Connect with us
EFE EFE

Negocios

China crea turbulencia económica en respuesta a Trump

Emanuel Mendoza Cancino

Publicada

on

Pekín.— Tan solo cuatro días después de que el presidente estadounidense, Donald Trump anunciase nuevos aranceles a productos de China, la divisa de este país, el yuan, rompió la barrera psicológica de las siete unidades por cada dólar, algo que llevaba sin pasar desde abril de 2008.

Los analistas apuntan que el Banco Popular de China (BPC, central) ha dejado caer conscientemente el valor de la moneda, mientras que la institución asegura que todo es cosa del mercado, aunque reconoce que la bajada tiene relación directa con la subida arancelaria estadounidense.

Y es que, aunque no las especificó, Pekín había prometido “represalias” después de que Trump indicase que impondría tasas del 10% a productos chinos valorados en 300 mil millones de dólares a partir del 1 de septiembre.

Según el portal de noticias financieras Yicai, cada dólar se intercambiaba por 7,0258 yuanes según la tasa ‘onshore’ -la operada en mercados locales- pasadas las 10:00 horas locales tras haber subido un 1.23% en las operaciones de la mañana, lo que supone la cuota más alta desde abril de 2008.

Que la tasa ‘onshore’ crezca es una señal de que el renminbi (nombre oficial de la moneda) se está debilitando, ya que para los poseedores de yuanes es más caro comprar dólares.

Por su parte, la tasa ‘offshore’ -la operada en mercados internacionales como Hong Kong- subió un 1.38% y se situaba en 7,0683 yuanes por dólar.

Un portavoz del BPC aseguró en la página web del organismo que la depreciación del yuan viene dada por “las medidas unilaterales y el proteccionismo comercial”, así como por “la imposición de subidas arancelarias contra China”, en clara referencia al último giro de la guerra comercial que Pekín y Washington mantienen desde marzo de 2018.

El pasado jueves, Trump indicó que impondrá aranceles del 10% a productos chinos valorados en 300 mil millones de dólares a partir del 1 de septiembre, a lo que el Ministerio de Comercio chino respondió anunciando que tomaría “contramedidas”.

Una de las principales quejas del Gobierno estadounidense en el marco del conflicto comercial es la denuncia de que Pekín supuestamente manipula su divisa para evitar que se aprecie en demasía y que, por tanto, sus exportaciones pierdan competitividad.

Un yuan más débil significa que los productos chinos denominados en dólares son más baratos, algo que ayudaría a frenar el efecto negativo de los nuevos aranceles estadounidenses sobre su competitividad, aunque el precio a pagar será un aumento del coste de las importaciones en un momento en el que Pekín sigue hablando de abrir sus mercados al mundo.

Y eso es precisamente lo que Julian Evans-Pritchard, analista de la consultora Capital Economics, cree que ha pasado.

“El BPC ha permitido que el renminbi caiga a su nivel más bajo en una década en respuesta a las tensiones comerciales. Parece que ha decidido que, viendo las cada vez más sombrías perspectivas de un acuerdo con EU, merece la pena impulsar al sector exportador chino vía depreciación, pese a que atraiga la ira de Trump”, apunta.

En México la medida de China de devaluar el yuan afectó la paridad peso-dólar, lo que elevó a más de 20 pesos cada billete verde, situación que no pasaba hace meses.

Para este martes el dólar abrió en 19.91 pesos, lo que empezó a estabilizar la divisa mexicana.

Asaltan Casa de la Moneda de México

emc

 



Dejanos un comentario:

Negocios

Respaldan creación de Comité para evaluar ciclos de la economía en México

Freya Mendoza

Publicada

on

Respaldan creación de Comité para evaluar ciclos de la economía en México

Ciudad de México.— El Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) destacó la importancia de tener en México un Comité de Fechados que estudie las variables de la economía nacional.

El Comité de Fechado del Ciclo Económico de México, que podría ver la luz este mismo año, facilitará la mejor toma de decisiones para el sector público y privado, a partir de análisis profundos de la actividad económica.

En entrevista, Arturo Antón Sarabia, profesor investigador titular de la División de Economía del CIDE, aseguró que el Comité de Fechados de los ciclos económicos en México se propone para determinar cuándo inicia y cuándo termina una recesión o expansión en el país.

Antón Sarabia puntualizó que en México no existe un organismo oficial que determine dichos ciclos económicos, como sí existe en otros países.

