Silvio Berlusconi es acusado de corrupción en actas judiciales porque presuntamente habría sobornado a decenas de testigos

Roma.—  Un nuevo juicio contra el exprimer ministro, Silvio Berlusconi, inició ante el Tribunal de Milán, acusado de corrupción, con el pedido de la presidencia del Consejo de Ministros de constituirse en parte lesa y la posposición del debate para el 3 de julio próximo.

La abogada Gabriella Vanadia, representante de la Presidencia del Consejo de Ministros, presentó el pedido de constitución en parte lesa, lo que -en caso de que Berlusconi fuera condenado- daría a la institución el derecho a una indemnización.

Te puede interesar: Tres años de cárcel a exprimer ministro italiano

Sin embargo, serán los jueces de la décima sección penal del tribunal milanés quienes decidirán si existen las condiciones para que ello ocurra.

En la audiencia de este miércoles también tres mujeres, que en alguna ocasión fueron invitadas a las veladas en las mansiones de Berlusconi, pidieron ser consideradas como parte lesa.

Se trata de la modelo marroquí Imane Fadil y de las italianas Ambra Batilana y Chiara Danese, quienes han sido testigos clave en el caso de la relación del premier, quien actualmente tiene 80 años de edad, con la también marroquí Karima El Mahroug, alias Ruby, cuando ella era aún menor de edad.

Las tres han dicho que su vida y su reputación fueron dañadas por la difusión en los medios de su asistencia a las fiestas de Berlusconi, donde Batilana aseguró haber sido tocada sin su consentimiento.

Checa también:  Modelo intenta extorsionar a ex primer ministro

En el juicio abierto este día, el exprimer ministro es acusado de corrupción en actas judiciales porque presuntamente habría sobornado a decenas de testigos, en su mayoría mujeres, que declararon en el llamado proceso Ruby, en el que fue absuelto de las imputaciones de prostitución de menor y abuso de poder.

Los jueces pospusieron el debate para el próximo 3 de julio, cuando tendrá lugar en el mismo Tribunal otro proceso contra la propia Ruby y 22 personas que habrían sido las beneficiarias de los sobornos de Berlusconi.

Según la reconstrucción de la fiscalía, el exprimer ministro habría comprado el silencio de las muchachas que comparecieron como testigos en el primer juicio con unos 10 millones de euros, de los cuales más de siete habrían sido para Ruby, que invirtió una parte en un restaurante y un hotel en Playa del Carmen, en México.

Berlusconi, en cambio, ha asegurado que pagaba a sus amigas solamente como un acto de “generosidad” debido a que sus vidas fueron arruinadas por el escándalo. (Notimex)

AGP