La Fiscalía General detuvo a quien fuera delegada de Liconsa en Quintana Roo, Karla Teresa Blancas Pizaña, acusada por el homicidio calificado

Chetumal, Q. Roo.—  La Fiscalía General del Estado detuvo a quien fuera delegada de Liconsa en Quintana Roo, Karla Teresa Blancas Pizaña, acusada por el homicidio calificado de su esposo Marco Aurelio Gutiérrez Vélez, quien apareció muerto en una casa habitación de la calle Presa de la Amistad, de esta ciudad, el pasado 18 de marzo.

En un comunicado, la Fiscalía General informó que derivado del trabajo de las áreas operativas de la institución, la Fiscalía de Delitos Contra la Vida y la Salud de las Personas consiguió que un Juez de Control emitiera una orden de aprehensión en contra de Karla por el delito de homicidio calificado, misma que fue cumplimentada la tarde del pasado miércoles por elementos de la Policía Ministerial.

Por si no lo viste: Héctor Pablo Ramírez Puga, director de la paraestatal,  tiene su "Casa blanca"

Las investigaciones realizadas que fueron sustentadas con pruebas periciales y declaraciones recopiladas por los Fiscales del Ministerio Público, permitieron que un Juez de Control emitiera la orden de aprehensión dentro de la Carpeta Administrativa 70/2017.

La detención se realizó en el cruce de las avenidas Hermilo Portes Gil esquina con Javier Rojo Gómez.

Te puede intesar: Deja paraestatal por Porsche

En el expediente en mención se señala a  Karla Blancas Pizaña como probable responsable del homicidio de Marco Aurelio Gutiérrez Vélez, cuyo cadáver fue localizado en un domicilio de la colonia Campestre en Chetumal.

La exdelegada de Liconsa fue trasladada al Cereso para ser remitida ante un juez de control.

Cabe mencionar que la muerte de su esposo fue reportada por ella misma el pasado 18 de marzo, la hoy detenida argumentó que al llegar a su vivienda había encontrado a su perro muerto y posteriormente a su pareja en medio de un charco de sangre.

AGP