Sin embargo, dijo que para determinar los ciclos económicos se debe considerar variables que van más allá del Producto Interno Bruto, como: empleo, producción industrial y ventas.

“Lo que sugerimos, es que el Comité no de recomendaciones en términos de políticas públicas o macroeconómicas, esas le corresponde a otros agentes de la economía. El único papel es establecer esas fechas, que propicien el estudio de los ciclos económicos, dijo el investigador.

Aunque pareciera que la coyuntura nacional acompaña a esta propuesta de creación del Comité de Fechados luego de signos de recesión o estancamiento en 2019, la misma se venia estudiando desde hace varios años, detalló, Arturo Antón.

“Entre las políticas públicas más efectivas para combatir la desigualdad, están la necesidad de incrementar la calidad de la educación básica e intermedia, así como en la política fiscal, ampliar la base tributaria e implementar políticas efectivas de transferencia y subsidios bien focalizados a las personas más necesitadas”, finalizó Antón Sarabia.

ebv

Siete24.mx

Seguir leyendo

México

Logística y Comercio Exterior representan 87% del PIB: American Chamber

Necesario fortalecer logística para diversificar comercio con otros mercados además de EU

Jorge Francomárquez

Publicada

on

Ciudad de México.- El tema de la logística y el comercio exterior para México es un tema fundamental pues representa el 87% del PIB. Nuestro primer socio comercial es Estados Unidos con más de 719,000 millones de dólares y al ser el primer socio comercial de nuestro país el tema logístico es fundamental.

En entrevista, Francisco Rosenzweig, vicepresidente de American Chamber México en materia de Comercio Exterior y Logística, indicó que uno de los retos que enfrentamos como parte de este proceso de apertura de la economía mexicana es precisamente tener una plataforma logística que nos permita seguir avanzando en posicionar los productos mexicanos en el exterior.

Si consideramos que de poco más de 550,000 millones que comerciamos con Estados Unidos, el 70% se hace sobre ruedas, es decir por tractocamiones, Un 20% por tren y un 10% por barco,  queda claro que el tema logístico es muy importante y lo que tenemos de infraestructura en la zona fronteriza con el norte todavía tiene muchas áreas de oportunidad. Ahí es donde creo que deberíamos de enfocar los esfuerzos en abrir más pasos fronterizos, puntualizó Francisco Rosenzweig.

El especialista en comercio exterior y logística dijo que en lo que se refiere a el comercio con las economías asiáticas, el corredor logístico de la parte del Pacífico todavía tiene muchas áreas de oportunidad, por lo que es éste uno de los retos.

Si bien hemos enfocado nuestro comercio al mayor mercado del mundo que es Estados Unidos, también es cierto que deberíamos de considerar la posibilidad de fortalecer la logística para poder exportar los agroalimentos que se producen en el sureste de México al Pacífico, para economías como China y a todas aquellas donde los productos perecederos especialmente tienen una gran oportunidad en términos de competencia por calidad y precio.

Con respecto al TMEC recientemente aprobado por los Estados Unidos y que se espera entre en vigor en la segunda mitad de 2020, Rosenzweig consideró que no representará un cambio radical en la forma como se venía operando. 

Si bien se negociaron nuevas condiciones en materia laboral, medioambiente e inversión, en términos generales no debiera haber una variación importante en nuestras relaciones de comercio, pero a nivel doméstico, en la implementación de la reforma laboral y los requerimientos que se tienen que alcanzar ahora, por ejemplo en lo que se refiere al sector automotriz o al tema del acero, evidentemente tendrá un impacto de nuestra cadena de valor y ahí es donde debemos de poner más atención, orientar y procurar a los empresarios para que entiendan que para poderse beneficiar de esas reglas de origen, se deben alcanzar los objetivos planteados, explicó.

Si bien es cierto que hay un periodo de gradualidad y que se espera que el TMEC pueda entrar en vigor en algún momento de julio o agosto, lo cierto es que el periodo, para lo que se refiere a las reglas de origen es únicamente para el sector automotriz, autopartes, acero, y lo que se conoce como productos de hogar, refrigeradores, lavadoras, etc., donde en las reglas de origen se actualizaron los estándares y son más altos en términos de contenido nacional o regional. Aquí lo bueno es que de alguna manera como región América del Norte, Estados Unidos, México y Canadá, va a obligar a que haya mayores inversiones. 

Hoy el comercio que tenemos está recargado en Estados Unidos, pero con Canadá nuestro comercio es apenas de poco más de 25,000 millones de dólares, por lo que una de las áreas de oportunidad que consideró Rosenzweig es en definitiva el mercado canadiense.

