+ En algunos momentos, el humor y las ganas de quitarle solemnidad a la saga de ‘Star Wars’, desconcentran y hacen sentir que estamos ante una parodia. Algunos fans desde 1977 sentirán que se está jugando con terreno sagrado.

 

Semáforo Siete24: AMARILLO.-  Johnson consigue un espectáculo visual, con sentido de aventura e intención de darle nueva sangre y vitalidad a ‘Star Wars’ a los años por venir. El único problema es que ‘Los últimos Jedi’ deja la sensación que pudo haberse resuelto de forma más inmediata y rápida, sin tanta acrobacia de la historia y sus personajes. La cinta posee su alma y drama cada vez que aparecen Luke, Rey y Kylo, mientras que los demás fuera de su órbita, parecen sólo servir una serie de aventuritas que llenan tiempo en pantalla, pero que no logran calentar nuestro corazón.