Al día de hoy solamente tenemos un puente aéreo en la parte central de Canadá a donde exportamos productos. La logística hacia Canadá se hace a través del mercado estadounidense y en términos generales es más inercial, lo cual es bueno porque se mantiene la certidumbre de las inversiones, no obstante debiéramos de fomentar mayores puntos de entrada a Canadá en busca de crecer este mercado.

Hablando de socios comerciales el comercio más importante que tiene México es con Estados Unidos, después con China y el tercero es la Unión Europea como bloque comercial. 

Cuando hablamos de China hablamos de más de 75,000 millones de dólares, seguidos de más de 550,000 millones de dólares de Estados Unidos, el tercer socio comercial de México es Europa como bloque con apenas poco más de 65,000 millones de dólares, entonces es importante pensar no solamente en la logística sino en las preferencias comerciales, porque si bien la logística es fundamental para mover los bienes que producimos, también la diferencia en las preferencias arancelarias se vuelve muy importante. 

Francisco Rosenzweig explicó que uno de los motivos por el cual nos hemos enfocado más al mercado de los Estados Unidos, más allá de ser nuestro vecino y el mayor mercado para nosotros, es también el tema de transporte de productos perecederos en frío, lo que  puede ser la gran diferencia para posicionar en términos de costo y trasladar nuestros productos al mercado de EU, Asia o Europa. 

Ha habido un esfuerzo muy importante en esta materia de transporte de productos bajo refrigeración, especialmente en Estados Unidos. Algunos esfuerzos importantes con Canadá y con China, sin embargo, aún hay mucho por hacer y esto va a depender mucho no solamente de tener más infraestructura, sino en tener una mejor conectividad con los socios comerciales.

En la parte del Pacífico, detalló el especialista, cuando queremos exportar productos como el café o el propio plátano que se produce en Tabasco, no hay mucha facilidad para transportar estos productos del Golfo al Pacífico para mandarlos al mercado asiático, y cuando hablamos de la exportación de productos hacia Europa, se tiene que venir a la Ciudad de México o a algunos de los puntos donde tenemos el transporte aéreo como puede ser la Ciudad de México o en el Bajío.

En este sentido la cadena en frío y en seco es importante, pero también es importante fortalecer los puntos para poder enviar esos productos al exterior y ahí es donde creo que se han hecho esfuerzos importantes, pero principalmente concentrados en Estados Unidos, por eso el reto y la oportunidad al mismo tiempo es lograr diversificar como se ha hecho ya con algunos ejercicios puntuales tanto a Asia como a los países miembros de la Unión Europea. 

El sector logístico es fuerte cuando hablamos de Estados Unidos e intermedio cuando hablamos de Asia, cuando hablamos de Europa dependemos de algunos países específicos, España, Francia y Alemania, tenemos una conectividad limitada para transporte aéreo de carga, pero que en la medida en que podamos fortalecer esa cadena logística, podemos posicionar más nuestros productos en el exterior y para ello se requiere avanzar en lo que son los acuerdos en materia aérea, señaló Francisco Rosenzweig.

No solamente es tener los aviones o los aeropuertos, sino también tener la demanda, es decir, poder ir abriendo estos mercados con el acompañamiento del gobierno mexicano para poder orientar a los productores de bienes, específicamente perecederos, porque las manufacturas pueden guardarse y pueden irse identificando áreas de oportunidad y si por alguna razón la conectividad con la logística no es de manera regular o tan oportuna como si quisiera, no existe una pérdida y no se afectan a estos bienes.

De acuerdo con Francisco Rosenzweig, quien es socio de White & Case y jefe del Grupo de Finanzas, Infraestructura, Proyectos y Financiamiento de Activos de la Oficina de México, como tal el TMEC no representa un reto logístico, sino simplemente es un reto del tamaño de la economía de México. 

El TMEC es una buena noticia para México y en la medida en la que pueda seguir diversificando sus acuerdos comerciales con terceras economías, me parece que la cadena logística se seguirá fortaleciendo, lo deseable sería no recargar tanto su comercio con Estados Unidos sino buscar también que pueda haber otros socios comerciales en la región asiática o por qué no decirlo en Europa, que nos permitan avanzar en un mayor posicionamiento de los productos mexicanos y por tanto tener una canasta más balanceada de los productos mexicanos en el exterior y no depender tanto de Estados Unidos, puntualizó.

Seguir leyendo

Te Recomendamos